Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Una emprendedora saliendo de casa se ve sorprendida, en su trayecto, por diferentes vecinos que
la van aplaudiendo. Aparece el destino: La inauguración de su local comercial, donde su familia y el
barrio la aplauden por su emprendimiento consolidado, transformándose así, en un ejemplo de
vida y en una de las miles de razones para aplaudir. Ella necesitaba un “empujón” para lograr sus
sueños y fue en Fondo Esperanza (FE) donde encontró la confianza y el apoyo para cambiar su
realidad y la de su familia.
Esa mujer es una de los más de 110 mil emprendedores que actualmente son parte de la
comunidad de emprendimiento solidario más grande de Chile, quienes son razón de orgullo y
merecen este reconocimiento.
En cada una de las 248 comunas donde está presente Fondo Esperanza, entre Arica y Chiloé,
encontramos a una emprendedora como la protagonista de la Campaña de FE 2017. Desde
tejedoras hasta mecánicos, coleros de feria hasta comerciantes establecidos, cuyo factor en
común, es que estando un gran porcentaje de ellos excluidos del sistema financiero tradicional,
encontraron en Fondo Esperanza una oportunidad para desarrollar sus negocios.
Para la institución de desarrollo social, los microempresarios son el motor para el desarrollo del
país, representando un cuarto de la fuerza laboral de Chile. Son generadores de empleo, creadores
de nuevas realidades y fortalecedores de sus comunidades, especialmente en sectores
vulnerables.
Por ello y 110 mil motivos más, es que queremos reconocer con un gran aplauso a todos los
emprendedores que hacen que el esfuerzo personal y comunitario se vea reflejado en vidas
admirables y dignas de seguir.
En los conciertos, cuando hay una ovación, las personas gritan “bravo, bravo”. Hoy nos ponemos
de pie para hacer lo mismo por los emprendedores de Chile.

PILAR EGAÑA VIAL
GERENTA DE COMUNICACIONES DE FONDO ESPERANZA