Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

A partir de una Ordenanza Municipal que entró en vigencia a principios de este mes, en Viña del Mar existe ahora un incremento en las multas para quienes ejerzan sin permiso y de manera ilegal alguna actividad comercial en la vía pública. Pero además surgió un nuevo elemento a sancionar: a las personas que compren en el comercio ambulante.

Macarena Urenda, concejal de Viña del Mar, explicó que “en el Concejo Municipal se aprobó hace poco una nueva Ordenanza para regular la presencia de vendedores ilegales y de artistas callejeros en lugares públicos de Viña, principalmente el plan de la ciudad y Reñaca. Era necesario hacer este ajuste porque estamos continuamente observando cómo se viola la ley y cómo se trasgreden las normas, lo que naturalmente afecta negativamente a los habitantes de la comuna”.

Respecto a las multas para las personas que compren en el comercio ambulante, las cuales están establecidas en 5 UTM, Urenda subrayó que “es duro sancionar a los compradores y es una decisión que nos ha costado tomar. Sin embargo, lo hacemos como una forma de acabar con este problema en la vía pública, ya que cuando no hay demanda se acaba la oferta del comercio ambulante, y en ese sentido nosotros tenemos que tratar de ser justos. Los comerciantes ambulantes están compitiendo en desigualdad de condiciones con los comerciantes establecidos, que tienen pagar impuestos, dar boletas, pagar arriendos, gastos de mantenimiento, entre otros”.

La concejal agregó que “esta medida es dura pero absolutamente necesaria. Vale recordar que se están dando permisos en los sectores altos de la ciudad, pero se debe conseguir la autorización en el municipio para poder vender en las calles. En esos sectores en muchas ocasiones no hay otras alternativas de comercio a diferencia del centro de la ciudad. Por ejemplo, en la Calle Valparaíso existen bastantes locales establecidos que se han visto fuertemente perjudicados por el comercio ambulante”.