Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Conoce los múltiples beneficios del consumo de agua.

 

Si bien éste es un elemento esencial para el organismo, muchas veces no se le toma el peso a su importancia, y muchas personas no beben la cantidad adecuada al día, por lo que su salud se resiente. Así lo explica Cecilia Cruz Massa, nutricionista del Centro Médico de Clínica Ciudad del Mar, quien además explica todo lo que se debe saber de este líquido para aprovechar de mejor forma sus múltiples propiedades.

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua, fecha en que se busca crear conciencia y recordar la importancia de este vital elemento en el día a día.

Desde dolor de cabeza, fatiga, calambres, y cambios de humor, hasta la deshidratación, son algunos de los malestares que pueden presentar las personas cuando no hay un consumo adecuado de agua. Y es que ésta compone más del 65% del cuerpo, que la almacena en grandes cantidades y por lo que es necesario reponerla constantemente por medio de su ingesta.

“El agua es de suma importancia para muchos procesos de nuestro cuerpo, es un componente esencial de todos los tejidos para los procesos de digestión, absorción y excreción; es un medio de transporte y participa en reacciones metabólicas, además de mantener la temperatura corporal, entre otros. Por ende, el no tomarla en las cantidades adecuadas, puede significar una alteración en las variadas funciones de nuestro organismo”, sostiene la nutricionista del Centro Médico de Clínica Ciudad del Mar, Cecilia Cruz Massa.

Asimismo, señala la profesional, hidratar el cuerpo es un tema de salud ―y de supervivencia―, por lo mismo es que el consumo diario de agua debe ser un hábito y no esperar a sentir sed para beberla.

¿Cuánto tomar?

La especialista de Clínica Ciudad del Mar indica que la ingesta de agua en los niños y adultos se estima en relación al peso corporal, actividad y clima, entre otros factores.

La guía de alimentación para una vida más sana recomienda el consumo de seis a ocho vasos en adultos, mientras que en el caso de los niños (en edad escolar), de cinco a seis vasos al día, siendo lo ideal tomar agua pura, aunque de igual forma es posible considerar otros líquidos como leche, jugos y sopas. Es importante advertir que los brebajes como alcohol y cafeína pueden producir un efecto deshidratante.

Dentro de sus muchas virtudes, el consumo de una cantidad ideal de agua permite mantener un óptimo estado de hidratación tanto de la piel, como también de los ojos, boca y nariz, evidenciando un aspecto saludable. Además, las personas tienden a bajar de peso porque mejoran algunos procesos en el organismo (digestión). Al ser mayor el consumo de agua, lo más probable es que el consumo calórico sea menor.

“El agua ingerida a lo largo del día se compensa con la pérdida a través de la orina, la transpiración, las heces y la respiración. La pérdida del 20% del agua corporal en adultos (deshidratación) puede provocar la muerte, mientras que si es de un 10%, puede ocasionar deterioro del rendimiento físico, imposibilidad de regular la temperatura excesiva, mareos, espasmos musculares entre otros”, explica la profesional.

Recomendaciones

A continuación la nutricionista de Clínica Ciudad del Mar entrega algunos consejos para aprovechar de mejor forma los beneficios del agua:

· Beber agua debe ser un hábito.
· Mantener una botella o una taza en el lugar de trabajo le permitirá tomar agua constantemente durante la jornada laboral.
· Tener siempre una botella con agua en el bolso y en el auto, para así beber en cuanto sienta sequedad en su boca.
· Evitar las bebidas con cafeína o alcohol, pues tienen un efecto deshidratante y en ningún caso sustituyen o complementan la ingesta de agua.
· Al preferir agua envasada, leer el contenido nutricional y elegir aquellas que no contengan azúcar y tengan menos sodio.
· No abusar del consumo excesivo de jugos naturales, ya que contienen azúcar propia de la fruta.
· Mantener refrigeradas botellas con agua que sean agradables para todo el grupo familiar.
· Bebe abundante agua si eres muy activo o si vives o trabajas en condiciones calurosas.
· Una buena alternativa es preparar agua con rodajas de limón, naranja o pepino, o también agregándoles hierbas como la menta, entre otros.

No existen mayores riesgos para la salud en el consumo de agua, salvo en aquellas personas con alguna enfermedad que les impida su libre absorción, como es el caso de pacientes con enfermedades cardíacas y renales, cuya recomendación debe estar dada por el médico de cabecera, concluyó la especialista.

Recuerda la gran importancia del agua para los procesos de la vida en todo nuestro planeta y lo relevante que es concientizar sobre su correcto uso.

Neurólogo sostiene que la manera de vivir en Chile hace que existan más casos de insomnio.

 

El académico de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Pedro Chana, afirma que las altas cifras que presenta nuestro país en comparación a otras naciones del mundo, como revelan estudios del Journal of Clinical Sleep Medicine y el Boston College, dan cuenta de un mal que se produce por factores que van más allá de las conductas individuales. “Tenemos una sociedad bastante agitada, con costumbres nocivas muy arraigadas”, sostiene.

Un estudio publicado por el Journal of Clinical Sleep Medicine analizó cuatro ciudades de Latinoamérica y concluyó que Santiago es la que presenta la mayor población con insomnio. Según el estudio, un 41,6% de los capitalinos padece de este mal, mientras que un 23,7% debe recurrir a sedantes para conciliar el sueño. Las cifras se condicen con otra investigación realizada en 2013 por el Centro de Estudios Internacionales Timms y Pirls del Boston College, en que de 50 naciones, la nuestra se encuentra entre las ocho con más escolares y adolescentes con privación de sueño.

Para el neurólogo y profesor de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Pedro Chana, estas cifras son “preocupantes” y revelan que, lejos de ser causadas por conductas individuales, están impulsadas por el estilo de vida que impone nuestra sociedad. “Lo que están diciendo estas estadísticas es que, más allá de un componente biológico, el tema del sueño es un factor psicosocial que está influido por muchos factores”.

“Es evidente que la manera de vivir en Chile genera condiciones que hacen que tengamos una mayor incidencia a este tipo de patología”, continúa. “Tenemos una sociedad bastante agitada con costumbres nocivas muy arraigadas”.

El doctor detalla que estos factores van desde tener un televisor dentro de la pieza hasta la manera en que se estructuran y relacionan las familias. “Evidentemente, son conductas de nuestra sociedad donde se propende a eso. Por ejemplo, trabajemos largas jornadas y, muchas veces, improductivas”, indica.

Otro factor son los cambios de hora donde predominan “las lógicas economicistas”, afirma. “Se modifica porque tenemos más luz y consumimos menos electricidad, sin pensar en las personas y sus necesidades. El ajuste debe relacionarse estrictamente con la salud de la población porque, al final, la economía es justamente para cuidar eso”.

En ese contexto, sostiene que “hay miradas más amplias para resolver el problema, sobre las cuáles la medicina solo puede llamar a la alerta. Aquí hay factores más generales que habría que abordar”.

“Estamos viendo que la salud mental de nuestra población está afectada. Si uno mira otros estudios, se obtiene que Chile es un país con altos índices de depresión. Por lo tanto, yo sumaría todos los factores y los resolvería desde una mirada más global”, propone.

Agrega que “Chile ha hecho una inversión importante en salud mental, pero todavía falta más”. “Si miramos estos niveles de insomnio como un indicador, obtenemos una sociedad donde se está construyendo una relación de malestar”.

Para el especialista, no cabe duda de que las cifras de insomnio en el país continuarán al alza si no se aborda el problema desde la política pública. “Esto ha ido subiendo y la situación ha empeorado de manera consistente”.

Conoce cómo funciona tu ciclo menstrual.

 

Si bien la duración promedio del período femenino es de cuatro semanas, el rango considerado normal es entre 21 y 35 días. La ginecóloga de Clínica Ciudad del Mar, Dra. Francisca Niemann, explica cuáles son las características de cada fase y cómo reconocer las alteraciones que se pueden presentar.

El ciclo menstrual de cada mujer podría ser considerado como un sexto signo vital, esto dado que cualquier alteración que se presente en el organismo tendrá de alguna manera una repercusión sobre él.

Cambios de humor, sensibilidad en la piel, cansancio extremo y dolores de cabeza, son algunos de los síntomas que todos los meses las mujeres sufren durante su ciclo menstrual, el que se define como el tiempo transcurrido entre el primer día de la menstruación y el inicio de la siguiente.

La Dra. Francisca Niemann, ginecóloga de Clínica Ciudad del Mar, explica que para cada mujer las características son distintas, por lo que no existe una receta de cómo afrontar el período. Sin embargo, destaca la importancia de aprender a conocer el organismo y distinguir cuándo hay alguna irregularidad, que puede ser desde un desorden hormonal hasta un embarazo.

“Cada mujer es distinta, y por eso las características de su ciclo jamás es igual al de otra persona. Por ejemplo, si bien la duración promedio es de 28 días, se considera normal cuando está en el rango de 21 a 35 días. Sin embargo, se debe tener en consideración que desde el inicio de la menstruación hasta los dos años de iniciada ésta, la irregularidad de los períodos es algo normal”, expone la ginecóloga. Además, agrega que una vez que ya se han regulado las fases menstruales, hay factores como la edad, el peso, la dieta, el ejercicio y el estrés que influyen en este proceso.

Es importante recordar que el ciclo menstrual está regulado por una compleja interacción endocrino-gonadal, que involucra el hipotálamo, la hipófisis y los ovarios. Así, el periodo femenino comienza con la producción de las hormonas FSH y LH, que a su vez estimulan los ovarios, donde se producen los estrógenos y la progesterona.

“Al inicio del ciclo, los estrógenos comienzan a elevarse. Este estimulo hormonal lleva al desarrollo de los folículos a nivel del ovario, con el crecimiento de los mismos y la selección del más apropiado que finalmente será el que ovule. A nivel endometrial el estímulo hormonal lleva a la proliferación de las glándulas”, indica la profesional.

La ovulación ocurre generalmente en el día 14 del ciclo, cuando ocurre el peak del nivel de estrógenos. Posteriormente prevalece la hormona progesterona que es secretada por el cuerpo lúteo, preparando el endometrio para una posible gestación. De no ocurrir esto, los niveles hormonales caen y se produce la menstruación.

Soy irregular, ¿qué hago?

Lo más importante es determinar la causa de esta discontinuidad del ciclo, enfatiza la ginecóloga. Si bien el factor hormonal es importante, también se debe tener en consideración los cambios de peso, enfermedades asociadas, variación en la dieta, e incluso el ejercicio excesivo.

“Lo ideal es tener un calendario para poder ver qué tan regular somos con nuestro período, para poder acudir a un especialista cuando nos demos cuenta que ha habido una interrupción. Hoy en día existen múltiples aplicaciones electrónicas que permiten llevar un control. Y, una vez que se haya determinado la causa de esta anomalía, se pueden ver los posibles tratamientos”, indica la doctora Niemann, de Clínica Ciudad del Mar.

Otra alteración que suele manifestarse en casi la mitad de las mujeres en edad fértil es el Síndrome Premenstrual (SPM), que consiste en un conjunto de síntomas que ocurren entre la ovulación y la menstruación, y suele comenzar entre 5 a 10 días antes de que se inicie el ciclo.

“No todas las personas que tienen malestares en torno a su ciclo menstrual sufren este síndrome. Es importante destacar que para que esto sea considerado algo patológico, se debe presentar en todos los ciclos y en la misma fase”, asegura la ginecóloga Francisca Niemann.

Entre los cambios que pueden sufrir las mujeres en dicha situación se encuentran el nerviosismo, irritabilidad, ansiedad y cansancio. En el aspecto físico, se puede presentar con cefaleas, dolor de mamas, hinchazón, cambios en los hábitos intestinales e incluso alteraciones de sueño. La especialista sostiene que el tratamiento tiene distintas aristas: mejorar la alimentación, ciclos de sueño, medicamentos, ejercicios y relajación, además de evitar situaciones estresantes.

¿Cuándo se debe consultar?

De acuerdo a la Dra. Francisca Niemann, ginecóloga de Clínica Ciudad del Mar, es esencial que las mujeres consulten con un especialista en los siguientes casos:

· Ciclos irregulares

· Menstruaciones abundantes

· Reglas dolorosas

· Síndrome premenstrual

Esto, recuerda la Dra. Niemann, ya que son alteraciones que indican que algo pasa en nuestro organismo. “Son señales de aviso a las que hay que estar atentas para que prevenir y estar saludables”, puntualiza.

Hospitales y consultorios de Marga Marga trabajan para mejorar comunicación y coordinación en la Atención de Urgencia.

 

En el marco del trabajo de la nueva Comisión Técnica Territorial de Salud de la provincia que

sesionó en el Hospital de Quilpué

Mejorar la comunicación, coordinación y gestión en red, entre los distintos Servicios de

Urgencia de la Provincia de Marga Marga, fue el principal objetivo de una nueva reunión de

trabajo de la recién conformada Comisión Territorial Técnica de Salud conformada por

hospitales y la red de consultorios de las comunas de Quilpué, Villa Alemana, Limache y

Olmué.

Reunidos en el Hospital de Quilpué, los representantes de los distintos establecimientos de

salud de la provincia, avanzaron en acotar una serie de nudos críticos en la atención de las y

los pacientes en las unidades de Emergencia Hospitalarias y Servicios de Atención Primaria de

Urgencia (SAPUS) así como las medidas que se implementarán para mejorar dichas trabas.

Entre estas medidas se encuentra, establecer la difusión entre todos los establecimientos

sobre las prestaciones que realiza cada dispositivo de Urgencia; mejorar e implementar

protocolos específicos de atención; organizar pasantías y jornadas de orientación de médicos

de hospitales de baja complejidad y Sapus, a la Unidad de Emergencia del Hospital de Quilpué;

entre otras medidas que serán implementadas en el corto plazo.

Al respecto el jefe de la Red de Emergencia del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, Dr.

Heriberto Pérez, destacó los avances que se puedan ir generado a partir de estas reuniones de

trabajo y coordinación, para mejorar la atención de urgencia que reciben los y las pacientes.

“La idea es juntarse para tener una mirada de la red en lo que respecta a los servicios de

urgencia. Se han hecho actividades donde se han identificado nodos críticos que son

susceptibles de mejorar. La idea es que esta reunión sea participativa y podamos abordar en

conjunto las soluciones, que van desde difundir bien con lo que cuenta cada unidad de

emergencia en relación a sus prestaciones, mejorar los flujos de referencia y contrareferencia

(derivación de pacientes a los distintos niveles de atención), mejorar los registros, tener una

mejor comunicación entre los distintos dispositivos de atención de Urgencia, todo para que el

paciente tenga una atención más oportuna y de mejor calidad” expresó el Jefe de Red.

La reunión culminó con la presentación de la coordinadora de la Red de Atención a Víctimas de

Violencia Sexual, del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, Ángela Díaz, quien expuso el

protocolo de atención en los Servicios de Urgencia, ante la presencia de pacientes que refieren

o presentan signos de haber sufrido violencia sexual.

Cabe recordar que esta Comisión Territorial se inserta en la política estratégica del Servicio de

Salud Viña del Mar Quillota que busca trabajar por territorio – Borde Costero, Marga Marga y

Quillota-Petorca- en la generación de planes de acción en red, que apunten a mejorar tres ejes

prioritarios de atención: prestaciones GES, listas de espera, y atención de Urgencia.

Cuidados ginecológicos de la mujer en distintas etapas de su vida.

 

Autocuidado, prevención y realización de exámenes de rutina son los principales consejos de los profesionales del Hospital Dr. Gustavo Fricke

En la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el Hospital Dr. Gustavo Fricke SSVQ llama a la prevención y el autocuidado para evitar futuras complicaciones en la salud ginecológica de las mujeres, en cada una de las etapas de su vida.

Primera consulta ginecológica en la adolescencia

Dra. Carla Urbina, ginecóloga especialista en adolescencia, explica que “la primera consulta ginecológica, se puede dar antes de que tenga su primera menstruación o después, lo más importante en ese período, es potenciar conductas de autocuidado, y responder dudas respecto de lo que es normal. En esta etapa, va a ser primordial la anticoncepción para prevenir embarazos no deseados y conductas de autocuidado para advertir a tiempo enfermedades de transmisión sexual, para ello, lo más adecuado es tener un control ginecológico anual”.

“Para llevar un debido control, las niñas pueden tener un calendario menstrual donde anoten cuando llega la menstruación, hasta cuando dura o si tienen dolor con la menstruación, entro otros datos¨, agrega la médico.

Adultez

En la etapa adulta, la mujer tiene sus órganos sexuales maduros y una regularidad en sus períodos. El Dr. Erasmo Bravo, Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Fricke, sostuvo que “uno de los cuidados más importantes de la mujer en la etapa reproductiva, es mantener en forma periódica un control ginecológico anual, donde es fundamental la realización de algunos exámenes como el Papanicolao, que pesquisa posibles lesiones que puedan transformarse en un cáncer. Además, debe someterse a un examen mamario periódico, que en una primera etapa puede ser realizado por una matrona o médico. A partir de los 35 años se recomienda realizar una mamografía anual, que busca lesiones que puedan corresponder a un cáncer mamario en etapa precoz. El otro examen, es un examen de imágenes o ecotomografía ginecológica, con la finalidad de hacer un estudio tanto del útero como de los ovarios”.

Para la protección de los embarazos en pacientes, existen numerosos métodos anticonceptivos en el mercado y en la red de salud pública a los cuales pueden optar. Por otro lado, es fundamental que se hagan chequeos y controles, con la finalidad de prevención y pesquisa de enfermedades de transmisión sexual, especialmente en el inicio de relaciones sexuales con una nueva pareja”.

Menopausia

La menopausia marca la tercera etapa del ciclo hormonal de una mujer, momento en que cesa la actividad de los ovarios. Se caracteriza por síntomas que suelen ser muy molestos como los bochornos, sudoración, palpitaciones, disminución de la líbido.

Así lo informó el Dr. Boris Ancic, ginecólogo del establecimiento, quién explicó cómo enfrentar esta etapa: “Este periodo es muy variable, para algunas personas es corto y para otras se extiende por un período largo, incluso años. La hormona sexual femenina es un motor muy potente y el cierre de esta función obviamente trae aparejado algunos trastornos. Tenemos posibilidades de tratamiento con productos símiles a las hormonas o simplemente con hormonas”

Respecto de los controles de rutina, el médico indicó que “es importantísimo continuar el cuidado con exámenes anuales y regulares como el papanicolao, estudio de mamas, mamografía, ecotomografía mamaria, los cuales son absolutamente de rigor. Debemos preocuparnos de que estén siempre sin alteraciones, y si existieran, actuar lo más precoz posible. Cuando los síntomas de la menopausia son muy molestos o interfieren en el desarrollo de la vida diaria, hay que tratarlos, sin perder nunca de vista que es una etapa. Aconsejo siempre llevar una vida sana, actividad física, alimentación sana y vida al aire libre”.

¿Donde consultar?

En materia de cobertura, la red de salud ofrece a través de la Atención Primaria de Salud, una serie de programas de control en diversas etapas del desarrollo de la mujer, entre las que se destacan: el Control prenatal, Control de regulación de la fecundidad, Consejería en salud sexual y reproductiva, Control ginecológico preventivo, incluye Control de Climaterio en mujeres de 45 a 64 años, Consulta morbilidad obstétrica, Consulta morbilidad ginecológica; entre otros.

En caso de Urgencias Ginecoobstétricas, el Hospital Dr. Gustavo Fricke posee una unidad de Emergencia específica, que atiende durante los 365 días del año.