Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Encuesta Región de Valparaíso.

Las cifras locales revelaron que el 64% de los encuestados consideran que presentar una

licencia médica sin justificación es un delito o delito grave.
El 29% tiene conocimiento de la Ley (20.585) que sanciona duramente, tanto a quienes
otorgan como a quienes usan, irregularmente este documento versus el 71% que no está
al tanto.

En cuanto a cifras nacionales, el 78% identifica esta práctica como perjudicial para los
trabajadores y los usuarios del sistema de salud.

En el marco del cumplimiento de los 6 años desde la promulgación
de la Ley 20.585 sobre otorgamiento y uso de la licencia médica, la empresa Inmune elaboró su
Encuesta Nacional de Percepción de Licencias Médicas, mediante el levantamiento de datos de
Georesearch, con el propósito de dar a conocer la evaluación que tiene la población respecto al
mal uso de subsidios médicos en el sistema de salud. La encuesta abarcó un total de 1067
personas que fueron entrevistadas durante abril a lo largo del país.
En el caso de la V Región de Valparaíso se entrevistó a un universo que abarcó a un total de 133
hombres y mujeres mayores de 18 años, pertenecientes a distintos grupos socio-económicos, con
residencia en la región.
Las cifras locales revelaron que el 69% de los encuestados considera que el uso de licencias
médicas injustificadas es frecuente o muy frecuente. Asimismo, el 64% de los encuestados
considera que presentar una licencia médica sin justificación es un delito o un delito grave.
¿Usted diría que el uso de licencias médicas injustificadas es…?

12%

42%27%
1%
18%

BAJO
FRECUENTE
MUY FRECUENTE
NO SE UTILIZAN
REGULAR

29%

71%

¿Sabía usted que el año 2012 se aprobó una ley que sanciona duramente tanto a
quienes otorgan como a quienes usan dichas licencias médicas?


NO

Asimismo, los encuestados consideraron que los responsables de una licencia médica injustificada
son médico y paciente (73%). Sin embargo, hay distintas opiniones en cuanto a quién aplicar las
sanciones. Por un lado, el 77% está de acuerdo o muy de acuerdo con que existan penas contra
médicos, mientras que el 69% lo está con respecto al paciente.
"Es relevante generar mayor conciencia en la población de la magnitud y el daño que genera el uso
injustificado de licencias médicas o que no se condice con una situación de salud este subsidio e
informar que éste es un delito estipulado en la Ley 20.585, la cual indica que de hacer mal uso se
arriesgan penas de cárcel que van desde los 61 días a los 3 años, además, de multas que alcanzan
hasta los 3,5 millones de pesos. Esta ley sanciona de igual forma al doctor que emite una licencia
sin fundamento médico o que simplemente la vende, como al paciente que la recibe o la compra”,
señala el gerente legal de Inmune, Rodrigo Varela.
Solo el 29% tiene conocimiento de la Ley 20.585 que sanciona duramente tanto a quienes otorgan
como a quienes usan irregularmente este documento, versus el 68% que no está al tanto de lo que
dicta la Ley.

Ante la pregunta, ¿de dónde salen los fondos para el pago de las licencias? El 55% de los
encuestados saben que provienen del 7% de cotizaciones de todos los chilenos.
Como dato anexo, el 51% de los encuestados considera verdadero que las licencias médicas han
aumentado en el último tiempo. Cuando se les consulta sobre su percepción sobre el uso de
licencias médicas injustificadas, el 74% cree que quienes las utilizan no sienten remordimiento,
pero en el caso de ser ellos quienes presentaran una, el 78% asegura que sentiría mucho
remordimiento por estar incurriendo en un delito.

RESULTADOS NACIONALES

La encuesta en total abarcó a 1.067 personas que fueron entrevistadas durante abril a lo largo del
país. Dentro de sus principales resultados, se encuentra que un 66% considera frecuente o muy
frecuente el uso de subsidios de salud injustificados. En tanto un 66,3% considera que presentar
una licencia médica sin estar enfermo es un delito o un delito grave, sin embargo, solo un 20% lo
considera una falta y un 3,4% lo cataloga como un acto legítimo.
Asimismo, un 51% considera que este delito ha aumentado en los últimos años y un 70%
desconoce que en 2012 se aprobó la Ley 20.585 que lo califica como tal.
Pese a que existen encuestados que no consideran una falta presentar una licencia médica
injustificada, existe un 69% que considera este acto igual de grave que adulterar los medidores del
agua o la luz, un 68% que cree que es tan grave como evadir impuestos no dando boletas, un 66%
lo compara con la gravedad del robo hormiga y un 64% considera que equivale a subirse al
transporte público sin pagar.
Uso y sanciones
Un 69% tiene conocimiento de que tanto el doctor como el paciente tienen el mismo grado de
responsabilidad penal frente a la emisión y presentación de una licencia médica injustificada. Solo
un 13% considera que la responsabilidad recae únicamente en el doctor y un 4% responsabiliza al
paciente de este delito.
En la misma línea un 76% está de acuerdo o muy de acuerdo con que existan duras penas para los
médicos que emiten subsidios injustificados y un 71,13% está de acuerdo o muy de acuerdo con
que el paciente sea sancionado con duras penas.
Con relación a quiénes son los afectados por el mal uso de las licencias médicas, un 85% considera
que Fonasa; un 81% los trabajadores, un 76% las Isapres y un 71% empleador.
En cuanto a los protocolos del uso de licencias médicas, los resultados son positivos, puesto que el
80% de los entrevistados sabe que el subsidio, si es de Fonasa o de isapre, debe ser apelado en la
Compin y solo un 11% no sabe o no responde. Mientras, el 7% piensa que debe hacerse en la
isapre.
Acerca del financiamiento del subsidio, el 56% de los entrevistados tiene conocimiento de que se
financian con el 7% de las cotizaciones de todos los chilenos, pero un 19% no sabe o no responde.
En cambio, el 13% cree que se hace con fondos de las isapres y el 9% con fondos del Estado.