Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

La académica de la Universidad de Santiago, Eugenia Dos Santos, afirma que el Presidente brasileño siempre ha defendido el actuar de las milicias involucradas en el crimen de la activista Marielle Franco, lo que podría perjudicarlo.

A casi un año desde que la concejala de izquierda Marielle Franco fuera asesinada en las calles de Río de Janeiro, dos ex policías militares fueron detenidos por ser los presuntos autores materiales del crimen. El hecho dejó al descubierto supuestos vínculos entre uno de los implicados y la familia del actual Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Eugenia Dos Santos, analista brasileña y académica de la Universidad de Santiago, advierte que, incluso, el hecho podría afectar la base de apoyo del Presidente, lo que considera “gravísimo”. “¿Decir que la base de Bolsonaro se desestabiliza? Yo creo que puede hundirlo totalmente”, señala la académica.

La especialista explica que no son nuevos los lazos entre los Bolsonaro y las milicias compuestas por uniformados y civiles que controlan ciertas áreas de Rio de Janeiro. “En una favela hay dos fuerzas, precisamente donde no llega el Estado: los narcotraficantes y los milicianos. Los últimos entregan seguridad a una comunidad, pero a través de sobornos, asesinatos y exterminios”, explica la académica.

De acuerdo con Dos Santos, la familia presidencial, en general, busca votos justamente en los territorios donde las milicias actúan. Por lo mismo, señala que muchas veces se subentiende que apoya las acciones de dichos milicianos. “Antes se miraba a los milicianos y narcotraficantes como simples delincuentes, pero aquí hay una arista política también”, advierte.

El autor de los disparos que terminaron con la vida de la concejala del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) fue identificado como Ronnie Lessa, un policía militar reformado que habría vivido en el mismo condominio que el presidente brasileño. En ese sentido, indica que se están indagando los vínculos entre el hijo del mandatario carioca –Flavio Bolsonaro, actual senador federal- y la “Oficina del Crimen”, una organización de sicarios milicianos.

En cuanto al actuar de la oposición política brasileña, Dos Santos explica que se está trabajando en crear comisiones investigadoras en el Congreso de dicho país para investigar los vínculos entre políticos y estas organizaciones criminales. “El PSOL quería profundizar en cómo las milicias tienen orientación política también”, comenta.

Finalmente, Dos Santos concluyó que lo mejor que puede hacer el Mandatario brasileño es salir a entregar sus declaraciones al respecto. Franco fue activista defensora de los derechos civiles y de la comunidad LGBT, denunciando las violaciones a los Derechos Humanos en las favelas de Rio de Janeiro perpetradas por las fuerzas de orden.