Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Si Marcela Aranda es tan limpia, se preguntó Zúñiga, entonces “…porqué uso la plata de todos los chilenos para operar políticamente”.

La actual presidenta de la ANEF Región de Valparaíso y precandidata a Diputada por el Distrito 7 que entre otras comprende las comunas de Viña del Mar, San Antonio, Casablanca y Valparaíso en medio de las manifestaciones y contramanifestaciones ocurridas en el marco de la llegada a la ciudad puerto del controvertido bus, financiado por una ONG extranjera, que postula su rechazo a lo que llama la “ideología de género” lanzó un verdadero misil contra la conservadora vocera de la iniciativa, Marcela Aranda, que rechaza el que en las educación de niñas y niños se mencione la existencia de la diversidad de género y opciones sexuales.

La líder sindical recordó que hace un par de años la ANEF presentó una acusación contra Aranda por mal uso de recursos públicos durante el gobierno de Sebastián Piñera, en la que se denunciaba que la vocera mientras tenía un contrato en la SEREMI de Salud de la Región de Valparaíso cobrando sobre 1,3 millones de pesos ofició en la práctica como operadora política de prominentes parlamentarios de derecha y que nunca se apareció por la repartición pública y que menos cumplió función alguna.

En efecto, Mabel Zúñiga al respecto dijo “…quiero señalar, que esta señora, Marcela Aranda,que aparece como vocera fue denunciada por los trabajadores públicos, nosotros la denunciamos porque durante todo el gobierno de Piñera sin trabajar para el Estado de Chile recibipo recursos, desde la Seremía de Salud, de un millón y medio mensual para hacer activismo y operación polpitica con los senadores de la derecha al interior del parlamento, fue denunciada a la Contraloría y de eso provino un proceso judicial”.

Si Marcela Aranda es tan limpia, se preguntó Zúñiga, entonces “…porqué uso la plata de todos los chilenos para operar políticamente”.

La causa en la que se están ventilando las denuncias en contra de Aranda, se encuentra en la Fiscalía Local de Valparaíso, no obstante reconocerse las situaciones irregulares en la SEREMI de Salud de Valparaíso no se advierte mayor interés en reavivar judicialmente estos casos, en los que Marcela Aranda, de acuerdo a versiones de funcionarios, se habría embolsado alrededor de 60 millones de pesos.