Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Gobernador Provincial César Barra, junto a carabineros y
encargados de seguridad, realizaron revisión al estadio Lucio
Fariña Fernandez.
Un total 6.500 personas es el aforo para el partido entre San Luis y
Universidad de Chile, encuentro programado para las 17:30 horas de
mañana jueves 14 de septiembre en el estadio Lucio Fariña
Fernández de Quillota, válido por la Copa Chile.
El gobernador César Barra, junto a carabineros de la Comisaría de
Quillota, encargados del club San Luis, empresa de seguridad y
funcionarios del estadio realizaron una reunión de coordinación y
posterior recorrido del recinto deportivo, para planificar el dispositivo
que se instalará tanto en las inmediaciones como en el interior del
estadio.
La autoridad provincial explicó que el partido fue calificado como clase
B, por lo que se han adoptado las medidas necesarias para la
seguridad de los asistentes al recinto deportivo, como en las
inmediaciones del estadio.
“Como es tradicional vamos a abrir las puertas del estadio dos horas
antes del partido. Se han dispuesto de los servicios de carabineros,
para el traslado de la hinchada de Universidad de Chile, además de
dispositivos en la ciudad para que un espectáculo que tiene una
concurrencia masiva no genere inconvenientes en la ciudad”, explicó
el gobernador Barra.
La distribución de los hinchas es la siguiente: los parciales de San Luis
se ubicarán en la tribuna Pinto (Andes) con una capacidad de 2.500

personas, los hinchas visitantes se ubicarán en la galería Arauco con
un aforo de 2.200 espectadores, en tanto en la tribuna pacifico o mixto
(Bulnes) podrán ingresar 1.800 personas.
La venta de entradas para los hinchas visitantes sólo se realiza on
line, en tanto para los fanáticos de San Luis la venta se realiza en la
sede del club y mañana no habrá venta de entradas en el estadio.
El capitán Gerardo Henríquez, jefe de la Cuarta Comisaría de
Carabineros de Quillota, explicó que como es habitual para estos
partidos de alta convocatoria, se dispondrá del control del perímetro
del estadio y el acceso de las hinchadas.
Carabineros dispondrá de un cierre perimetral al recinto, además de
otras medidas para garantizar la seguridad de las personas que
asistan al recinto deportivo quillotano.
“El llamado de Carabineros es que si no tiene entradas no asista al
recinto, porque se realizarán filtros de control, y sólo que podrá
acceder con entrada en mano y cédula de identidad”, explicó el
capitán Henríquez.
Se dispuso además de la prohibición de venta de alcohol, en todo el
recinto del estadio municipal de Quillota y en un perímetro de cinco
cuadras alrededor de dicho recinto deportivo, desde las 13:30 horas y
hasta las 19:30 horas.