Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El día miércoles 4 de julio alrededor de las 7 de la mañana Amelia Rayén Salazar Jorquera de 1 año y 9 meses, fallece en el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, en condiciones que se encuentran actualmente bajo investigación. Antes de llegar ahí, Amelia pasó 20 días tratándose en el sistema de salud pública y privado, con sus controles y vacunas al día, a excepción de la dosis de influenza por problemas médicos. Fueron en total seis profesionales de la salud quienes indicaron tratamientos que fueron seguidos por sus padres, pero que no dieron buenos resultados.

Si bien la ficha clínica de Amelia, entregada por el Hospital Carlos Van Buren y CESFAM Las Cañas, apunta a que los protocolos fueron llevados a cabo correctamente, existe un sentimiento de vulneración de derechos de Amelia y de sus padres. Por estos motivos, lo ocurrido con Amelia se encuentra en proceso de investigación sumaria dentro de las instituciones.

Así mismo, se debe aclarar que al momento de requerir hospitalización en UCI, no habían camas disponibles en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital. Según lo que se le informó a los padres, ni a nivel regional en instituciones de salud pública y privada, quedando en evidencia la precariedad del sistema de salud público.

Como Centro Comunitario Las Cañas estamos muy agradecidos de los gestos de solidaridad, cariño y respeto hacia la familia por parte de nuestros vecinos/as y organizaciones sociales, en estos momentos tan dolorosos. Estaremos informando sobre nuevos antecedentes que surjan a partir del proceso de investigación y las acciones colectivas y populares que realizaremos.

Queremos manifestar que estamos seguros que la falta de camas en los hospitales, es un ejemplo de la crisis del sistema de salud pública, recibiendo prácticas deshumanizadoras en el trato hacia usuarios/as y familiares. Entre otras falencias que padece la salud en Chile.

Finalmente, creemos que es fundamental la construcción del nuevo CESFAM Las Cañas, que a cuatro años del megaincendio, aún no tiene terreno para su reconstrucción. Hacemos un llamado a las autoridades para dar prioridad a este espacio de salud, pues en él se atienden la mayoría de niñas y niños del sector, que al igual que Amelia, sufren las mismas enfermedades respiratorias durante el invierno.

¡Basta! no queremos que nuestras niñas y niños sigan muriendo

¡Salud digna para todos y todas!

Centro Comunitario Las Cañas, familiares y amigos

Cerro Las Cañas, Valparaíso.