Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El certamen deportivo reunió a más de 70 alumnos y alumnas de la comuna, quienes pusieron en práctica todo lo aprendido durante los talleres en los que participaron durante el presente año.

Una gran jornada deportiva se vivió en la Plaza Arturo Prat de Quilpué, lugar en donde se desarrolló el Primer Torneo Interescolar de Tenis, certamen organizado por el destacado entrenador deportivo Horacio de la Peña, que vino a dar cierre al programa “Masificando el Tenis”, iniciativa que durante este año logró beneficiar a más de 2 mil alumnos pertenecientes a colegios municipales de la comuna.

Las clínicas deportivas comenzaron con capacitaciones a los profesores de educación física, preparando a los docentes en el aspecto teórico y práctico del tenis, para que estos impartieran clases de esta disciplina deportiva que se espera pueda ser incorporada a la malla curricular de los establecimientos educacionales Municipales

“Estoy realmente muy contento, no solo por la gran cantidad que chicos que hemos iniciado en el tenis, sino por el entusiasmo y preocupación que ha puesto tanto el alcalde, como la Corporación Municipal, para seguir ayudando a que los niños sigan conociendo el tenis a través de los talleres. La idea es que todos los chicos de Quilpué tengan la oportunidad de comenzar en el tenis y si les gusta, de poder practicarlo”, comentó Horacio de la Peña.

A través de esta iniciativa se busca educar a los niños en un estilo de vida saludable, así como también, potenciar el tenis a través de la creación de escuelas municipales a nivel nacional. En este contexto, la Municipalidad de Quilpué apostó por este innovador programa deportivo, para así fomentar nuevas disciplinas deportivas en la comuna.

“Buena la iniciativa, ya que es positivo que los niños aprendan otro deportes. Acá el tenis es un deporte de superación de equipo, pero en cuanto a logro, individual, entonces los niños al saber esto, hacen más énfasis en su superación, en que les salga bien. Lo importante es que los apoderados apoyen, porque a veces hay talleres donde se inscriben 20 niños y después terminan quedando 7, porque algunos padres creen que el fútbol lo es todo, pero no es así”, mencionó Mirallen Hernández, apoderado del Colegio Darío Salas.