Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Leucemia,el cáncer de la sangre.



La leucemia suele provocar una inmediata asociación con la muerte, sin embargo, actualmente los pacientes diagnosticados con el llamado cáncer de la sangre tienen un mejor pronóstico de vida.

La palabra leucemia significa literalmente “sangre blanca”, ya que es una enfermedad de la médula ósea que afecta a los glóbulos blancos de nuestra sangre. Generalmente, cuando se diagnostica este padecimiento suele sentirse mucho miedo por asociarlo a la muerte; no obstante, hoy el pronóstico para estos pacientes es muy positivo, por lo cual es importante informarse al respecto.

Para el Dr. Mauricio Duhalde, hematólogo y Jefe del Servicio Banco de Sangre de Clínica Las Condes la “leucemia es un concepto que abarca a todas las enfermedades malignas que afectan al glóbulo blanco o leucocito. Las leucemias pueden ser agudas (de rápido avance) o crónicas (se desarrollan lentamente), primarias o secundarias y afectar tanto a niños como adultos.”

Esta enfermedad es considerada un cáncer de la sangre, debido a que se trata de una proliferación anormal de células en la sangre. Sus causas son, en última instancia, desconocidas, pero se sabe que existen factores genéticos y ambientales que influyen en su presentación, y que en ningún caso es una enfermedad contagiosa o hereditaria.

Algunos síntomas de leucemia son cansancio, dolor en los huesos, anemia, palidez, hemorragias esporádicas de la piel, mucosas y órganos nobles, infecciones, manchas en la piel, hematomas, entre otros. Sin embargo, la sintomatología varía según el grado de invasión de médula ósea y otros órganos; de hecho, los pacientes con leucemia crónica suelen ser diagnosticados por chequeos médicos, pues sus indicios aparecen tardíamente.

“El diagnóstico suele hacerse a través del hemograma y se confirma con un examen de la médula ósea. En la actualidad se hacen necesarios algunos otros exámenes más sofisticados como kariotipo y citometría de flujo, para la correcta caracterización de la leucemia y la aplicación del tratamiento más adecuado”, señala el Dr. Humberto Del Fávero, hematólogo del Hospital Militar de Santiago.

El tratamiento de la leucemia puede ser trasplante de médula ósea, por medio de quimioterapia y/o radioterapia. En este sentido “es fundamental el uso de salas de aislamiento protector, el uso de antibioterapia de amplio espectro, junto al apoyo de Banco de Sangre. En suma, el manejo de estos pacientes es absolutamente multidisciplinario”, especifica el Dr. Duhalde.

Si bien el tratamiento es prolongado y costoso, la mayoría de las personas logran importantes avances. Años atrás, quienes padecían leucemia no tenían un pronóstico favorable; sin embargo, hoy en día, se han logrado grandes progresos médicos en la investigación de esta enfermedad, con lo que la esperanza de vida de los pacientes se ha prolongado e incluso su curación es posible.

¿Qué es la hidrocefalia?




La hidrocefalia es una acumulación de líquido cefaloraquídeo lo cual produce un aumento en la presión intracerebral.

 La hidrocefalia es una acumulación de líquido cefaloraquídeo (que se produce en los plexos coroídeos de los ventrículos cerebrales), lo cual produce un aumento en la presión intracerebral. Lo anterior, dependiendo de la causa y de la edad de los pacientes, tiene diferentes tratamientos, con una mortalidad y posibilidad de secuelas neurológicas alta si se demora su resolución.

La hidrocefalia se debe a un problema con el flujo del líquido cefalorraquídeo (LCR), el líquido que rodea al cerebro y la médula espinal. Este líquido tiene diversas funciones en el cerebro, entre las cuales destaca mantener una presión uniforme entre el cerebro y la médula espinal.

El líquido cefalorraquídeo normalmente circula a través de áreas del cerebro llamadas ventrículos y luego alrededor del exterior del cerebro y la médula espinal. Luego, se reabsorbe en las vellosidades aracnoidales en las meninges que rodean el cerebro.

La hidrocefalia se presenta en cualquier etapa de la vida, siendo las causas congéticas (heredadas) las más frecuentes en niños y las causas secundarias las más frecuentes en los adultos (disminución de la eliminación del LCR por hemorragias intracerebrales, tumores, traumatismos de cráneo graves, infartos en algunas áreas del cerebro, entre otras).

                           Los síntomas más frecuentes son:

- Cefalea (dolor de cabeza)

- Convulsiones

- Compromiso de conciencia

- Náuseas y vómitos

- Lentitud en el pensamiento

La obstrucción del LCR se puede tratar quirúrgicamente, mediante una válvula que drena el LCR hacia el exterior o hacia el abdomen lo cual permite que el LCR fluya alrededor del área bloqueada.

El pronóstico de una hidrocefalia que ha recibido tratamiento depende de la causa. El mejor pronóstico lo tiene la hidrocefalia ocasionada por trastornos no asociados con infección, mientras que la hidrocefalia causada por tumores usualmente tiene un pronóstico desalentador.

De acuerdo a la neuróloga, la hidrocefalia aguda requiere de un tratamiento inmediato ya que esto dismunuye la mortalidad y la tasa de secuelas que puedan existir

Resfríos de Otoño .



Se fué el verano y las estaciones continúan corriendo; llega el turno del otoño y con él aumentan las corrientes de vientos, bajan las temperaturas, la sensación térmica es más fría . Todo lo anterior constituye el escenario ideal para la gestación de los resfríos.

Sin duda, el otoño es una época complicada para la salud, ya que aún tenemos algunos días calurosos, pero al caer el sol la temperatura también desciende bruscamente. Muchos salen desabrigados aprovechando los últimos días de verano, pero no lo suficientemente preparados para el anochecer, por lo que se exponen a los peligrosos cambios de temperatura.

Por este motivo, las consultas médicas más comunes son los dolores de garganta, especialmente laringitis, y el resfrío común. Pero al mismo tiempo, son las afecciones más fáciles de prevenir, ya que basta con andar con ropa de abrigo extra para evitar que se enfríen ciertas zonas del cuerpo como la espalda y el cuello. No hay que esperar a que nos de frío para ponernos una chaqueta, sino que se trata efectivamente de evitar los cambios bruscos de temperatura.

La kinesióloga Claudia Concha, quien está a cargo del programa de enfermedades respiratorias en el consultorio de Placilla, en Valparaíso, explica que otro de los motivos de consulta médica que han ido aumentando en esta época son los casos de bronquitis, infecciones a las vías respiratorias e incluso neumonía por micoplasma. Los más afectados son los niños de hasta 7 años que entran al colegio en marzo y se exponen a un contagio muy fácil, ya que no acostumbran a tomar ciertas precauciones.

Existen dos posibilidades de contagio: directa e indirecta. La primera es cuando un niño tose o estornuda y esparce los microbios hasta un radio de un metro, o también cuando toman líquido de una misma botella o comparten una fruta. En cambio, la forma indirecta es cuando un niño al toser se tapa la boca con la mano y luego toma un lápiz o se afirma del fiero en la micro.

Pero las precauciones son sencillas, y es cuestión en inculcar un hábito tanto en niños como adultos. Por ejemplo, se debe ventilar la casa todos los días, desinfectar las superficies de mayor uso, especialmente la cocina y la mesa del comedor, sacudir el polvo con un paño húmedo, evitar fumar.

Otra costumbre que debemos aprender es evitar ponernos la mano al momento de toser y estornudar, y en su lugar hacerlo en nuestro antebrazo. Los mismo que lavarse las manos de forma regular, ante lo cual la kinesióloga Claudia Concha aconseja el uso preferente de jabones líquidos, “ ”.

Los casos más complicados suelen afectar a los niños menores de un año, ya que aún no tienen un sistema respiratorio formado completamente, ni tampoco un sistema inmunológico muy desarrollado, ya que muchos están aún en etapa de lactancia. Por esto hay que tener especial cuidado con los recién nacidos y no exponerlos en demasía.

Por último, Claudia Concha advierte que estos cuadros pueden variar según las condiciones ambientales en las que se viva, ya que “por ejemplo, en localidades donde hay mucha contaminación, mucho polvo en suspensión o también mucha humedad, estos cuadros se pueden agravar con mucha facilidad e incluso se alargan mucho más de lo común”, explica la kinesióloga.

Por esto rescata la importancia de formarse hábitos sencillos que pueden marcar la diferencia en la salud de todos, manteniendo una buena higiene, una limpieza adecuada y evitando cambios de temperatura.

 

Carolina Cast.

Disfunción eréctil: un problema inesperadamente frecuente.



A pesar de que ellos son un poco reticentes a hablar sobre la disfunción eréctil, hoy en día este problema afecta a más hombres de lo que se cree.

La impotencia o disfunción eréctil, es según los médicos la incapacidad repetida de alcanzar o mantener una erección lo suficientemente rígida, como parar permitir el coito.

Aunque la disfunción eréctil es extremadamente frecuente, es muy importante no confundir aquella falta de erección pasajera, con una disfunción en términos crónicos, los especialistas aclaran que un 25% de los intentos deben ser fallidos para hablar de disfunción eréctil.

Antiguamente se pensaba que las causas principales de la disfunción eréctil eran básicamente de tipo psicológico, pero a medida que ha pasado el tiempo está teoría ha ido desapareciendo. Según Dr. Sergio Moreno, Urólogo de la Clínica Santa Maria y con un Postgrado en Disfunciones sexuales en la Universidad de Harvard, en la actualidad cerca de un 80% son causas orgánicas, es decir hay alguna enfermedad o trastorno detrás de la disfunción eréctil y un 20% es atribuible a causas psicológicas.

Dentro de las causas más frecuentes Moreno señala que, “la disfunción eréctil está asociada a las enfermedades crónicas, por ejemplo la diabetes y la hipertensión. También algunos tipos de enfermedades endocrinológicas como el hipogonadismo, o la deficiencia de hormonas masculinas. Algunos medicamentos que se usan para la hipertensión o para la depresión, además de secuelas que puedan quedar luego de una operación a la próstata o del cáncer al recto”.

Según el especialista no existen muchos síntomas que puedan alertar a un paciente, pero si enfermedades que se asocian a la disfunción eréctil. Por ejemplo “si se diagnostica diabetes, ese paciente tiene de un 60 a un 70 por ciento de probabilidades de que en algún momento de la evolución de su enfermedad desarrolle también una disfunción eréctil”, indica Moreno.

Aunque la disfunción eréctil se presenta en mayor número en personas que van desde los 40 a 70 años, los jóvenes en ciertas ocasiones también se ven afectados. En el caso de los hombres menores de 40, la causa principal es el estrés, hecho preocupante si cada día son más y más las personas que acuden a especialistas por encontrarse estresadas.

Dientes de leche: la primera sonrisa .



A partir de los seis meses de vida del bebé comienzan a aparecer los primeros dientes de leche – generalmente corresponden a los incisivos centrales – proceso que culmina a los tres años. Serán estas primeras piezas dentales las que ayudarán al pequeño a alimentarse y masticar durante la primera etapa de su vida. Por ello, el cuidado de los dientes primarios o de leche debe ser igual de profundo que el de los permanentes.

Los dientes de los niños “pueden sufrir caries igual que los del adulto, incluso por las características propias de estas primeras piezas, una vez que se inicia la caries, ésta tiene un avance más rápido y afecta al tejido nervioso más deprisa que en una persona mayor.” (Vía Repsol)

Los cuidados con los dientes de los niños inician con una correcta limpieza y técnica de cepillado dental, lo que podrá evitar la aparición de enfermedades dentarias. Por ello es muy importante inculcarles a los niños hábitos de limpieza y cepillado de dientes adecuados desde temprana edad, siendo los padres los tutores y el ejemplo a seguir.

“La higiene bucal debiera empezar, casi desde que el niño nace. El niño toma leche y le quedan restos de leche en la boca, lo que puede producirle consecuencias en la mucosa de la boca, por lo que debiéramos introducir la higiene de la boca junto a la higiene del baño”, señala la Prof. Dra. Gisela Zillmann Geerdts, académica del Departamento del Niño y Ortopedia Dentomaxilar de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile (Universidad de Chile)

A partir del nacimiento del primer diente se debe recurrir a una gasa húmeda para asearlos. Ya a partir del primer año se puede hacer uso de “un cepillo de pequeño tamaño y suaves filamentos. Cuando hayan nacido todos los dientes, lo ideal es que se cepillen al menos dos minutos y como mínimo dos veces al día.” (Vía Elblogdebebes)

Es muy importante que antes de los dos años de edad, la limpieza sólo se realice con agua, pues se corre el riesgo de que el bebé se trague la pasta dental. “Si se consume pasta fluorada (…) todos los días, se puede producir fluorosis dental que es otra alteración que se produce en el esmalte y que puede expresarse como tinciones blancas o manchas café en el diente”, enfatiza la Dra. Zillmann.

El cuidado de los dientes de leche y una alimentación saludable van de la mano, no se debe abusar del consumo de dulces, golosinas y bebidas de fantasía, ni tampoco del uso prolongado del biberón. Esto debido a que todos estos alimentos ayudan al desgaste del esmalte dental, dejándolos propicios para la aparición de caries, la enfermedad infecciosa más común durante la niñez.

Los especialistas generalmente recomiendan que la primera visita al dentista sea cuando el niño ya cuente con todas las piezas dentales; sin embargo otros médicos recomiendan acudir a la consulta por primera vez al año de edad y a partir de allí seguir concurriendo periódicamente, con una frecuencia de dos años, para supervisar la salud y crecimiento de los dientes.

Es necesario recordar que "los niños con dientes sanos mastican con más facilidad, aprenden a hablar con claridad y sonríen con mayor confianza", señala la AAOP (Vía Prensa.com), además el tener unos dientes de leche sanos ayudará al correcto desarrollo de los dientes definitivos, lo que se traduce en una buena salud bucal adulta.

Iniciativas que hacen sonreír

“Un hecho alarmante es, que de acuerdo a un estudio en la Región Metropolitana, el 50% de niños, de 4 años tiene caries y 2,5 de ellos tiene un diente picado, obturado o extraído, se trata de niños en edad preescolar.” (Universidad de Chile)

En el 2007 el Ministerio de Salud impulsó un programa piloto, en 7 municipios de Santiago, para promover la salud bucal en 5 mil niños en etapa pre-escolar. “El programa pretende extenderse a todo el país en el año 2010 y se espera que los niños y niñas intervenidos desde el inicio de su ciclo de educación preescolar se mantengan en un 50% libres de caries a los 6 años.” (Vía Minsal)

 

 

 

 




.