Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Alumnos de chino mandarín de Antofagasta, Ovalle, Santiago, Viña del Mar, Rancagua, Talca, Chillán, Los
Ángeles y Punta Arenas participan del programa Campamento de Verano, impulsado por sexto año
consecutivo por el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás (IC UST).
Con las maletas cargadas de sueños e ilusiones, 20 estudiantes de diversas ciudades del país entraron a la sala
de embarque del Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez, en la antesala de la gran
aventura que están a punto de comenzar.
Por cerca de tres semanas serán parte del Campamento de Verano, uno de los programas con los que cuenta el
IC UST y que los llevará a recorrer diversos sitios de interés turístico del gigante asiático además de una
pasantía en la Universidad de Anhui, institución socia de la Universidad Santo Tomás.
Patricio Araya, titulado de Técnico en Enfermería en el IP-CFT Santo Tomás Ovalle y parte de la comitiva
nacional, nos relata sus sensaciones tras conocer que su postulación había sido aprobada. “Me costó creerlo y
no lo divulgué a medio mundo porque la noticia es bastante grande y no todos lo iban a dimensionar. Vamos al
otro lado del mundo, es toda una aventura”, confiesa el profesional, quien además es voluntario de la Cuarta
Compañía de Bomberos de Ovalle.
Para Angie Gutiérrez, ingeniera en Comercio Exterior del IP-CFT Santo Tomás Santiago, esta es una oportunidad
que le ayudará a potenciar sus labores en su actual empleo. “Hace tres años que trabajo en la empresa
TREMAC y trato con chinos por email y teléfono todo el tiempo, por lo que pienso que me abrirá puertas que
me impulsarán a un crecimiento laboral y profesional”.
Primera parada: Hefei
La delegación inicia su travesía en Hefei, ciudad donde se ubica la Universidad de Anhui. En este lugar los 20
estudiantes alojarán y serán parte de la comunidad estudiantil que alberga a jóvenes de diversos rincones del
planeta. La estadía incluye cursos sobre la cultura del gigante asiático en torno a su filosofía, música,
gastronomía, tecnología, historia y tradición, además de cursos de chino mandarín.
Las clases serán acompañadas de visitas a lugares emblemáticos de la ciudad, como el Museo de Historia de la
Provincia de Anhui, el Museo de los Famosos de Anhui, el Museo de Cultura Popular, el Lago de los Cisnes, la
Plaza Wanda, el Parque Humedal del Lago Chao y Lago Bin además de la asistencia al Carnaval de Cultura
Internacional que se desarrollará en las dependencias de la casa educativa, en el marco de la celebración del
90º Aniversario de la Universidad de Anhui.
La Montaña Amarilla
Luego se trasladarán a Huangshan, ciudad ubicada al sur de la Provincia de Anhui, muy cercana a las provincias
de Zhejiang y Jiangxi. En este lugar será posible visitar una de las formaciones geológicas más impresionantes
del mundo, como lo es la Montaña Amarilla. Allí los estudiantes podrán ser parte de un tour que los llevará a
subir en teleférico a una distancia de más de 5 kilómetros para luego rodear las montañas en una travesía que
ofrece paisajes impresionantes al contemplar cubres por encima incluso de las nubes que se forman algunos

metros más abajo. El sitio es un paraíso ecológico, de hecho “Avatar”, la película que más dinero ha recaudado
en la historia del cine, se inspiró en estos paisajes para diseñar el mundo ficticio de “Pandora”, según lo
reconoció su director James Cameron.
La enigmática Shanghái
Posteriormente se trasladarán en tren a Shanghái, una de las urbes más modernas e interesantes del globo
donde viven más de 24 millones de personas. La ciudad, conocida como la capital financiera, cultural y turística
del gigante asiático, destaca por la amalgama de construcciones modernas y edificios y casas tradicionales que
otorgan características coloniales a muchos de sus barrios.
En Shanghái, los estudiantes pasearán por el río Huangpu, la calle Nanjing y el área de Pudong donde
conocerán la emblemática Perla Oriental, unos de los edificios más grandes de Asia y la quinta torre de
televisión más alta del mundo. Además, se contempla la visita al Museo de Cera, al Templo de Buda y al Tian Zi
Fang, sector de gran popularidad por sus casas tradicionales y callejones que albergan diversas tiendas de
artesanía, galerías de arte, cafeterías y restaurantes.
“Participar en este campamento me motiva mucho porque voy a conocer y vivir una cultura muy diferente, con
miles de años y con una historia muy rica. Además, quiero aprender a hablar chino mandarín a un nivel más
profesional”, confiesa Nicolás Servais de 19 años, estudiante del IC UST de Antofagasta.
La travesía inició, el grupo de alumnos ya se encuentra en el país oriental por lo que pronto sabremos detalles
de esta maravillosa experiencia que brinda el Instituto Confucio UST desde el año 2013 y que ha cumplido el
sueño de conocer China a 120 jóvenes de diferentes regiones del país.