Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Sepa Qué son los Desgarros y Cómo se Tratan.

 

Los desgarros no son exclusivos de los deportistas de élite, sino que puede ocurrirle a cualquiera que practique alguna actividad física, incluidos los deportistas de fin de semana. Pero, ¿qué tan grave puede llegar a ser un desgarro? ¿Se puede prevenir?

En palabras simples, el desgarro es una rotura de la fibra muscular, ocasionada por una contracción o un esfuerzo brusco que sobrepasa la resistencia del músculo y lesiona las fibras contráctiles. Esta ruptura provoca sangramiento intramuscular que puede formar un hematoma y moretones en la zona afectada.

El doctor León Raposo, traumatólogo de Vidaintegra, señala que el riesgo de sufrir este tipo de lesiones es inherente a la práctica deportiva. Un desgarro es posible a cualquier edad, pero es más probable que se dé en grupos que no tienen una buena condición física, en las personas que practican deporte sólo una vez a la semana y en los mayores de edad.

Existen otros factores que pueden aumentar la posibilidad de desgarros. Javier López, kinesiólogo de Vidaintegra, agrega que el sobrepeso y la falta de un tratamiento adecuado después de una lesión, son factores que también se deben considerar en la predisposición a un desgarro.

Tipos de Desgarros

Según el kinesiólogo consultado existen diferentes formas de clasificar un desgarro, pero la más habitual es según la gravedad de la lesión, pudiendo identificar tres grupos: grado 1 o leve, cuando la persona experimenta una molestia ligera y su movilidad puede que no se vea afectada; grado 2 o moderado, cuando hay dolor al tacto, hinchazón y pérdida de movilidad; y grado 3 o grave, cuando al tacto se puede apreciar un defecto o hendidura en el músculo y el dolor y perdida de movimiento es mayor que en los casos anteriores.

Los expertos comentan que este tipo de lesión se produce generalmente en las extremidades inferiores y, con mayor frecuencia, en la parte posterior del muslo y pierna, músculos que conocemos como isquiotibiales y gemelos.

Los desgarros se pueden identificar por un dolor agudo e intenso, que comienza con la sensación de un pinchazo en la zona afectada, y posteriormente, según la ubicación (músculos más internos o externos) y la magnitud de la rotura, es posible ver un hematoma, producto de la lesión en los vasos sanguíneos.

El doctor Raposo explica que es fundamental evitar ser un deportista sólo de fin de semana, ya que la sobre exigencia de los músculos, luego de que éstos han estado un largo período en reposo, puede aumentar la probabilidad de este tipo de lesiones. Si no existe la posibilidad de realizar una actividad deportiva a mitad de semana se pueden hacer caminatas para evitar el sedentarismo, comenta.

¿Qué debo hacer frente a un desgarro?

Al momento de desgarrarse es importante detener la práctica deportiva de inmediato, aplicar frío en la zona afectada y elevar la extremidad. Luego, la persona debe ir a que un médico la examine, explica el traumatólogo.

Pero más importantes que las acciones inmediatas, son los cuidados que se tengan después de ocurrida la lesión, ya que el no cumplir con las indicaciones médicas puede provocar daños mayores. Generalmente los problemas se presentan al no cumplir con el tiempo de recuperación y se vuelve a realizar deporte, sin que el tejido esté completamente cicatrizado. En ese caso es posible que se produzca un desgarro mayor al que ya se tenía, agrega el doctor Raposo.

Los especialistas concuerdan que, para ganarle la batalla a los desgarros, es importante tomar medidas preventivas que ayuden a evitar cualquier tipo de limitación física. Dentro de las más importantes está el uso de un calzado adecuado, evitar el aumento de peso, realizar un calentamiento y elongación antes de cualquier actividad deportiva y también después de ejercitar.

Un punto importante es que todas las actividades físicas tienen que ser graduales. Uno no puede exigirle a su cuerpo si ha estado sentado en una oficina durante toda la semana, comenta López.

Consejos para Evitar un Desgarro

Tener una buena alimentación y evitar sustancias como el tabaco y alcohol, ya que alteran el estado general del organismo y limitan la capacidad física.

•Dormir las horas suficientes que necesite su cuerpo.

•Precalentar por lo menos diez minutos antes de realizar cualquier actividad física.

•Destinar 10 a 15 minutos para elongar los músculos antes y después de la práctica deportiva.

•Comenzar cualquier actividad física de forma gradual y no sobre exigir el cuerpo.

•Hidratarse una hora antes de hacer deporte y durante la actividad. De esta manera, ayuda a la oxigenación y circulación del cuerpo.

•Evitar hacer deportes sólo una vez por semana, ya que el sedentarismo aumenta la probabilidad de lesiones.

•Preocuparse de tener un equipamiento adecuado, sobre todo del calzado.

En el caso de haber sufrido una lesión previa, llevar a cabo las indicaciones médicas y tiempo de recuperación, ya que ésta puede agravarse o generar nuevos desgarros. Recuerde realizar una buena kinesioterapia antes de retomar la actividad deportiva, ya que puede sufrir una recaída.

¿Cuánto tiempo demora la recuperación?

El tiempo aproximado de recuperación de un desgarre muscular varía según la gravedad de éste.

•Grado 1 o leve Ocho a diez días

•Grado 2 o moderado Dos a tres semanas

•Grado 3 o grave Más de tres semanas

 

Dolor testicular.

El dolor testicular muchas veces puede ser causa de traumas leves o ciertas lesiones deportivas. Sin embargo, para los casos donde el problema es algún tipo de infección, es necesaria una consulta médica.

El Dolor Testicular, se refiere al dolor localizado en esa región, que con mayor frecuencia es de origen testicular, llamado orquialgia, aunque puede estar localizado en otros sitios, tener diferente grado de intensidad, diferentes causas, ser de mayor o menor gravedad, y que amerita un conocimiento a fin de brindar una orientación adecuada especialmente en jóvenes que por desconocimiento o por pudor no consultan .

En la infancia el dolor testicular se manifestará atrvés del llanto, y señales de inflamación en el área afectada, siendo las principales causas las hernias, orquiepididimitis y las torsiones . Aunque no dolorosa la ausencia de los testículos uni o bilateral, llamada criptorquidea es común causa de consulta por parte de la madre.

En adolescentes y adultos jóvenes el dolor genital habitualmente es causado por traumatismos, inflamaciones, varicocele, tumores, y también por criptorquidea o por testiculos llamados retractiles. La torsion muestra su mayor incidencia en las primeras fases de la adolescencia.

Es frecuente la asociación con trauma que es el habitual motivo de consulta del dolor testicular ya existente pero desconocida para el paciente. Muchos de estos traumas son leves y relacionados a actividades deportivas. Otros procesos inflamatorios puedes ser secundarios a enfermedades de origen infeccioso por focos primarios o secundarias a infecciones especialmente urinarias y a enfermedades de transmisión sexual.

El varicocele corresponde a la presencia de varices en las venas que drenan el testiculo, es habitualmente izquierdo causa dolor, con aumento del tamano escrotal y puede ser causa de infertilidad.

Los tumores frecuentes y habitualmente malignos a esta edad suelen ser no dolorosos y se caracterizan por nodulos adheridos al testiculo de crecimiento progresivo y que por su malignidad se propagan rápidamente a ganglios linfáticos retroperitoneales. Dadas sus características clinicas si no se es cuidadoso su diagnostico es tardío con consecuencias graves aun para la vida del paciente. El cáncer testicular es la malignidad mas frecuente en hombres de 15 a 35 años de edad y la segunda mas común entre los 35 y los 39 años.

Por desconocimiento hay adolescentes que llegan a esta edad con testículos ocultos o criptorquídicos, que seran aquellos que al examinar NO se encuentran en el escroto. Al no estar

alli, el ambiente de desarrollo de estos testiculos se realiza intraabdominalmente a una mayor temperatura con danos irreversibles sobre la espermatogenesis y por ende sobre la fertilidad, tambien se ha visto una mayor incidencia de tumores en estos testículos que deben corregirse idealmente antes de los 2 anos de edad, y que suelen tener ademas microcalcificaciones.

Las torsiones bien sean testiculares o de hidatide corresponden a cuadros clínicos de instalación súbita habitualmente sin antecedentes previos de orquialgia o trauma. Es frecuente ver en el adolescente joven que se acuesta y subitamente es despertado por un fuerte dolor testicular, al examen el testiculo suele ser inguinal y si no se es diagnosticado y tratado rápidamente, antes de 6 horas sobrevendra isquemia y necrosis testicular con la consecuente pérdida de un testiculo que pudo ser salvado, en el 50 por ciento de los casos . Algunos de estos testículos retornan en forma espontánea a su posición, por lo que se hablará de testículos retráctiles.

En el adulto joven y mayor el dolor genital masculino habitualmente obedece a varicocele, tumores o enfermedades frecuentemente infecciosas y de transmision sexual, las orquitis seniles suelen tener asociacion con patologia infecciosa urinaria por sindromes urinarios obstructivos bajos, usualmente secundarios a prostatismo con o sin instrumentación.

Como se mencionaba cabe destacar la alta incidencia de tumores testiculares malignos que en la población Chilena y Nórdica muestran sus mayores sitios de presentación. Por su alta frecuencia en hombres fértiles las patologías testiculares suelen dejar secuelas permanentes de infertilidad, por lo que solo un diagnostico y tratamiento médico adecuado, permitiran tratar y prevenir consecuencias irreversibles.

Otras patologias dolorosas pero de menor frecuencia son las referidas a pene, escroto y regiones inguinales, suelen ser de orígen traumático o infeccioso según lo cual será su tratamiento.

Los riesgos para la piel que trae el invierno.

Los dermatólogos llama a asumir una postura de autocuidado durante esta época y tomar precauciones al inicio de la temporada, que es cuando mayor riesgo hay de que se produzcan lesiones por el sol.

La especialista recomienda el uso de gorros, lentes de sol (de preferencia con filtro UV y UVB), ropa de montaña y productos como bloqueadores, protectores y bálsamos labiales con factor solar igual o superior a 30, debiendo aplicarse media hora antes de la exposición al sol y luego cada dos horas.

La temporada invernal luego comenzá y, con ello, se incrementa fuertemente no sólo la práctica de deportes propios de esta época, como el ski y el snowboard, sino también la aparición de graves y peligrosas lesiones a la piel, asociadas a la exposición al sol en la alta montaña sin los cuidados necesarios.

"Estas lesiones van desde simples resequedades y grietas en los labios hasta la aparición de graves quemaduras en zonas delicadas del rostro –ojos, boca y nariz–, envejecimiento prematuro y surgimiento de lunares, que son uno de los principales síntomas del cáncer a la piel”, explica la dermatóloga,Rebeca Gacitúa.

Por estas razones, la especialista aconseja asumir una postura de autocuidado permanente y tomar precauciones al inicio de la temporada, que es cuando hay mayor riesgo de que se produzca este tipo de lesiones, a través del uso de gorros, lentes de sol (de preferencia con filtro UV y UVB), ropa de montaña y productos para proteger el rostro, como bálsamos labiales, protectores y bloqueadores.

La doctora explica que estos productos deben ser utilizados 30 minutos antes de exponerse al sol y luego repetir cada dos horas, ya que “un número importante de quemaduras se produce ante de la exposición solar y en días nublados, ya que un alto porcentaje de radiación solar traspasa las nubes, dañando la piel”.

La especialista puntualiza que en los últimos años se ha notado un fuerte incremento en el número de pacientes con cáncer a la piel y cada vez a edades más tempranas.

Esos peligrosos lunares

La dermatóloga,Rebeca Gacitúa, recalca que la aparición de lunares es, sin duda, el síntoma más peligroso, ya que éstos pueden ser del tipo cancerígeno (melanoma maligno), producto de la exposición al sol sin los cuidados necesarios. Por esta razón, sugiere estar atentos a su aparición y a los eventuales cambios de éstos en términos de forma, bordes, color y tamaño.

“Generalmente, los lunares benignos suelen ser típicamente redondos y simétricos, mientras que los melanomas malignos, amorfos y asimétricos, con sus bordes irregulares y con un típico color, con sombras café o negras”, explica. Resalta que el diámetro de los lunares malignos es superior a los seis milímetros –casi la mitad de una goma de un lápiz–, en tanto que los benignos generalmente tienen un tamaño inferior.

Cómo prevenir y cuidar la piel en invierno

La doctora recomienda el uso de bálsamos, protectores y bloqueadores solares con un factor igual o superior a 30, y sugiere aplicarlos cada dos horas, sobre todo en zonas que estén expuestas al sol, como labios, cuello, mejillas y pómulos.

"Es importante que los protectores solares bloqueen todo el espectro de la radiación ultravioleta, por lo que es recomendable preferir los que protejan contra los rayos UV y UVB”, agrega Gacitúa.

La dermatóloga advierte que “el daño producto de la exposición a la luz ultravioleta es acumulativo durante la vida de las personas, lo que acelera el envejecimiento cutáneo y puede provocar cáncer de piel. Por lo que el cuidado de la piel debe extenderse todo el año”.

Frente al surgimiento de cambios de lunares y aparición de éstos, y ante un cuadro agudo de quemadura solar, la especialista de Integramédica recomienda acudir directamente al médico. “El tratamiento frente a una quemadura de sol dependerá de la intensidad de ésta, del compromiso y de su extensión”, recalca. Durante el trayecto hasta un centro de salud, recomienda aplicar compresas frías y analgésicos para disminuir el dolor

Limpieza de cutis,obtén un rostro soñado.

Distintos son los factores ambientales que deterioran nuestra piel. Sin embargo, lo único que pide nuestro rostro es tiempo y constancia en la limpieza de la piel.

La belleza de una mujer comienza por tener una piel limpia. Lamentablemente existen distintos factores externos que no nos ayudan a mantenerla suave y saludable. Para esto, el mercado nos ofrece una cantidad innumerables de productos con los que debemos ser constantes si deseamos tener resultados.

Después de un arduo día, debes tener como costumbre fiel la limpieza de tu cara, dejarla respirar y descansar es vital todos los días del año. Es inexcusable, si que queremos lucir una piel joven y sana, hacer una rutina diaria para retirar la suciedad facial.

Cabe destacar que, una piel sin impurezas aprovechará fácilmente todos los productos que le apliquemos en cuanto hidratación y humectación, no así una que esté con los poros obstruidos por la suciedad.

La piel del rostro es la más expuesta al polvo y a los contaminantes del medio ambiente. Si no limpiamos de manera adecuada nuestra cara, agentes externos como la contaminación y el estrés pueden provocarnos irritación, espinillas y puntos negros, los que tapan nuestros poros.

Rutinas para limpiar la cara hay muchas. Todas incluyen el lavado con agua, jabón, exfoliación y tratamiento de acción profunda para renovar las células y reactivar la circulación sanguínea del rostro. Es clave elegir el producto adecuado y la constancia en la aplicación.

La necesidad de una piel limpia es primordial y gracias a esto, la industria cosmetológica ha desarrollado una completa gama de productos limpiadores que ayudan a hidratar, humectar y dar elasticidad.

Junto a ello, no es suficiente limpiar la cara durante el baño, debemos hacerlo mínimo dos veces al día. Por su parte, los exfoliantes y mascarillas una vez por semana.

Los pasos para realizar la rutina de limpieza facial son:

Lavarse las manos para evitar transmisión de bacterias y suciedad adicional.

Humedecer la cara con agua tibia.

Aplicar el producto limpiador con un masaje de manera circular. Para complementarlo, hazlo con una pequeña esponja.

Luego enjuágate con agua tibia, sécate con una toalla y huméctate con una crema adecuada al rostro.

 

Si tienes la piel sensible utiliza productos hipoalergénicos para evitar efectos secundarios. Junto a ello, evita el uso de lociones y cremas con fragancias fuertes, que tengan alcohol y aceites naturales porque pueden causarte irritación, resecar la piel u obstruir los poros.

El vapor

La limpieza del rostro puede ser más efectiva si exponemos nuestra piel al vapor porque se abren los poros y ayuda la salida de espinillas y puntos negros, purificando e hidratando nuestra piel. Además estimula la circulación sanguínea y despejar las vías nasales.

Las esencias naturales estimulan nuestro rostro, con ellas debemos ser constantes porque tienen resultados algo más lentos que los sintéticos, pero menos invasivos.

Seca o sensible. Lavanda, manzanilla, geranio, rosa, jazmín, naranja y perejil.

Normal. Lavanda, romero, naranja, menta, manzanilla, geranio y rosa.

Con acné. Eucalipto, limón, ciprés y tomillo.

Grasa. Romero, limón, mejorana, eucalipto, menta y albahaca.

Una vez que haz elegido el producto correcto para tu tipo de piel debes asegurarte que la cara esté libre de maquillaje. Pon a hervir las hierbas que escogiste, luego vacías la mezcla en un recipiente térmico para que el vapor junto a sus propiedades duren lo suficiente y para finalizar cubre tu cabeza con una toalla y acércala a la fuente, debes permanecer al menos 10 ò 15 minutos.

Para eliminar los puntos negros, extrae delicadamente las impurezas y aplícate loción astringente o tónico facial para que queden cerrados.

Exfoliación

Generalmente nuestra piel se regenera durante 28 días. En este proceso algunas células viejas se eliminan de forma natural pero otras quedan en la piel. Si exfolias tu rostro, hazlo mediante suaves masajes circulares, así eliminarás las impurezas y le otorgás elasticidad y suavidad a tu cara.

Mascarillas

Otorgan aspectos de luminosidad y suavidad, ya que llegan hasta las capas más profundas de la piel. Las mascarillas limpiadoras previenen los brotes de barros y espinillas, las exfoliantes tienen componentes que eliminan las células muertas, las mascarillas humectan la piel, y por último, las purificadoras son ideales para energizar la piel y hacerla lucir radiante.

Para conservar la piel humectada e hidratada debes beber dos litros de agua durante el día, hacer ejercicios faciales con regularidad, masajear tu rostro con las yemas de los dedos en forma circular y lavarte la cara con agua fría para mayor efecto tonificante.

Al finalizar cada uno de los procesos antes descritos debes humectar tu rostro. De esta forma conservarás una piel suave, protegida de agresiones ambientales y del envejecimiento prematuro. Si bien, son varios los pasos para un cutis bello y terso, vale la pena invertir tiempo en nuestra cara, ya que siempre es nuestra carta de presentación y debe mostrarse cuidada y limpia.

El 76% de la población no chequea periódicamente sus oídos.

La audición es uno de los sentidos más sensibles y especializados del ser humano. Lamentablemente, la mayoría de las personas tiende a valorar su importancia de manera tardía, cuando ya están afectados por algún tipo de discapacidad auditiva que repercute, inevitablemente, en múltiples aspectos de su vida social.

De acuerdo con la Sociedad Panamericana de Otorrinolaringología (SPO), uno de los principales problemas que se observa en los consultorios entre la población joven y adulta, fuera de las patologías habituales, son los trastornos producidos por el ruido a intensidades altas, que generan un trauma acústico; inicialmente transitorio, pero que si se mantiene en el tiempo puede provocar una hipoacusia estable y permanente. Sólo por dar un ejemplo, un reproductor portátil promedio permite oír música a un volumen de 112 decibelios (dB) cuando según los expertos una exposición prolongada a ruidos por encima de los 85 decibelios es potencialmente dañina.

Frente a este panorama, la prevención se vuelve un eje fundamental dentro del cuidado de nuestros oídos. Sin embargo, entre los chilenos no hay conciencia sobre la importancia de detectar a tiempo los problemas auditivos. Así lo demuestra un estudio realizado por la empresa Gaes, según el cual el 36% de la población no ha revisado nunca su audición, el 33% lo hizo alguna vez hace mucho tiempo, y el 7% lo hace cada cuatro o cinco años.

 

Un correcto cuidado de la salud auditiva

Otro dato interesante es que el 70% de la población cree que la frecuencia con que revisa su audición no es adecuada y el 64% considera que en general la gente se preocupa poco por el cuidado de la audición. Según Luis Ortega, fonoaudiólogo de Gaes, para cuidar nuestra salud auditiva el primer paso es realizarse un control con un médico otorrinolaringólogo una vez por año: Así mantendremos monitoreado nuestro sistema y ante la más mínima incidencia que sea detectada, podremos actuar con eficacia en disminuir tanto los factores que generan una posible pérdida auditiva, como aquellos factores que la catalizan.

Todas estas recomendaciones se hacen bajo el contexto de la campaña No Te Olvides de Tus Oídos, que ofrece realizar un sencillo test auditivo gratuito. El objetivo principal de la campaña es generar conciencia entre la población sobre la importancia de la detección temprana de los problemas de audición y educarlos para que asuman el hábito de chequearse periódicamente los oídos, con la misma naturalidad que realiza revisiones odontológicas u oftalmológicas.