Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Con una ceremonia se instauró -por primera vez- la entrega del Premio al Aporte en la
Relación Chile-China otorgado al ex Presidente de la República Eduardo Frei Ruiz-Tagle.
Con la presencia de autoridades de educación superior y de gobierno, el Instituto Confucio de
la Universidad Santo Tomás (IC UST) celebró 11 años de vida, con una ceremonia celebrada en
el Centro Regional de Institutos Confucio para América Latina (CRICAL).
La jornada inició con una presentación Lilian Espinoza, directora ejecutiva de IC UST que dio
cuenta de la gestión del presente año además de una revisión histórica, en la que destacaron
varios estudiantes, denominados “embajadores Confucio”, quienes gracias al aprendizaje del
chino mandarín, han alcanzado un cambio en sus vidas tanto en el plano personal como
laboral.
Esta realidad inspiró la instauración del Premio al Alumno Sello IC UST, en la búsqueda por
reconocer a aquellos estudiantes que han demostrado un destacado interés en el aprendizaje
del idioma chino mandarín. En esta primera edición, la ganadora de este galardón fue Fabiola
Sepúlveda, laboratorista químico industrial titulada en el Centro de Formación Técnica de
Santo Tomás Viña del Mar.
“Es lindo recibir esta distinción luego de formar parte del IC UST por seis años, mi segundo
hogar, tiempo en el que he logrado formar lazos que han perdurado en el tiempo. Siempre dije
que si sembraba en algún momento tendría mis frutos y ahí estaba yo, un 2 de septiembre, de
pie frente a Zhenjiang University, gracias a la beca del instituto”.
La segunda distinción, Premio al Aporte en la Relación Chile-China, se creó con el objeto de
reconocer el apoyo académico brindado al IC UST y al acercamiento cultural en la relación
Chile-China. Obtuvo este galardón el ex Presidente de la República, embajador extraordinario y
plenipotenciario para el Asía Pacífico, Eduardo Frei, quien además es Presidente honorario del
Consejo Asesor de CRICAL.
“Quiero agradecer y brindar un gran saludo al Instituto Confucio y a la Universidad Santo
Tomás, quien tuvo la visión de apuntar al Asía-Pacífico hace más de una década, en tiempos en
que nadie creía en las oportunidades que se podrían alcanzar”, señaló en su discurso de
agradecimiento.
Además, el expresidente aprovechó la ocasión para comentar la reciente participación de
nuestro país en el Chile Week China 2018. “El gran proyecto que representa el espíritu de la
estrategia one belt one road es la construcción de una fibra óptica entre ambos países, de la
cual hay señales cada vez más positivas para pensar en su concreción en un futuro cercano”.
Durante la jornada se presentó la conferencia “Hacia una relación inteligente con China en
blanco y negro”, a cargo de Mario Ignacio Artaza, consejero del Servicio Exterior, especializado
en asuntos económicos y comerciales, quien ha desempeñado funciones diplomáticas en
misiones de Chile en Singapur, Beijing y Hong Kong.
En una aplaudida ponencia, el diplomático realizó un análisis de la actual relación que existe
entre nuestro país y China, además del escenario comercial en el que convive el país oriental

con EE.UU. “Me siento orgulloso de poder aportar en materias que todos cómo chilenos
deberíamos saber, espero que muy pronto existan muchas más personas que puedan hablar
de China en Chile”, cerró Artaza.
Sobre el Instituto Confucio
El Instituto Confucio se inauguró el 21 de noviembre del año 2007 en Viña del Mar. En la
actualidad cuenta con 19 sedes de Arica a Punta Arenas gracias a la plataforma Santo Tomás,
lo que ha permitido, solo en este 2018, el aprendizaje de cerca de 2.000 alumnos, además del
desarrollo de más de 200 actividades culturales de origen chino, en las que han podido
participar más de 60 mil personas.