Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Durante la mañana de hoy, jueves, 09 de noviembre, 100 propietarios de departamentos Serviu del Condominio “Estrella del Norte” de Belloto Norte de Quilpué, presentaron una demanda colectiva en contra de la empresa inmobiliaria Altes S.A. y de la Municipalidad de Quilpué, por indemnización de perjuicios por un monto superior a los 500 millones de pesos, por concepto de deterioros en sus departamentos y en espacios comunes desde el momento de su entrega, hace un año atrás.

Las demandas fueron presentadas en el Primer Juzgado de Letras de Quilpué por 100 propietarios de un total de 120. Y, esto, después de haber reclamado en todas las instancias una solución a roturas de cañerías y de pisos, aparición de hongos y grietas en las paredes, filtraciones y espacios comunes sin obras terminadas.

A ello, se suma que en muchos departamentos se pudo medir que los metros cuadrados terminados y entregados eran menores a los publicitados y a los contratados. Para ello, se contó con la ayuda de Pedro Sariego Pastén, candidato a senador por la Quinta Región; y Manuel Cárdenas Cancino, candidato a diputado por el Distrito N° 6, ambos ingenieros civiles, quienes visitaron las obras y pudieron percatarse de las anomalías.

Al respecto, el exseremi de Obras Públicas de la Quinta Región, Pedro Sariego, señaló “en el recorrido que hemos hecho, hemos constatado una serie de deficiencias urbanísticas en la zona. Uno de los casos más graves es el de “Estrella del Norte”. Aquí, hay detalles constructivos catastróficos en la obra, que fue desarrollada en parte de un lecho seco de río, que en temporada de lluvia recobró su caudal, y parte importante de eso no solamente viene por arriba sino que también por abajo. Hay una especie de sello al terminar el flujo, y el agua tiende a aposarse. Por consiguiente, por capilaridad el agua sube y los inmuebles están completamente húmedos. Además, por lo menos la mitad de la comunidad huyó del fuego y las cenizas de los incendios de Valparaíso, compró con el subsidio acá, y hoy día tiene un problema de humedad y hongos”.

Por su parte, el ingeniero Manuel Cárdenas, indicó que “se hizo una intervención en un cauce natural. Hay dos cauces y uno se obstruyó y se desvió al cauce mayor, pero con la lluvia cedió el pretil que le hicieron, se rompió y provocó la inundación. Esto queda claramente a la vista cuando uno va a terreno y puede visualizar dónde comienza y termina el cauce, y dónde se emplazaron los edificios. Ese emplazamiento se hizo sobre el cauce, lo que significa que no sólo cuando llueve hay flujo subterráneo. Ese flujo existe, pero se le hizo un muro de hormigón armado al término del condominio, por lo tanto ahí sube el agua por capilaridad, como dice Pedro Sariego”.

A su vez, el abogado patrocinante de la causa, Christian Véliz, explicó que “ésta es una demanda colectiva de 100 propietarios de Villa “Estrella del Norte” de Belloto Norte, quienes hace un año y medio han recibido departamentos nuevos, construidos como mandante Serviu y por la empresa Altes S.A. y que fueron recensionados por la Municipalidad de Quilpué, que en menos de un año empezaron a mostrar una serie de desperfectos y averías que significaban que el condominio no fuera lo que se había contratado. Averías desde el punto de vista técnico y comercial, por cuanto no se ha cumplido con el contrato. Esto ha significado que después de muchas conversaciones con diversos actores involucrados y no encontrar una solución, la gente del condominio tomó la decisión de hacer esta demanda civil de indemnización de perjuicios en contra en primer lugar de la empresa inmobiliaria y constructora, pero también en contra de la Municipalidad, cada uno por su responsabilidad toda vez que la Municipalidad no ejerció su labor fiscalizadora al momento de la recepción de las obras de forma definitiva”.

Cecilia Flores, delegada del condominio, quien asistió junto a 15 representantes de las 100 familias, señaló que “cuando nos vendieron este proyecto, todo súper lindo, unas maquetas hermosas. Hay gente que viene del megaincendio de Valparaíso, otra que compró en forma particular y que paga dividendos por 20 años. Lo que nos ofrecieron no es lo que nos entregaron. Nos prometieron un condominio y nuestras escrituras son de viviendas sociales, nos prometieron áreas verdes y cierre perimetral, departamentos buenos, y a la recepción ni siquiera estaban limpios, estaban sucios y con cerámicas rotas. Con el paso del tiempo, se empezaron a llenar de hongos, porque no están impermeabilizados, entonces, hemos tenido muchos problemas. Hay niños que sufren de asma por los hongos y a causa de todos los problemas que hemos tenido por las lluvias”, puntualizó