Menu

 

 

 

 

A+ A A-

¿Fìn a la calvicie?.



Científicos descubren origen de calvicie y abren puerta para su futura cura

Las personas con alopecia no tienen menos células madre en su cuero cabelludo, como se creía, sino que estas se comportan anormalmente.

Hasta ahora se sabía que una alteración genética hacía que ciertos hombres estuvieran más propensos a perder su cabello y quedar calvos en un proceso considerado como irreversible. Pero esto podría cambiar pronto, gracias a una nueva investigación que descubrió el mecanismo específico que desencadena la alopecia androgénica, la forma más común de calvicie, lo que abre la puerta, por primera vez, a una cura para este mal.

Lo que se conocía actualmente era que las personas que sufren este problema tenían menos células madre en su cuero cabelludo, lo que determinaba la pérdida del pelo. Sin embargo, científicos de la Universidad de Pennsylvania, en EE.UU, descubrieron que esto no es así. Las personas calvas tienen igual cantidad de células madre en el cuero cabelludo que las personas que tienen una cabellera normal. "Nos sorprendió encontrar que el número de células madre en las zonas calvas era igual que en otros lugares", dice Cotsarelis, autor principal del estudio publicado en la revista Journal of Clinical Investigation.

El problema está en otras células, llamadas progenitoras del pelo, ubicadas en el folículo piloso y que participan en la generación de los cabellos. Quienes sufren alopecia tiene una menor cantidad de ellas. "Estas células son fundamentales, porque son las que permiten que el cabello pueda regenerarse cuando cumple su ciclo de vida", explica Néstor Carreño, dermatólogo de la Clínica Santa María. El folículo piloso tiene un vida que fluctúa entre tres y seis años. Al cabo de ese período, el folículo se degenera y sólo permanecen activas las células madre, encargadas de regenerar el folículo mediante la creación de nuevas células progenitoras.

Según el estudio norteamericano, esta última etapa es justamente la que no se produce en el caso de las personas que sufren alopecia. "Esto implica que el problema se encuentra en la activación de las células madre para convertirse en progenitoras", destaca Cotsarelis. Es decir, las células madre se encuentran "como dormidas", lo que permitiría la atrofia completa del folículo piloso, impidiendo que se produzca la natural renovación del cabello.

Carreño dice que esto explicaría el mecanismo específico que se encuentra detrás de la alopecia androgénica, caracterizada por la mayor actividad de una enzima en el folículo piloso, la cual procesa en mayor cantidad la testosterona y la convierte en dihidrotestosterona, sustancia que promueve la atrofia completa del folículo piloso.

Eso sí, según los investigadores norteamericanos, el folículo no desaparece completamente, sino que seguiría produciendo cabellos de un tamaño microscópico en las zonas que en apariencia ya están calvas.

En la actualidad, las terapias existentes son solo paliativas, es decir, buscan retrasar el avance de la alopecia manteniendo el cabello que aún existe en el cuero cabelludo. Sin embargo, no existen tratamientos que permitan generar el crecimiento de nuevos cabellos en las zonas donde ya se han perdido. "Este descubrimiento nos da la esperanza de generar nuevos tratamientos basados en terapia celular o farmacológica para despertar a las células madre".Una alternativa sería el cultivo de estas células madre en laboratorios para convertirlas en progenitoras y luego reinsertarlas en el cuero cabelludo del paciente.

El gen de la alopecia

Si bien científicos japoneses y alemanes ya habían encontrado genes vinculados a la alopecia en ratones, en abril pasado, científicos de la Universidad de Columbia lograron dar con el gen específico responsable de esta alteración en humanos. Se trata de una mutación en el gen APCDD1, ubicado en el cromosoma 18, que es la responsable del adelgazamiento del folículo piloso. El hallazgo permitió confirmar por primera vez que la calvicie tiene un origen genético y no es producida solamente por factores como el estrés o el tabaquismo. La mutación genética fue descubierta luego de realizar análisis genéticos a dos familias paquistaníes y una italiana que sufren una extraña enfermedad caracterizada por la pérdida de cabello en la niñez.

Y después de las fiestas la dieta.



Las fiestas de fin de año ya terminaron y seguramente los excesos en las comidas y bebidas han dejado huella en su organismo. No lo piense más y comience un régimen de desintoxicación alimenticia que no sólo le ayude a eliminar esos kilitos extra que ganó por tantas cenas y cócteles. También le brindará las pautas necesarias para dejar atrás los malos hábitos nutricionales.

Aprender a comer no significa matarse de hambre, sólo es cuestión de combinar correctamente los alimentos para aprovechar al máximo sus propiedades. La nutricionista María Teresa Zumarán, recomienda después de tantas comilonas seguir una dieta balanceada, rica en frutas y verduras. Los platos condimentados y frituras deben dejarse de lado por lo menos durante 15 días. Hay que darle tiempo al estómago para recuperarse.

Pescado y pollo. Incremente el consumo de pescado, pavo y pollo, son carnes fáciles de digerir. Opte por los cortes magros.

Restrinja la ingesta de res, al máximo, puede resultar muy pesada. Acompañe la carne con una generosa ración de ensalada cruda o cocida y media papa sancochada u horneada. Utilice como aliño un chorro de aceite de oliva, sal, pimienta y unas gotas de limón.

Por nada del mundo deje de tomar desayuno para "bajar más rápido", es un arma de doble filo. Su metabolismo se alterará y cuando llegue la hora del almuerzo se servirá más de la cuenta. Una taza de leche descremada, una tortilla de verduras y una porción pequeña de cualquier fruta es más que suficiente para empezar el día.

Chao gaseosas. Si tiene la costumbre de picar entre comidas, guarde en su cartera una fruta mediana. Puede ser una manzana, pera o melocotón, de esta manera saciará su apetito sin incrementar calorías. Pero eso no es todo, también contribuirá con facilitar su tránsito intestinal.

A la hora de la cena puede elegir entre una porción de carne con verduras, una sopa de verduras o un consomé con un huevo duro sancochado. Si le provoca un postre, opte por una gelatina dietética.

Es importante también tomar dos litros de agua al día. Nada de gaseosas dietéticas, ni jugos procesados, algunos favorecen la retención de líquidos, beba únicamente agua para eliminar rápidamente las toxinas. Los jugos naturales de toronja, sandía y piña son una buena alternativa. Además de ser sumamente refrescantes, son muy saludables. Lo que viene está ahora en sus manos, tome medidas ya, no vaya a ser que se arrepienta.

FONASA extiende bono a totalidad de problemas de salud AUGE.



Asegurados podrán consultar a través de internet el estado de su garantía de oportunidad y, si no ha recibido atención dentro del plazo correspondiente, escoger un segundo prestador público o privado.

A partir de enero, pacientes que presenten cualquiera de los 69 problemas de salud cubiertos por el AUGE y que no hayan recibido atención dentro del plazo garantizado, podrán solicitar a FONASA su derivación a un segundo prestador. La iniciativa, que apunta a la reducción de las listas de espera, irá de la mano con la puesta en marcha del portal “AUGE en línea”, que facilitará a los asegurados el verificar si su garantía no ha sido cumplida y de ser así, ingresar el reclamo correspondiente.

Así lo anunciaron esta semana las autoridades de salud, quienes destacaron que el presupuesto del sector para el 2011 será un 12,5% mayor al del año que termina. Sólo para cubrir el aumento de cobertura del AUGE se destinarán más de 40 mil millones de pesos adicionales, mientras que para la implementación del Bono AUGE se considera un monto de 6 mil millones de pesos.

Mikel Uriarte, Director Nacional de FONASA, explicó que tienen derecho al Bono AUGE los afiliados y/o beneficiarios del seguro público de salud que, de acuerdo a la información provista por consultorios y/u hospitales, registren una garantía de oportunidad retrasada. “La persona afectada debe formular el reclamo respectivo a FONASA, que le ofrecerá un segundo prestador, público o privado. El nuevo prestador dispondrá de diez días para otorgar la atención y/o tratamiento que estaba pendiente”, añadió.

Programa piloto

La puesta en marcha de este bono se inició a fines de octubre con un piloto enfocado exclusivamente en dar respuesta a pacientes con cataratas, problema de salud cubierto por el AUGE que arrastraba la mayor lista de espera. En la Región de Valparaíso, al menos treinta personas han accedido a solución por esta vía. “Llevaba más de seis meses esperando que me llamaran del hospital cuando escuché la noticia. Ese mismo día fui a FONASA y a los pocos días me operaron en ISV. En la clínica no hicieron ningún tipo de discriminación, la atención fue muy buena y pude volver a hacer cosas que me estaba costando trabajo, como tejer o pintar”, relata Juana Maza Arancibia, de Nueva Aurora, Viña del Mar.

Una importante mejora en su calidad de vida experimenta también Rosa Pulgar Vergara, de Cº Los Placeres, Valparaíso. En su caso había transcurrido dos años desde que le fuera diagnosticado cataratas en ambos ojos. “Me recomendaron que fuera a FONASA a poner el reclamo porque se había pasado el plazo. Allí me dijeron que mi señora en diez días estaría operada y no lo creí. A los pocos días telefonearon de Clínica Oftalmoláser y la operaron”, relata su marido. “La atención fue estupenda. Desde que me operé el ojo izquierdo veo bastante mejor, ahora he vuelto a leer, y en unos meses más espero poder operarme el ojo derecho”, agrega ella.

Por ley, las personas que no eran atendidas dentro del plazo que el AUGE establece para cada problema de salud, disponían de quince días hábiles para reclamar a su asegurador y así lograr que le fuera asignado un segundo prestador. En cambio, a través del Bono AUGE, FONASA permitirá a sus asegurados escoger al segundo prestador de su preferencia, dentro de una lista de establecimientos disponibles.

Mayor información en la red de sucursales FONASA del país, fono 600 360 3000 o www.fonasa.cl

Expertos en VIH precisan que la cura para el sida aún está lejana.



La cura definitiva del sida sigue siendo una esperanza, advierten expertos locales en el tema, tras darse a conocer el caso de un paciente estadounidense que habría eliminado por completo el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) de su cuerpo, gracias a un trasplante de células madre.

Timothy Ray Brown, también conocido como el "paciente de Berlín", se sometió en 2007 a un tratamiento con células madre para combatir una leucemia. El procedimiento se realizó en el Hospital Médico Universitario de la Caridad de la capital alemana y se utilizaron células de la médula de un donante con un gen poco común, asociado con la reducción del riesgo de contraer el VIH.

Los médicos seleccionaron células madre del tipo CD4 que no poseen el receptor CCR5, necesario para que el virus se propague por el organismo. Con eso consiguieron curar la leucemia y además que las células infectadas por el VIH desaparecieran por completo.

Aunque el caso fue reportado por primera vez en 2008, el miércoles la revista médica Blood dio a conocer la evolución del paciente desde entonces. Según los investigadores, "es razonable concluir que la cura para la infección del VIH ha sido alcanzada en este paciente".

La información de "una cura para el sida" se replicó con rapidez, en especial por redes sociales como Facebook y Twitter.

Pese al optimismo inicial, expertos locales y extranjeros precisan que este es un primer paso, pero no la cura definitiva.

"Con esta estrategia se logró la curación, pero en una situación puntual. No es pensable ni viable realizar un trasplante de médula a un paciente que sólo tiene VIH. En el caso de Berlín, la terapia se aplicó para curar una leucemia", dice el doctor Carlos Pérez, jefe del programa de Enfermedades Infecciosas de la UC.

La doctora Patricia Vásquez, directora de la Sociedad Chilena de Infectología, advierte que pensar en un trasplante de médula como una forma de curar el sida es otra cosa, ya que es una alternativa demasiado cara y con riesgos para la salud.

"Cualquier persona con un trasplante de médula tiene que estar con terapia inmunosupresora de por vida", explica. Esto porque además de los efectos adversos propios de los medicamentos que toma, la persona tiene su inmunidad deprimida y por esa razón se puede enfermar.

El inmunólogo y director del Centro de VIH del Hospital Clínico U. de Chile, doctor Alejandro Afani, agrega que "hay que mirar con cautela este caso para no crear falsas expectativas. Sin embargo, abre una nueva ventana para investigar más".

De hecho, algunas líneas de investigación actuales apuntan a modificar o bloquear el mismo receptor en la célula, algo que ya hacen algunos medicamentos actuales contra el VIH. "Hoy las terapias permiten evitar la replicación del virus -dice el doctor Pérez-, pero no son capaces de eliminarlo por completo".

Bloqueadores solares o fotoprotectores,la forma correcta de utilizarlos.



Producto de la disminución de la capa de ozono los rayos solares (UVB / UVA) son más dañinos que antes, por lo que debemos protegernos si queremos evitar el envejecimiento prematuro de la piel o un posible cáncer.

Protegerse del sol o mejor dicho de los rayos solares, se denomina "fotoprotección" que es la protección o barrera que tenemos ante estos rayos solares (UVB / UVA). Existiendo 3 formas de protección:

1.- Fotoprotección física: Son todos aquellos elementos que actúan como barreras entre el sol y la persona. Es el caso de la ropa, los sombreros y las gafas que impiden que las radiaciones lleguen al individuo.

La capa de ozono también funciona como un fotoprotector físico, ya que impide el paso de parte de las radiaciones ultravioleta B (UVB), responsables de las quemaduras solares y los cánceres cutáneos.

2.- Fotoprotección biológica: Son las defensas que genera la propia persona frente al sol, como por ejemplo el bronceado, que se produce al activarse la producción de melanina (pigmento natural que da color a la piel) por la acción del sol, y que en cierta medida protege la piel frente a las quemaduras solares y el cáncer.

3.- Fotoprotección química: Consiste en la utilización de productos denominados bloqueadores solares o fotoprotectores, que aplicados sobre la piel la protegen de los efectos perjudiciales de las radiaciones ultravioleta.

Los bloqueadores solares o fotoprotectores

Se denominan así a los productos (crema, gel, leche…), que se aplican sobre la piel con el fin de protegerla de los efectos perjudiciales de las radiaciones ultravioleta A (UVA) o ultravioleta B (UVB). Esto es posible porque en su composición llevan unas sustancias denominadas filtros, capaces de frenar la acción de uno u otro tipo de radiación.

Las radiaciones UVA, actúan oxidando la melanina (pigmento que da color a la piel) ya existente en la piel, provocando lo que se denomina "bronceado directo", que tiene la característica de desaparecer muy rápidamente.

Las radiaciones UVB, actúan sobre las células productoras de melanina (melanocitos), activando su producción y oxidándola, provocando el denominado "bronceado indirecto o duradero".

El grado de protección frente a las radiaciones UVB viene determinado por el índice FPS (factor de protección solar) o también llamado IPS (índice de protección solar). Indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema (enrojecimiento).

En función del FPS los bloqueadores o fotoprotectores se clasifican en:

Tipo de bloqueador (fotoprotector) frente a radiaciones UVB FPS

Bajo 2, 4, 6

Medio 8, 10, 12

Alto 15, 20, 25

Muy alto 30, 40, 50

Ultra + 50

 

El grado de protección frente a las radiaciones UVA viene determinado por el índice PPD (capacidad de producir pigmentación duradera), y en función de su valor se clasifican en:

Tipo de fotoprotector frente a radiaciones UVA PPD

Bajo 2

Medio 4

Alto 8

Muy alto 14

*Cuanto más clara es la piel de la persona, mayor es el factor de protección que necesita.

 

¿Cómo utilizar correctamente los bloqueadores solares (fotoprotectores)?

Para que los bloqueadores solares (fotoprotectores) sean efectivos, debes seguir las siguientes pautas:

 

1.- Utiliza protectores solares adecuados a tus características físicas (fototipo), y que contengan filtros frente a los rayos UVA y UVB.

2.- Usa la cantidad suficiente, cubriendo toda la superficie corporal. No olvides zonas como las orejas o el cuero cabelludo en el caso de los niños pequeños y calvicie.

3.- Aplica los productos siempre con la piel seca. Si la piel está mojada, las gotas funcionan como una lupa y aumentan el riesgo de que se produzcan quemaduras.

4.- Realiza la primera aplicación al menos 30 minutos antes de exponerte al sol.

5.- Durante la exposición solar debes volver a aplicarte bloqueador (fotoprotector) después de cada baño prolongado (más de 20 minutos) o cada dos horas. Además, es conveniente usar bloqueadores resistentes al agua.