Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Limpieza de cutis,obtén un rostro soñado.

Distintos son los factores ambientales que deterioran nuestra piel. Sin embargo, lo único que pide nuestro rostro es tiempo y constancia en la limpieza de la piel.

La belleza de una mujer comienza por tener una piel limpia. Lamentablemente existen distintos factores externos que no nos ayudan a mantenerla suave y saludable. Para esto, el mercado nos ofrece una cantidad innumerables de productos con los que debemos ser constantes si deseamos tener resultados.

Después de un arduo día, debes tener como costumbre fiel la limpieza de tu cara, dejarla respirar y descansar es vital todos los días del año. Es inexcusable, si que queremos lucir una piel joven y sana, hacer una rutina diaria para retirar la suciedad facial.

Cabe destacar que, una piel sin impurezas aprovechará fácilmente todos los productos que le apliquemos en cuanto hidratación y humectación, no así una que esté con los poros obstruidos por la suciedad.

La piel del rostro es la más expuesta al polvo y a los contaminantes del medio ambiente. Si no limpiamos de manera adecuada nuestra cara, agentes externos como la contaminación y el estrés pueden provocarnos irritación, espinillas y puntos negros, los que tapan nuestros poros.

Rutinas para limpiar la cara hay muchas. Todas incluyen el lavado con agua, jabón, exfoliación y tratamiento de acción profunda para renovar las células y reactivar la circulación sanguínea del rostro. Es clave elegir el producto adecuado y la constancia en la aplicación.

La necesidad de una piel limpia es primordial y gracias a esto, la industria cosmetológica ha desarrollado una completa gama de productos limpiadores que ayudan a hidratar, humectar y dar elasticidad.

Junto a ello, no es suficiente limpiar la cara durante el baño, debemos hacerlo mínimo dos veces al día. Por su parte, los exfoliantes y mascarillas una vez por semana.

Los pasos para realizar la rutina de limpieza facial son:

Lavarse las manos para evitar transmisión de bacterias y suciedad adicional.

Humedecer la cara con agua tibia.

Aplicar el producto limpiador con un masaje de manera circular. Para complementarlo, hazlo con una pequeña esponja.

Luego enjuágate con agua tibia, sécate con una toalla y huméctate con una crema adecuada al rostro.

 

Si tienes la piel sensible utiliza productos hipoalergénicos para evitar efectos secundarios. Junto a ello, evita el uso de lociones y cremas con fragancias fuertes, que tengan alcohol y aceites naturales porque pueden causarte irritación, resecar la piel u obstruir los poros.

El vapor

La limpieza del rostro puede ser más efectiva si exponemos nuestra piel al vapor porque se abren los poros y ayuda la salida de espinillas y puntos negros, purificando e hidratando nuestra piel. Además estimula la circulación sanguínea y despejar las vías nasales.

Las esencias naturales estimulan nuestro rostro, con ellas debemos ser constantes porque tienen resultados algo más lentos que los sintéticos, pero menos invasivos.

Seca o sensible. Lavanda, manzanilla, geranio, rosa, jazmín, naranja y perejil.

Normal. Lavanda, romero, naranja, menta, manzanilla, geranio y rosa.

Con acné. Eucalipto, limón, ciprés y tomillo.

Grasa. Romero, limón, mejorana, eucalipto, menta y albahaca.

Una vez que haz elegido el producto correcto para tu tipo de piel debes asegurarte que la cara esté libre de maquillaje. Pon a hervir las hierbas que escogiste, luego vacías la mezcla en un recipiente térmico para que el vapor junto a sus propiedades duren lo suficiente y para finalizar cubre tu cabeza con una toalla y acércala a la fuente, debes permanecer al menos 10 ò 15 minutos.

Para eliminar los puntos negros, extrae delicadamente las impurezas y aplícate loción astringente o tónico facial para que queden cerrados.

Exfoliación

Generalmente nuestra piel se regenera durante 28 días. En este proceso algunas células viejas se eliminan de forma natural pero otras quedan en la piel. Si exfolias tu rostro, hazlo mediante suaves masajes circulares, así eliminarás las impurezas y le otorgás elasticidad y suavidad a tu cara.

Mascarillas

Otorgan aspectos de luminosidad y suavidad, ya que llegan hasta las capas más profundas de la piel. Las mascarillas limpiadoras previenen los brotes de barros y espinillas, las exfoliantes tienen componentes que eliminan las células muertas, las mascarillas humectan la piel, y por último, las purificadoras son ideales para energizar la piel y hacerla lucir radiante.

Para conservar la piel humectada e hidratada debes beber dos litros de agua durante el día, hacer ejercicios faciales con regularidad, masajear tu rostro con las yemas de los dedos en forma circular y lavarte la cara con agua fría para mayor efecto tonificante.

Al finalizar cada uno de los procesos antes descritos debes humectar tu rostro. De esta forma conservarás una piel suave, protegida de agresiones ambientales y del envejecimiento prematuro. Si bien, son varios los pasos para un cutis bello y terso, vale la pena invertir tiempo en nuestra cara, ya que siempre es nuestra carta de presentación y debe mostrarse cuidada y limpia.

Los riesgos para la piel que trae el invierno.

Los dermatólogos llama a asumir una postura de autocuidado durante esta época y tomar precauciones al inicio de la temporada, que es cuando mayor riesgo hay de que se produzcan lesiones por el sol.

La especialista recomienda el uso de gorros, lentes de sol (de preferencia con filtro UV y UVB), ropa de montaña y productos como bloqueadores, protectores y bálsamos labiales con factor solar igual o superior a 30, debiendo aplicarse media hora antes de la exposición al sol y luego cada dos horas.

La temporada invernal luego comenzá y, con ello, se incrementa fuertemente no sólo la práctica de deportes propios de esta época, como el ski y el snowboard, sino también la aparición de graves y peligrosas lesiones a la piel, asociadas a la exposición al sol en la alta montaña sin los cuidados necesarios.

"Estas lesiones van desde simples resequedades y grietas en los labios hasta la aparición de graves quemaduras en zonas delicadas del rostro –ojos, boca y nariz–, envejecimiento prematuro y surgimiento de lunares, que son uno de los principales síntomas del cáncer a la piel”, explica la dermatóloga,Rebeca Gacitúa.

Por estas razones, la especialista aconseja asumir una postura de autocuidado permanente y tomar precauciones al inicio de la temporada, que es cuando hay mayor riesgo de que se produzca este tipo de lesiones, a través del uso de gorros, lentes de sol (de preferencia con filtro UV y UVB), ropa de montaña y productos para proteger el rostro, como bálsamos labiales, protectores y bloqueadores.

La doctora explica que estos productos deben ser utilizados 30 minutos antes de exponerse al sol y luego repetir cada dos horas, ya que “un número importante de quemaduras se produce ante de la exposición solar y en días nublados, ya que un alto porcentaje de radiación solar traspasa las nubes, dañando la piel”.

La especialista puntualiza que en los últimos años se ha notado un fuerte incremento en el número de pacientes con cáncer a la piel y cada vez a edades más tempranas.

Esos peligrosos lunares

La dermatóloga,Rebeca Gacitúa, recalca que la aparición de lunares es, sin duda, el síntoma más peligroso, ya que éstos pueden ser del tipo cancerígeno (melanoma maligno), producto de la exposición al sol sin los cuidados necesarios. Por esta razón, sugiere estar atentos a su aparición y a los eventuales cambios de éstos en términos de forma, bordes, color y tamaño.

“Generalmente, los lunares benignos suelen ser típicamente redondos y simétricos, mientras que los melanomas malignos, amorfos y asimétricos, con sus bordes irregulares y con un típico color, con sombras café o negras”, explica. Resalta que el diámetro de los lunares malignos es superior a los seis milímetros –casi la mitad de una goma de un lápiz–, en tanto que los benignos generalmente tienen un tamaño inferior.

Cómo prevenir y cuidar la piel en invierno

La doctora recomienda el uso de bálsamos, protectores y bloqueadores solares con un factor igual o superior a 30, y sugiere aplicarlos cada dos horas, sobre todo en zonas que estén expuestas al sol, como labios, cuello, mejillas y pómulos.

"Es importante que los protectores solares bloqueen todo el espectro de la radiación ultravioleta, por lo que es recomendable preferir los que protejan contra los rayos UV y UVB”, agrega Gacitúa.

La dermatóloga advierte que “el daño producto de la exposición a la luz ultravioleta es acumulativo durante la vida de las personas, lo que acelera el envejecimiento cutáneo y puede provocar cáncer de piel. Por lo que el cuidado de la piel debe extenderse todo el año”.

Frente al surgimiento de cambios de lunares y aparición de éstos, y ante un cuadro agudo de quemadura solar, la especialista de Integramédica recomienda acudir directamente al médico. “El tratamiento frente a una quemadura de sol dependerá de la intensidad de ésta, del compromiso y de su extensión”, recalca. Durante el trayecto hasta un centro de salud, recomienda aplicar compresas frías y analgésicos para disminuir el dolor

Verdades y mentiras sobre las muelas del juicio.

Las muelas del juicio aparecen entre los 18 y 22 años de edad, acarreando diversas molestias en los pacientes. ¿Cuándo deben extraerse, cómo se hace y debo preocuparme si no aparecen?

Fuertes dolores faciales, hinchazón y diversas molestias caracterizan la aparición de los cordales, terceros molares o muelas del juicio. A diferencia de lo que normalmente se cree estas piezas dentales no deben su nombre al dolor que provocan, sino más bien porque su aparición se da cuando se alcanza la edad adulta o de mayor juicio, entre los 18 y 22 años de edad.

Las muelas del juicio son cuatro y son los últimos molares en aparecer o erupcionar, ubicándose en la zona posterior de cada arco dentario. Se cree que estos dientes eran necesarios en épocas remotas cuando el ser humano tenía una alimentación en base a alimentos crudos, pero en la actualidad, la boca no cuenta con suficiente espacio para albergarlas, por lo que su extracción es lo más recomendado.

Sin embargo, pueden ocurrir diversas situaciones con las muelas del juicio, la primera, que éstas no aparezcan durante toda la vida; segundo, que no se genere ninguna molestia al erupcionar los cordales o, tercero, que adopten una posición anómala, lo que implicará que las muelas afectadas queden retenidas total o parcialmente dentro del hueso o francamente impactadas contra los segundos molares, situación que requiere de intervención médica.

La no extracción a tiempo de las muelas del juicio puede acarrear diversos problemas. El Dr. René Latorre señala que “dependiendo de la situación original del molar del juicio; puede generarse una pericoronaritis (dolorosa inflamación de la encía de ese sector), o una caries por decúbito (contra el molar anterior), y si el molar no está erupcionado, podría generarse un quiste.”, entre otras.

Es recomendable que a partir de los 18 años se acuda al dentista para una evaluación respecto a las muelas del juicio, para saber cómo está su desarrollo y si será o no necesario extraerlas. El especialista determinará cuando y de que manera deberán removerse estos molares, generalmente se trata de un procedimiento de intervención quirúrgica que no debería conllevar mayores dificultades.

“Las complicaciones post-operatorias indudablemente dependerán del estado de salud previa del paciente, de qué tan trabajoso fue el procedimiento quirúrgico y de cómo se manejó farmacológicamente el pre y el post-operatorio”, afirma el Prof. Dr. Ricardo Moreno Silva, Jefe de Cátedra de Patología Oral de Facultad de Odontología de la Universidad de Valparaíso.

Entre las posibles complicaciones, el Dr. Moreno indica que puede presentarse: sangramiento, que se evitará con estudios previos; infección, que se prevendrá y de aparecer deberá ser tratada con antibióticos; hinchazón, la cual requerirá del uso de compresas de hielo sobre la zona intervenida y dosis de antiinflamatorios; y dolor, que estos últimos medicamentos también disminuirán o, de ser necesario, se prescribirán analgésicos.

Las visitas periódicas a tu dentista te ayudarán a mantener una buena salud bucal, ya que le permitirá a tu médico mantener bajo control a tus muelas del juicio y recomendarte de manera oportuna su extracción de ser necesario.

El 76% de la población no chequea periódicamente sus oídos.

La audición es uno de los sentidos más sensibles y especializados del ser humano. Lamentablemente, la mayoría de las personas tiende a valorar su importancia de manera tardía, cuando ya están afectados por algún tipo de discapacidad auditiva que repercute, inevitablemente, en múltiples aspectos de su vida social.

De acuerdo con la Sociedad Panamericana de Otorrinolaringología (SPO), uno de los principales problemas que se observa en los consultorios entre la población joven y adulta, fuera de las patologías habituales, son los trastornos producidos por el ruido a intensidades altas, que generan un trauma acústico; inicialmente transitorio, pero que si se mantiene en el tiempo puede provocar una hipoacusia estable y permanente. Sólo por dar un ejemplo, un reproductor portátil promedio permite oír música a un volumen de 112 decibelios (dB) cuando según los expertos una exposición prolongada a ruidos por encima de los 85 decibelios es potencialmente dañina.

Frente a este panorama, la prevención se vuelve un eje fundamental dentro del cuidado de nuestros oídos. Sin embargo, entre los chilenos no hay conciencia sobre la importancia de detectar a tiempo los problemas auditivos. Así lo demuestra un estudio realizado por la empresa Gaes, según el cual el 36% de la población no ha revisado nunca su audición, el 33% lo hizo alguna vez hace mucho tiempo, y el 7% lo hace cada cuatro o cinco años.

 

Un correcto cuidado de la salud auditiva

Otro dato interesante es que el 70% de la población cree que la frecuencia con que revisa su audición no es adecuada y el 64% considera que en general la gente se preocupa poco por el cuidado de la audición. Según Luis Ortega, fonoaudiólogo de Gaes, para cuidar nuestra salud auditiva el primer paso es realizarse un control con un médico otorrinolaringólogo una vez por año: Así mantendremos monitoreado nuestro sistema y ante la más mínima incidencia que sea detectada, podremos actuar con eficacia en disminuir tanto los factores que generan una posible pérdida auditiva, como aquellos factores que la catalizan.

Todas estas recomendaciones se hacen bajo el contexto de la campaña No Te Olvides de Tus Oídos, que ofrece realizar un sencillo test auditivo gratuito. El objetivo principal de la campaña es generar conciencia entre la población sobre la importancia de la detección temprana de los problemas de audición y educarlos para que asuman el hábito de chequearse periódicamente los oídos, con la misma naturalidad que realiza revisiones odontológicas u oftalmológicas.

Como entender y combatir la caspa.

La caspa suele perjudicar la imagen de las personas al no poder usar colores oscuros. Existen consejos y tratamientos efectivos para prevenir y también combatir la caspa.

 Para poder hablar de la manera de combatir la caspa, primero tenemos que entender en qué consiste este problema. Primero, debemos decir que la caspa se identifica como escamas blancas o plateadas que se desprenden del cuero cabelludo y caen, quedándose en medio del pelo, en nuestra ropa y en los cepillos con que nos peinamos; la mayoría de las veces va acompañado de picazón. Cuando descubramos que tenemos algo así en nuestro pelo, debemos tener cuidado ya que se puede tratar de piel como la psoriasis, micosis y pediculosis; ante la duda consulte a un dermatólogo.

¿Qué es la caspa?

Es un trastorno social benigno que afecta a la estética de la gente, por presentarse en las zonas donde hay pelo -ingle, axilas, barba, cuero cabelludo y cejas-, su comienzo se da en la adolescencia y alcanza su punto máximo entre los 30 y 40 años. Ésta afección la padece casi 20% de la población mundial, puesto en números podríamos decir que 1 de cada 5 personas tiene caspa. Sumado a eso, existen estudios que demuestran que el 50% de la población mundial ha sufrido de caspa alguna vez.

Su nombre científico es pityriasis capitis debido a que la relacionan al hongo pitirosporum ovale, ya que dicho hongo es posee la capacidad de hidrolizar el sebo del cuero cabelludo de cualquier persona. Sin embargo, lo anterior compite, ya que no está comprobado en su totalidad, con lo afirmado por algunos expertos que afirman que es causada por problemas digestivos, lavarse el pelo con agua a temperaturas extremas, fatiga o estrés.

El molesto polvillo blanco que tanto nos acompleja, se produce porque la renovación celular de la cabeza es más rápido que la del resto de las células del cuerpo -de 7 a 10 días contra 21 días-, generando piel muerta que debe ser removida, este es un proceso natural. Sin embargo, en las personas que sufren de caspa este se acelerada al doble que el común, generando que la descamación ocurra de forma más rápida. Llamamos descamación, por lo que caen las placas de células muertas, al resultado del aumento de un elemento epitelial que regula el paso del agua y otras sustancias -sustancia córnea- en el cuero cabelludo. Además, las placas se ubican rodeando la raíz del pelo, debido a que es el sector donde se genera un mayor crecimiento epitelial.

Tipos de caspa

Existen dos tipos de caspa que son posibles de detectar, encuentra cual es la que se asimila a lo que te está pasando para que la puedas combatir de mejor manera.

Caspa seca (pityriasis simplex): es la más común y dura por largos tramos de tiempo. En la mayoría de los casos es crónica, pero presenta periodos de menor y mayor intensidad. Se debe cuidar para que no evolucione a caspa grasa. Sus principales características son:

 

•Las escamas son blancas, finas y secas, desprendiéndose de manera fácil con el simple roce, suelen presentarse en grandes cantidades.

•La podemos encontrar en todo el cuero cabelludo.

•Cae por los hombros y el cuello, siendo muy visible si estamos usando ropa oscura.

•Pica moderadamente.

•El cuero cabelludo se encuentra seco y el pelo sin brillo.

 

Caspa grasa (pityriasis steatoide): va acompañada de seborrea y puede aparecer de manera espontánea o surgir luego de una caspa simple mal cuidada o que evolucionó en este tipo. La podemos identificar a través de las siguientes características:

 

•Las escamas son de un tamaño más grande, grasosas y, en la mayoría de los casos, amarillas.

•Suelen estar en el cuero cabelludo frontal.

•Por lo general forman placas, al adherirse al cuero cabelludo.

•El cuero cabelludo tiene la tendencia a ser graso.

•En ocasiones se presentan con eritemas, que son lesiones cutáneas que se identifican por el enrojecimiento de la piel.

•Comienza picando de manera moderada y se va intensificando.

•Puede provocar inflamación del cuero cabelludo.

•El pelo tiene un aspecto brillante y aceitoso.

 Shampoo anticaspa

La caspa puede controlarse en la mayoría de los casos y una de las maneras es a través de la utilización de un shampoo anticaspa. Es más, el lavado diario con uno de estos productos suele ser suficiente para dar solución al problema. Sin embargo, con lo que hay que tener cuidado es con la manera en que lo aplicas, ya que debe tener contacto de 5 a 10 minutos para que haga efecto deseado.

En el mercado existen variadas marcas que tienen un shampoo dedicado al control de la caspa, debes fijarte en sus componentes activos a la hora de elegir uno de ellos y, recordar, que si presentas inflamación importante debes tener un tratamiento más fuerte que debe proporcionarte un especialista. A continuación, les presento un listado de principios activos de los shampoo anticaspa para que identifiquen el que más les sirve.

 •Zinc piritiona: antibacteriano y antifúngico, reduce la presencia del hongo pitirosporum ovale. Es uno de los más utilizados.

•Alquitrán: tiene el mismo principio que el anterior, es decir, disminuye la velocidad de duplicación de las células del cuero cabelludo.

•Sulfuro de selenio: este agente previene la sustitución acelerada de las células. El riesgo de éste es que puede desteñir un poco el cabello, por eso siga cuidadosamente las indicaciones que traiga el producto.

•Ácido salicílico: este agente es un antiinflamatorio tópico y es utilizado por los dermatólogos para casos más severos, donde, por lo general, hay tejido inflamado que necesita un tratamiento más agresivo.

 Recomiendo que le preguntes a tu farmacéutico o dermatólogo qué shampoo es el más indicado para ti, sobretodo si te encuentras con un nivel muy alto de caspa y/o alguna complicación asociada. Por otro lado, les cuento que los productos con estos agentes activos no suelen ser dañinos para tu cabello, pero necesitas ser constante y no interrumpir bruscamente el tratamiento anticaspa.

Recetas caseras contra la caspa:

Si prefieres una alternativa más económica y natural, aquí te doy algunos remedios caseros para combatir la caspa que puedes probar.

 •Hierve un litro de agua y añádele unos tallos y hojas de apio, luego déjala hervir 5 minutos más, deja que repose y póntela sobre el cuero cabelludo.

•Exprime un limón y aplícalo en tu pelo cuando le estés enjuagando el shampoo. Esto le dará brillo, quitará la viscosidad y prevendrá la caspa en tu cabello.

•Hierve en agua raíces de remolacha blanca y con ese líquido te das masajes todas las noches en el cuero cabelludo con las yemas de los dedos.

•Prepara un enjuague: toma 3 cucharadas de tomillo seco y una taza de agua, hierve todo por 10 minutos. Cada vez que te laves el pelo, viértelo sobre él y no lo enjuagues.

•Pon tu cuero cabelludo al sol en la mañana o después de las 4 de la tarde por un periodo de media hora, esto produce un efecto antiinflamatorio para la dermis que se está descamando.

•Entibia una cucharada de aceite de almendra y unta un algodón con él. Separa el cabello y pasa el algodón por el cuero cabelludo, luego, ponte una bolsa plástica o un gorro, deja actuar por medio hora y luego lávate el pelo. No repitas el tratamiento más de una vez por semana, te ayudará a que las escamas se desprendan y mejorará tu cuero cabelludo.

•Mezcla un huevo con una cucharada de miel, viértelo en tu cabeza y masajea circular y suavemente. Luego, lava el cabello con shampoo.

•Mezcla 10 gotas del árbol del té con medio litro de agua. Con esta preparación debes friccionar el cuero cabelludo y, luego, ponerte un gorro o balsa plástica por media hora. Terminado el tiempo, lávate el cabello con un shampoo suave. Con este método se regulan las glándulas sebáceas, gracias al efecto del árbol del té.

 Recomendaciones generales

 •No te olvides que si tienes caspa tienes que tratarla, no va a desaparecer por arte de magia, al contrario, se puede volver peor por la acumulación de decamaciones en el cuero cabelludo que produce que la picazón se vuelva insoportable.

•Incluye en tu dieta frutas y verduras, debes hacer énfasis en los alimentos crudos.

•Evita el té, el café y las comidas procesadas, enlatadas y refinadas, por ejemplo, azúcar, harina blanca, entre otros.

•Todos los días masajea tu cuero cabelludo usando las yemas de tus dedos, siempre antes o después de cepillar el cabello, ya que así activaras la circulación sanguínea, lo que se traduce en una mejoría para tu situación de caspa.

•Mantén tu cuero cabelludo y pelo siempre limpios, evitarás que se acumulen células muertas.

•Cepilla tu cabello todos los días, así mejorarás la circulación. La mejor manera de hacer esto es poner el pelo hacia el suelo y peinarlo de la nuca hacia abajo.

•Evita abusar de las tinturas, no te pases la mano por el pelo a cada rato, deja de lado los secadores a altas temperaturas y enjuaga bien los productos que te apliques.

•Consulta a tu doctor si observas: irritación en el cuero cabelludo, descamación gruesa luego de utilizados los remedios, costras amarillas y/o manchas rojas en la línea donde nace el pelo en la frente.

 Bueno, espero que pudiesen detectar si tienen caspa, de qué tipo es y cómo manejarla, de no ser así, no olviden acudir a un médico, pues con la salud no hay que jugar. Intenta aplicar alguno de los consejo y ten presente las recomendaciones, todo es manejable de manera simple. Así que esta en tus manos no permitir que la caspa gane terreno y empeore, si ya es tarde, toma cartas en el asunto y lo más importante, nunca te avergüences de tener este problema, recuerda que la mitad de la población mundial alguna vez en su vida lo ha tenido; no estás sólo en esto.