Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El académico de la Universidad de Santiago de Chile, Claudio Avendaño, sostiene que la medida planteada por el alcalde Joaquín Lavín “resuelve el problema micro de su municipio, pero no contribuye a resolver o atenuar el narcotráfico que, justamente, lo padecen los sectores más bajos”.

La tarde de este jueves, el Consejo Municipal de Las Condes analizará la propuesta del edil de la comuna, Joaquín Lavín, de quitar a los reincidentes por narcotráfico mayores de 30 años los beneficios sociales que entrega el municipio –entre ellos, el derecho a postular a una vivienda-.

El sociólogo y académico de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Santiago de Chile, Claudio Avendaño, reconoce que esta medida puede haber nacido de una demanda ciudadana como señala el alcalde. No obstante, indica que el principal conflicto que plantea la disposición es que terminará endilgando a otros sectores el problema del narcotráfico que existe en Las Condes.

“Hubo en la década de 1980 un programa de erradicación de campamentos que terminaron siendo distribuidos en La Pintana, San Bernardo, Puente Alto, etcétera. Por lo tanto, se solucionó el problema de Las Condes, pero se segregó la ciudad”, compara.

“La municipalidad de Las Condes está resolviendo el problema de sus vecinos, pero ¿dónde va a ir esta gente?”, cuestiona Avendaño. “Esto es una solución que resuelve el problema micro de Las Condes, pero no contribuye a resolver o atenuar el problema del narcotráfico que, justamente, lo viven los sectores más bajos”, sostiene.

“Esta medida no contribuye a la solución. Es cortoplacista y de alcance limitado”, critica.

Derechos universales

Por otra parte, el sociólogo advierte que la medida atenta contra los derechos sociales que son universales a la especie humana. “Es decir, que por el hecho de ser seres humanos, tenemos derecho a salud, educación, vivienda, etcétera”, ejemplifica.

En ese sentido, “los derechos sociales entrarían en cuestión con una decisión de este tipo, por muy bien intencionada que esté”, explica.

“Todos estos problemas sociales son multidimensionales y requieren miradas de políticas públicas en temas de vivienda, salud, educación, etcétera. No es algo que se resuelva con una sola medida”, afirma el sociólogo.

“Siendo que es un problema multidimensional y complejo, una medida de este tipo no contribuye significativamente a resolver el problema”, concluye.