Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

En una experiencia única entre las escuelas públicas de la ciudad, estudiantes de segundo a
octavo año básico aprendieron por casi tres meses junto a una profesora nativa de China los
aspectos básicos de su idioma y cultura.
El idioma chino mandarín es el más utilizado en el mundo con más de mil millones de
hablantes, y desde la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) en 2006 entre
Chile y la República Popular China (RPCh), el interés de los chilenos por aprender dicho idioma
ha crecido, principalmente por las oportunidades que brinda en materia de negocios y
educación.
El Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás (IC UST) contribuye desde hace una
década a la difusión del idioma y la cultura china en Chile, impulsando alianzas estratégicas
que han permitido un mayor acceso de la población local al aprendizaje de dicha lengua.
Siguiendo esa línea, el IC UST, en coordinación con las autoridades del colegio viñamarino
Canal Beagle, brindó clases a estudiantes de segundo a octavo básico del idioma y la cultura
china.
Esto fue posible gracias a la vinculación del currículo nacional con la cultura y el idioma chino.
De esta forma, se cruzó la clase de educación artística bajo una mirada del mundo asiático, que
impulsó el aprendizaje no tan solo de nociones básicas del mandarín, sino también de la
cultura de ese país. Las clases fueron brindadas en conjunto a la profesora de arte del
establecimiento, Marianela López, y a Yu Zhuoya, profesora del Instituto Confucio UST.
“La experiencia para los niños ha sido sumamente enriquecedora porque al estar con una
profesora nativa, todo lo que ellos ven en la tv o el internet les permite hacerlo más vívido...
acercarse a esta cultura que se ve tan lejana para ellos fue una experiencia inolvidable”,
destaca el director del colegio viñamarino, Juan Carlos Olmos.
Durante la ceremonia de certificación del curso se presentaron diversas muestras culturales
del gigante asiático, contando con una activa participación de los alumnos del colegio, además
de la presencia de la directora académica del IC UST, Wang Meng, y el subdirector Álvaro
Etchegaray.
Ambos destacaron la trascendencia de insertar el idioma mandarín en los colegios, por lo que
esperan que esta iniciativa marque un precedente que pueda ser replicado en otros
establecimientos de la ciudad jardín. “Es una contribución al desarrollo cultural y profesional
de los estudiantes de educación básica, el cual le puede brindar un positivo aporte para su
visión del mundo, y entender que hay más posibilidades para desarrollar su vida profesional a
futuro”, destacó la directora Wang Meng.