Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

La representante legal de la Feria Mayorista El Belloto, Carolina Farías, llegó esta mañana hasta la oficina de partes de la municipalidad de Quilpué para solicitar que el alcalde Mauricio Viñambres se pronuncie respecto al actuar de funcionarios municipales que notifican a los locatarios indicando que ejercen “actividad comercial sin permiso municipal”.
En las notificaciones no se explicaría la norma legal u ordenanza que se está incumpliendo. "Lo extraño es que los comerciantes vienen acá a cancelar ese permiso pero no les reciben el pago, entonces, la idea de este requerimiento es saber bajo qué reglamento o norma se están cursando estas notificaciones", señaló Farías.
La representante también acusó al jefe comunal de hostigamiento y de tener la intención de que la feria salga de ese sector. “El hostigamiento por parte de él nos está causando bastante problemas porque los comerciantes no trabajan tranquilos en ese lugar y están con la incertidumbre de que algún día eso se va a terminar", detalló.
Los locatarios de la Feria Mayorista piden que el municipio cree una ordenanza para trabajar en el recinto donde se desempeñan actualmente porque “la ordenanza actual solo rige para la feria como bien de uso público y no para un recinto privado como es lo que nos corresponde a nosotros", sentenció Farías.