Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El vicepresidente nacional de Amplitud recordó que en su época de Gobernador de Antofagasta catastró casi al total de las personas que trabajaban en la calle, lo que permitió conocer quiénes tenían órdenes de detención pendiente.
Eso sí, el ex Gobernador Regional aclaró que “no todas las personas que trabajan en las esquinas limpiando vidrios, o los comerciantes ambulantes, son delincuentes. Hay personas honestas que trabajan para solventar su hogar”.
Imagen integrada 1
“Penoso, triste y vergonzoso”, así calificó el vicepresidente de Amplitud, Constantino Zafiropulos, el cobarde asesinato de una persona, por el simple hecho de no aceptar que un sujeto le limpiara el parabrisas de su camioneta.

Los hechos ocurrieron a plena luz del día y en una de las zonas más transitadas de Antofagasta, cuando Pedro Jeria, de 65 años, fuera agredido con un palo en la cabeza, al rechazar que una persona – con 102 detenciones- le limpiara los vidrios delanteros de su vehículo.

Constantino Zafiropulos, ex Gobernador Provincial de Antofagasta, recordó que “en mi época de Gobernador, se bajaron todos los índices de delincuencia. Éste fue un trabajo realizado con esmero y ahínco, junto con las policías y prácticamente todos los servicios públicos y municipales de la ciudad”.

El actual vicepresidente de Amplitud reveló que “teníamos un 89% de las personas que trabajan en la calle catastradas. Sabíamos su procedencia y si tenían órdenes de detención pendiente. Sacamos a mucha gente de circulación”.

Debido a esto, Zafiropulos, quien es candidato a diputado por Amplitud, enfatizó que “acá falta un trabajo más serio y responsable de parte de la autoridad, léase la Gobernación”.

Eso sí, el ex Gobernador Regional aclaró que “no todas las personas que trabajan en las esquinas limpiando vidrios, o los comerciantes ambulantes, son delincuentes. Hay personas honestas que trabajan para solventar su hogar”.

Por último, Constantino Zafiropulos envió sus condolencias a la familia y cercanos de Pedro Jeria, contratista cobardemente asesinado ayer.