Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Al cumplirse dos años del devastador incendio que afectó a Valparaíso y que dejó 15 muertos y 12 mil damnificados, como Izquierda Libertaria – Sección Valparaíso, nos pronunciamos ante la realidad social del territorio porteño:

El gran incendio que afectó a siete cerros de Valparaíso entre los días 12 y 16 de abril de 2014, convirtiéndose en uno de los siniestros urbanos de mayor envergadura en la historia de nuestro país, dejó al descubierto una realidad oculta tras la declaración de Patrimonio de la Humanidad el año 2003. Realidad invisibilizada tras el carácter turístico y patrimonial de la ciudad, condición que hoy está por fuera de los estándares en relación a la calidad de vida del patrimonio humano.

Las lógicas impulsadas por el llamado “Plan de Reconstrucción” - con una inversión de 510 millones de pesos - se pensaron dentro de un proceso integral y que debía desarrollarse a escala ciudad, conectividad, condiciones ambientales, seguridad y espacios públicos. Sin embargo, a dos años de ocurrida la catástrofe, la concreción de este plan presenta vacíos importantes, negligencias a nivel de gobierno central y municipal, y un estado de avance precario e irregular.

Lo anterior, queda en evidencia con las más de 500 familias que a la fecha continúan esperando sus viviendas. La burocracia institucional y las características naturales del territorio porteño nunca antes consideradas en la planificación urbana, han sido algunas de las principales limitantes en el proceso de reconstrucción. Por lo que los escenarios de habitabilidad se continúan cimentando en relación a lógicas de emergencia y no en función de una mirada a largo plazo que se enmarque en las particularidades del territorio. Valparaíso hoy continúa en la incertidumbre, incapaz de vislumbrar si están o no las condiciones para enfrentar una posible próxima catástrofe. Nuevamente se reconstruye una ciudad para la emergencia.

Es por esto que como Izquierda Libertaria rechazamos profundamente el estado de abandono y deterioro progresivo que consume a nuestra comuna, tras años de gestión corrupta y negligente. Los soportes que los barrios requieren, como conectividad, escuelas, consultorios y áreas verdes, continúan relegados de las partes altas y de mayor riesgo, reproduciendo la lógica de pensar la ciudad desde abajo hacia arriba.

Rechazamos también la determinación del Fiscal Cristián Andrade, quien tras la investigación que buscaba encontrar a los responsables del siniestro resolvió cerrar la causa. Hecho que sin duda contribuirá a la invisibilización del estado actual del proceso de reconstrucción, que más allá del incumplimiento habitacional, continúa levantando una ciudad que segrega y no reconoce la identidad territorial porteña.

Estamos convencidos de que el verdadero patrimonio de Valparaíso son sus hombres y mujeres, quienes sostienen y hacen renacer una ciudad en abandono. Quienes con su trabajo han logrado autogestionar espacios de organización y colaboración que hoy tienen una proyección inminente en relación a la toma de decisiones dentro del territorio y la comunidad. Actualmente, las y los porteños se sobreponen a la tragedia no gracias a soluciones gubernamentales, sino que a través de su autodeterminación.

La crisis social, consecuencia de la catástrofe, surge para evidenciar una vez más a la crisis política como primer eslabón de esta cadena. En este sentido, el desafío es volver a repensar Valparaíso como ciudad única y establecer una política urbana local que permita solucionar de raíz cada uno de los problemas sociales, ambientales, y urbanos, confluyendo hacia políticas públicas para la comunidad y su territorio.

Hacemos también un llamado a todas las fuerzas sociales y políticas de la comuna a unirse en el trabajo por una mejor calidad de vida para la Ciudad Puerto. Entendiendo que solo la organización desde el territorio permitirá sobreponerse a las condiciones adversas que presentan estas históricas circunstancias donde, más allá de los subsidios no entregados o las construcciones abandonadas, existe la oportunidad de mirar a Valparaíso desde su historia y su gente.

Izquierda Libertaria
Sección Valparaíso