Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Es sin duda uno de los líquidos más importantes del auto y debe ser revisado
constantemente. Su trabajo principal es lubricar todas las piezas del motor,
reduciendo la fricción y evitando desgaste y que se sobrecaliente el motor.
Al momento de hacer el cambio de aceite es fundamental seguir las recomendaciones del
fabricante y del mecánico de turno, pero ¿sabes distinguir cuál es el mejor lubricante para
tu motor? Existen dos tipos de aceites, los minerales y los sintéticos. Si bien ambos son
hidrocarburos, unos provienen de derivados del petróleo, donde la diferencia principal
radica en los procesos de refinación, y otros son base gas natural (tecnología GTL).
“Los aceites minerales, también conocidos como convencionales, tienen una vida útil de
10 mil kilómetros promedio y se presentan en variedades formuladas para vehículos que
poseen un mayor desgaste. En tanto, los aceites sintéticos, si bien tienen un precio más
elevado que los minerales, resisten mayores temperaturas y condiciones severas que los
convencionales. Son capaces de mantenerse fluidos a muy bajas temperaturas y, en
condiciones normales, tienen una vida útil muy superior a 10 mil kilómetros”, explica Justo
Verdejo, subgerente de ventas industriales de ENEX, macro distribuidor de lubricantes
Shell en Chile.
Los fabricantes de autos han ido reduciendo paulatinamente la viscosidad en los
lubricantes que recomiendan, llegando actualmente productos en torno al 5W-30 y 0W20,
viscosidades que sólo se pueden lograr con los productos sintéticos.
“La tendencia hacia productos con viscosidades menores es básico para avanzar en
economía de combustible, ya que a menor viscosidad, más baja es la resistencia para
mover las piezas dentro del motor”, asegura Verdejo. A continuación, el experto de ENEX
entrega una serie de consejos a tener en cuenta:
• El cambio estándar de aceite es cada 10.000-15.000 kilómetros, pero siempre es
bueno revisar el nivel y la calidad de aceite cada 3.000 kilómetros aproximadamente.
Debe hacerse con el motor en frío y con el vehículo nivelado.
• Al momento de hacer el cambio de aceite hay que utilizar el lubricante que el
fabricante recomienda en el manual del vehículo. Es importante respetar la viscosidad y
especificaciones recomendadas, aun cuando el mecánico sugiera cambiarlas.
• En condiciones de uso óptimas, los lubricantes que se recomiendan en el
segmento automotriz son semi-sintéticos 10W40 y sintéticos en torno al 0W-20, 5W-30 y
5W-40.
• Para reducir las emisiones de los autos diésel se recomiendan los lubricantes
bajos en cenizas sulfatadas. Se conocen como lubricantes Low SAPS y son un aporte
efectivo para bajar la contaminación por emisiones del motor.
• Tenga presente que la caja de cambios utiliza un aceite distinto al lubricante para
motor. Su cambio promedio es cada 300 mil kilómetros y la recomendación es hacerlo en
el taller de la marca ya que es un proceso más delicado. Debe tenerse en cuenta que
existen lubricantes para cajas mecánicas y otros distintos para las manuales.