Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Verdades y mentiras sobre las muelas del juicio.

Las muelas del juicio aparecen entre los 18 y 22 años de edad, acarreando diversas molestias en los pacientes. ¿Cuándo deben extraerse, cómo se hace y debo preocuparme si no aparecen?

Fuertes dolores faciales, hinchazón y diversas molestias caracterizan la aparición de los cordales, terceros molares o muelas del juicio. A diferencia de lo que normalmente se cree estas piezas dentales no deben su nombre al dolor que provocan, sino más bien porque su aparición se da cuando se alcanza la edad adulta o de mayor juicio, entre los 18 y 22 años de edad.

Las muelas del juicio son cuatro y son los últimos molares en aparecer o erupcionar, ubicándose en la zona posterior de cada arco dentario. Se cree que estos dientes eran necesarios en épocas remotas cuando el ser humano tenía una alimentación en base a alimentos crudos, pero en la actualidad, la boca no cuenta con suficiente espacio para albergarlas, por lo que su extracción es lo más recomendado.

Sin embargo, pueden ocurrir diversas situaciones con las muelas del juicio, la primera, que éstas no aparezcan durante toda la vida; segundo, que no se genere ninguna molestia al erupcionar los cordales o, tercero, que adopten una posición anómala, lo que implicará que las muelas afectadas queden retenidas total o parcialmente dentro del hueso o francamente impactadas contra los segundos molares, situación que requiere de intervención médica.

La no extracción a tiempo de las muelas del juicio puede acarrear diversos problemas. El Dr. René Latorre señala que “dependiendo de la situación original del molar del juicio; puede generarse una pericoronaritis (dolorosa inflamación de la encía de ese sector), o una caries por decúbito (contra el molar anterior), y si el molar no está erupcionado, podría generarse un quiste.”, entre otras.

Es recomendable que a partir de los 18 años se acuda al dentista para una evaluación respecto a las muelas del juicio, para saber cómo está su desarrollo y si será o no necesario extraerlas. El especialista determinará cuando y de que manera deberán removerse estos molares, generalmente se trata de un procedimiento de intervención quirúrgica que no debería conllevar mayores dificultades.

“Las complicaciones post-operatorias indudablemente dependerán del estado de salud previa del paciente, de qué tan trabajoso fue el procedimiento quirúrgico y de cómo se manejó farmacológicamente el pre y el post-operatorio”, afirma el Prof. Dr. Ricardo Moreno Silva, Jefe de Cátedra de Patología Oral de Facultad de Odontología de la Universidad de Valparaíso.

Entre las posibles complicaciones, el Dr. Moreno indica que puede presentarse: sangramiento, que se evitará con estudios previos; infección, que se prevendrá y de aparecer deberá ser tratada con antibióticos; hinchazón, la cual requerirá del uso de compresas de hielo sobre la zona intervenida y dosis de antiinflamatorios; y dolor, que estos últimos medicamentos también disminuirán o, de ser necesario, se prescribirán analgésicos.

Las visitas periódicas a tu dentista te ayudarán a mantener una buena salud bucal, ya que le permitirá a tu médico mantener bajo control a tus muelas del juicio y recomendarte de manera oportuna su extracción de ser necesario.

Como entender y combatir la caspa.

La caspa suele perjudicar la imagen de las personas al no poder usar colores oscuros. Existen consejos y tratamientos efectivos para prevenir y también combatir la caspa.

 Para poder hablar de la manera de combatir la caspa, primero tenemos que entender en qué consiste este problema. Primero, debemos decir que la caspa se identifica como escamas blancas o plateadas que se desprenden del cuero cabelludo y caen, quedándose en medio del pelo, en nuestra ropa y en los cepillos con que nos peinamos; la mayoría de las veces va acompañado de picazón. Cuando descubramos que tenemos algo así en nuestro pelo, debemos tener cuidado ya que se puede tratar de piel como la psoriasis, micosis y pediculosis; ante la duda consulte a un dermatólogo.

¿Qué es la caspa?

Es un trastorno social benigno que afecta a la estética de la gente, por presentarse en las zonas donde hay pelo -ingle, axilas, barba, cuero cabelludo y cejas-, su comienzo se da en la adolescencia y alcanza su punto máximo entre los 30 y 40 años. Ésta afección la padece casi 20% de la población mundial, puesto en números podríamos decir que 1 de cada 5 personas tiene caspa. Sumado a eso, existen estudios que demuestran que el 50% de la población mundial ha sufrido de caspa alguna vez.

Su nombre científico es pityriasis capitis debido a que la relacionan al hongo pitirosporum ovale, ya que dicho hongo es posee la capacidad de hidrolizar el sebo del cuero cabelludo de cualquier persona. Sin embargo, lo anterior compite, ya que no está comprobado en su totalidad, con lo afirmado por algunos expertos que afirman que es causada por problemas digestivos, lavarse el pelo con agua a temperaturas extremas, fatiga o estrés.

El molesto polvillo blanco que tanto nos acompleja, se produce porque la renovación celular de la cabeza es más rápido que la del resto de las células del cuerpo -de 7 a 10 días contra 21 días-, generando piel muerta que debe ser removida, este es un proceso natural. Sin embargo, en las personas que sufren de caspa este se acelerada al doble que el común, generando que la descamación ocurra de forma más rápida. Llamamos descamación, por lo que caen las placas de células muertas, al resultado del aumento de un elemento epitelial que regula el paso del agua y otras sustancias -sustancia córnea- en el cuero cabelludo. Además, las placas se ubican rodeando la raíz del pelo, debido a que es el sector donde se genera un mayor crecimiento epitelial.

Tipos de caspa

Existen dos tipos de caspa que son posibles de detectar, encuentra cual es la que se asimila a lo que te está pasando para que la puedas combatir de mejor manera.

Caspa seca (pityriasis simplex): es la más común y dura por largos tramos de tiempo. En la mayoría de los casos es crónica, pero presenta periodos de menor y mayor intensidad. Se debe cuidar para que no evolucione a caspa grasa. Sus principales características son:

 

•Las escamas son blancas, finas y secas, desprendiéndose de manera fácil con el simple roce, suelen presentarse en grandes cantidades.

•La podemos encontrar en todo el cuero cabelludo.

•Cae por los hombros y el cuello, siendo muy visible si estamos usando ropa oscura.

•Pica moderadamente.

•El cuero cabelludo se encuentra seco y el pelo sin brillo.

 

Caspa grasa (pityriasis steatoide): va acompañada de seborrea y puede aparecer de manera espontánea o surgir luego de una caspa simple mal cuidada o que evolucionó en este tipo. La podemos identificar a través de las siguientes características:

 

•Las escamas son de un tamaño más grande, grasosas y, en la mayoría de los casos, amarillas.

•Suelen estar en el cuero cabelludo frontal.

•Por lo general forman placas, al adherirse al cuero cabelludo.

•El cuero cabelludo tiene la tendencia a ser graso.

•En ocasiones se presentan con eritemas, que son lesiones cutáneas que se identifican por el enrojecimiento de la piel.

•Comienza picando de manera moderada y se va intensificando.

•Puede provocar inflamación del cuero cabelludo.

•El pelo tiene un aspecto brillante y aceitoso.

 Shampoo anticaspa

La caspa puede controlarse en la mayoría de los casos y una de las maneras es a través de la utilización de un shampoo anticaspa. Es más, el lavado diario con uno de estos productos suele ser suficiente para dar solución al problema. Sin embargo, con lo que hay que tener cuidado es con la manera en que lo aplicas, ya que debe tener contacto de 5 a 10 minutos para que haga efecto deseado.

En el mercado existen variadas marcas que tienen un shampoo dedicado al control de la caspa, debes fijarte en sus componentes activos a la hora de elegir uno de ellos y, recordar, que si presentas inflamación importante debes tener un tratamiento más fuerte que debe proporcionarte un especialista. A continuación, les presento un listado de principios activos de los shampoo anticaspa para que identifiquen el que más les sirve.

 •Zinc piritiona: antibacteriano y antifúngico, reduce la presencia del hongo pitirosporum ovale. Es uno de los más utilizados.

•Alquitrán: tiene el mismo principio que el anterior, es decir, disminuye la velocidad de duplicación de las células del cuero cabelludo.

•Sulfuro de selenio: este agente previene la sustitución acelerada de las células. El riesgo de éste es que puede desteñir un poco el cabello, por eso siga cuidadosamente las indicaciones que traiga el producto.

•Ácido salicílico: este agente es un antiinflamatorio tópico y es utilizado por los dermatólogos para casos más severos, donde, por lo general, hay tejido inflamado que necesita un tratamiento más agresivo.

 Recomiendo que le preguntes a tu farmacéutico o dermatólogo qué shampoo es el más indicado para ti, sobretodo si te encuentras con un nivel muy alto de caspa y/o alguna complicación asociada. Por otro lado, les cuento que los productos con estos agentes activos no suelen ser dañinos para tu cabello, pero necesitas ser constante y no interrumpir bruscamente el tratamiento anticaspa.

Recetas caseras contra la caspa:

Si prefieres una alternativa más económica y natural, aquí te doy algunos remedios caseros para combatir la caspa que puedes probar.

 •Hierve un litro de agua y añádele unos tallos y hojas de apio, luego déjala hervir 5 minutos más, deja que repose y póntela sobre el cuero cabelludo.

•Exprime un limón y aplícalo en tu pelo cuando le estés enjuagando el shampoo. Esto le dará brillo, quitará la viscosidad y prevendrá la caspa en tu cabello.

•Hierve en agua raíces de remolacha blanca y con ese líquido te das masajes todas las noches en el cuero cabelludo con las yemas de los dedos.

•Prepara un enjuague: toma 3 cucharadas de tomillo seco y una taza de agua, hierve todo por 10 minutos. Cada vez que te laves el pelo, viértelo sobre él y no lo enjuagues.

•Pon tu cuero cabelludo al sol en la mañana o después de las 4 de la tarde por un periodo de media hora, esto produce un efecto antiinflamatorio para la dermis que se está descamando.

•Entibia una cucharada de aceite de almendra y unta un algodón con él. Separa el cabello y pasa el algodón por el cuero cabelludo, luego, ponte una bolsa plástica o un gorro, deja actuar por medio hora y luego lávate el pelo. No repitas el tratamiento más de una vez por semana, te ayudará a que las escamas se desprendan y mejorará tu cuero cabelludo.

•Mezcla un huevo con una cucharada de miel, viértelo en tu cabeza y masajea circular y suavemente. Luego, lava el cabello con shampoo.

•Mezcla 10 gotas del árbol del té con medio litro de agua. Con esta preparación debes friccionar el cuero cabelludo y, luego, ponerte un gorro o balsa plástica por media hora. Terminado el tiempo, lávate el cabello con un shampoo suave. Con este método se regulan las glándulas sebáceas, gracias al efecto del árbol del té.

 Recomendaciones generales

 •No te olvides que si tienes caspa tienes que tratarla, no va a desaparecer por arte de magia, al contrario, se puede volver peor por la acumulación de decamaciones en el cuero cabelludo que produce que la picazón se vuelva insoportable.

•Incluye en tu dieta frutas y verduras, debes hacer énfasis en los alimentos crudos.

•Evita el té, el café y las comidas procesadas, enlatadas y refinadas, por ejemplo, azúcar, harina blanca, entre otros.

•Todos los días masajea tu cuero cabelludo usando las yemas de tus dedos, siempre antes o después de cepillar el cabello, ya que así activaras la circulación sanguínea, lo que se traduce en una mejoría para tu situación de caspa.

•Mantén tu cuero cabelludo y pelo siempre limpios, evitarás que se acumulen células muertas.

•Cepilla tu cabello todos los días, así mejorarás la circulación. La mejor manera de hacer esto es poner el pelo hacia el suelo y peinarlo de la nuca hacia abajo.

•Evita abusar de las tinturas, no te pases la mano por el pelo a cada rato, deja de lado los secadores a altas temperaturas y enjuaga bien los productos que te apliques.

•Consulta a tu doctor si observas: irritación en el cuero cabelludo, descamación gruesa luego de utilizados los remedios, costras amarillas y/o manchas rojas en la línea donde nace el pelo en la frente.

 Bueno, espero que pudiesen detectar si tienen caspa, de qué tipo es y cómo manejarla, de no ser así, no olviden acudir a un médico, pues con la salud no hay que jugar. Intenta aplicar alguno de los consejo y ten presente las recomendaciones, todo es manejable de manera simple. Así que esta en tus manos no permitir que la caspa gane terreno y empeore, si ya es tarde, toma cartas en el asunto y lo más importante, nunca te avergüences de tener este problema, recuerda que la mitad de la población mundial alguna vez en su vida lo ha tenido; no estás sólo en esto.

Cómo llegar a la vejez más lúcidos.

Según Tatiana Olavarria, geriatra de la Universidad de Chile, “los problemas de memoria no sólo afectan a personas mayores, con menor frecuencia también pueden afectarnos cuando aún nos encontramos en plena vida laboral”. Cuando esto ocurre se puede deber a factores como el stress, mala alimentación, mal y poco descanso, etc.

Un estudio llevado a cabo en Harvard con estudiantes de matemáticas demostró que un buen descanso nocturno duplicaba la capacidad de los participantes para resolver problemas planteados el día antes. Esto se debe a que, mientras dormimos, el cerebro se mantiene activo y tiene tiempo de sintetizar lo que ha aprendido con anterioridad.

Síntomas de la pérdida de la memoria

Todos alguna vez hemos olvidado dónde dejamos las llaves o el control remoto, sin embargo cuando estos episodios se hacen recurrentes, deberíamos preocuparnos.

Los síntomas más extremos que dan cuenta de una pérdida de memoria son cuando se nos hace difícil mantener una conversación, ya que somos incapaces de recordar algunas palabras, cuando no podemos realizar calcular matemáticos, olvidamos los nombres de familia y amigos, olvidarnos de cómo llegar a un lugar conocido, olvidar si hemos comido, entre otros.

Para evitar llegar a estos extremos no es necesario leer mil libros, ni convertirnos en intelectuales para ejercitar nuestro musculo pensante, basta con llevar una vida sana y activa. Para esto es imprescindible una buena alimentación y ejercicio físico, ya que mejora el ritmo cardiaco y, por tanto, la circulación de la sangre. Un cerebro bien irrigado mantiene en buen estado las conexiones entre las neuronas, que son esenciales para el pensamiento.

Por otro lado, el consumo de alimentos ricos en antioxidantes –frutas y verduras, legumbres, frutos secos, té verde– no sólo ayuda a prevenir el cáncer, sino que neutraliza los temidos radicales libres que envejecen el cerebro. Y, por supuesto, evitar sustancias como el alcohol y el tabaco.

Ejercicios para tu cerebro

Lo anterior lo puedes complementar con el desarrollo de ciertas actividades que te ayudarán a evitar el deterioro de las funciones cerebrales y a mantener tu cerebro en acción. Olavarría asegura que una forma sencilla de llegar a la vejez más lúcidos es leer y escribir constantemente. “Es recomendable que las personas que deseen mantener su mente activa todos los días lean algunas páginas y si pueden escriban las actividades que realizaron durante la jornada”.

Una de las formas de mantener tu órgano pensante ágil es realizar ciertos ejercicios llamados “Neurobics”, que consisten en usar los sentidos para ayudar a crear nuevas conexiones en zonas del cerebro que procesa la información sensorial que recibe, por ejemplo:

- Usa tu mano no dominante para realizar algunas actividades cotidianas como peinarse, cambiarse de ropa, lavar los dientes, preparar el desayuno.

- Cierra los ojos en la ducha y trata tomar el champú, jabón...etc. con los ojos cerrados.

- Coloca las fotos de tu escritorio al revés.

Los juegos de mesa como el ajedrez, cartas, dominó, etc. Resolver crucigramas, sudokus y armar rompecabezas también te ayudarán a mantener tus neuronas activas por más tiempo.

 

Qué pasa en Chile con los alérgicos a los alimentos.

Actualmente en Chile no existe una ley que regule los etiquetados de los alimentos en cuanto a los alérgenos más comunes, situación que ha llevado a diversas dificultades en el tratamiento de esta enfermedad.

Las alergias a los alimentos son cada día más comunes, según la Dra. Paola Toche, inmunóloga del Hospital Clínico U. de Chile y de Clínica Las Condes, estas se refieren a un “conjunto de manifestaciones clínicas ligadas a una respuesta inmunoalérgica frente a un alérgeno alimentario”, es decir, es una reacción anormal del sistema inmunológico frente a determinadas sustancias de los alimentos por considerarlas perjudiciales para el organismo.

En Chile, los alérgenos más comunes los conforman la soya, huevo, maní, frutos secos, pescado, mariscos, avena, trigo y leche, afectando entre un 6 y 8% de la población infantil, mientras que en los adultos esto se reduce al 2 o 3% (vía Colegio de Nutricionistas de Chile). Los síntomas y sus manifestaciones son variadas, pueden ser desde urticaria, ronchas e hinchazón, hasta vómitos, diarreas y náuseas, entre otros.

Es muy importante no confundir las alergias con las intolerancias alimentarias. Según el Health System de la Universidad de Virginia, “la alergia a los alimentos provoca una respuesta del sistema inmunológico.” En tanto, la intolerancia no causa dicha reacción, es más bien de una respuesta metabólica del aparato digestivo. Las intolerancias más comunes en el país son a la lactosa y al gluten (enfermedad celíaca).

Por ejemplo, los enfermos celíacos no pueden digerir el gluten presente en el trigo, centeno, avena y cebada. Mientras que los alérgicos al trigo tienen una respuesta adversa de sus defensas frente a las proteínas presentes en dicho alimento. Cabe destacar que este padecimiento es muy extraño.

De igual modo, la intolerancia a la lactosa se traduce en la incapacidad del sistema digestivo de absorber la lactosa (azúcar de la leche). En tanto, la alergia a la leche es una reacción del sistema inmune hacia sus proteínas, las que son consideradas peligrosas y por tanto se crean anticuerpos para combatirlas.

Confundir ambas enfermedades es muy frecuente, por ello es importante un diagnóstico adecuado, el cual se realiza en base a la historia clínica del paciente y test cutáneos, para determinar la severidad de los síntomas y el proceso médico a seguir.

Básicamente el tratamiento “consiste en eliminar de la dieta el ó los alimentos que desencadenan la alergia (…) Esto implica leer muy bien las etiquetas de los productos alimenticios y saber que no siempre se detalla el contenido de éstos.” (Vía Creciendo con Alergias)

Situación chilena sobre alérgicos a los alimentos

Actualmente en Chile no existe una ley que regule los etiquetados de los alimentos en cuanto a los alérgenos más comunes, situación que ha llevado a diversas dificultades en el tratamiento de esta enfermedad. La Fundación Creciendo con Alergias Alimentarias, organización que busca otorgar información a la comunidad respecto al tema, presentó en junio del 2009, un proyecto de ley que pretende dar fin a este problema.

En el caso de los alérgicos a la proteína de la leche, no existe ninguna ley que reembolse o subsidie los gastos de las leches hipoalergénicas, las que cuestan entre $19,000 y $24,500 para 2 ó 3 días aproximadamente. Por lo que el esfuerzo se ha dirigido a que el Programa Nacional de Alimentación Complementaria (PNAC) lo agregue a su sistema de distribución.

Leucemia,el cáncer de la sangre.



La leucemia suele provocar una inmediata asociación con la muerte, sin embargo, actualmente los pacientes diagnosticados con el llamado cáncer de la sangre tienen un mejor pronóstico de vida.

La palabra leucemia significa literalmente “sangre blanca”, ya que es una enfermedad de la médula ósea que afecta a los glóbulos blancos de nuestra sangre. Generalmente, cuando se diagnostica este padecimiento suele sentirse mucho miedo por asociarlo a la muerte; no obstante, hoy el pronóstico para estos pacientes es muy positivo, por lo cual es importante informarse al respecto.

Para el Dr. Mauricio Duhalde, hematólogo y Jefe del Servicio Banco de Sangre de Clínica Las Condes la “leucemia es un concepto que abarca a todas las enfermedades malignas que afectan al glóbulo blanco o leucocito. Las leucemias pueden ser agudas (de rápido avance) o crónicas (se desarrollan lentamente), primarias o secundarias y afectar tanto a niños como adultos.”

Esta enfermedad es considerada un cáncer de la sangre, debido a que se trata de una proliferación anormal de células en la sangre. Sus causas son, en última instancia, desconocidas, pero se sabe que existen factores genéticos y ambientales que influyen en su presentación, y que en ningún caso es una enfermedad contagiosa o hereditaria.

Algunos síntomas de leucemia son cansancio, dolor en los huesos, anemia, palidez, hemorragias esporádicas de la piel, mucosas y órganos nobles, infecciones, manchas en la piel, hematomas, entre otros. Sin embargo, la sintomatología varía según el grado de invasión de médula ósea y otros órganos; de hecho, los pacientes con leucemia crónica suelen ser diagnosticados por chequeos médicos, pues sus indicios aparecen tardíamente.

“El diagnóstico suele hacerse a través del hemograma y se confirma con un examen de la médula ósea. En la actualidad se hacen necesarios algunos otros exámenes más sofisticados como kariotipo y citometría de flujo, para la correcta caracterización de la leucemia y la aplicación del tratamiento más adecuado”, señala el Dr. Humberto Del Fávero, hematólogo del Hospital Militar de Santiago.

El tratamiento de la leucemia puede ser trasplante de médula ósea, por medio de quimioterapia y/o radioterapia. En este sentido “es fundamental el uso de salas de aislamiento protector, el uso de antibioterapia de amplio espectro, junto al apoyo de Banco de Sangre. En suma, el manejo de estos pacientes es absolutamente multidisciplinario”, especifica el Dr. Duhalde.

Si bien el tratamiento es prolongado y costoso, la mayoría de las personas logran importantes avances. Años atrás, quienes padecían leucemia no tenían un pronóstico favorable; sin embargo, hoy en día, se han logrado grandes progresos médicos en la investigación de esta enfermedad, con lo que la esperanza de vida de los pacientes se ha prolongado e incluso su curación es posible.