Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Médicos refuerzan importancia en la prevención del cáncer de próstata.

 

En el marco del Día Mundial de la enfermedad.

A pesar de ser el más frecuente en hombres, no es el de mayor

mortalidad.
Anualmente, 5 mil chilenos son diagnosticados con cáncer de próstata,
enfermedad que afecta a la glándula sexual del hombre encargada de producir el
semen y que se origina cuando sus células comienzan a crecer sin control y se
malignizan.
A pesar del buen pronóstico del tratamiento si se detecta a tiempo, 2 mil personas
pierden la vida al año en nuestro país a causa de esta patología, transformándose
en la segunda causa de muerte por cáncer en hombres.
A diferencia de otras patologías, el cáncer de próstata es una enfermedad lenta,
que demora en promedio 10 a 15 años en ser mortal. Por otro lado, su mayor
incidencia se da en hombres a partir de los 65 años y con larga expectativa de
vida, lo que hace suponer que seguirá incrementándose de la mano del
envejecimiento de la población.
Así lo explica Camilo Sandoval, jefe del Equipo de Urología del Instituto
Oncológico FALP: “Esta patología ha ido aumentando en prevalencia porque la
población se ha hecho mayor. La cantidad de chilenos que hoy alcanzan los 65 a
70 años en muy buenas condiciones, que uno podría suponer van a vivir unos 20
años más, es lo que ha convertido a este cáncer en una enfermedad tan
prevalente y con tanta necesidad de tratamiento”
Por otro lado, las buenas condiciones en las que se encuentran los pacientes,
hace que la búsqueda de tratamientos se oriente a minimizar las secuelas para
volver a retomar su vida. “Hoy nuestros pacientes de más de 65 años son
hombres activos. Muchos realizan actividad física regularmente y esperan poder
tratarse con técnicas que les permitan volver a su actividad lo antes posible. De
ahí que la cirugía mínimamente invasiva sea muy atractiva porque permite las
mismas tasas de curación, pero con velocidades de recuperación mayor y con
menos efectos secundarios, como incontinencia urinaria o disfunción eréctil”,
comenta el especialista.
Detección precoz
Todos los hombres, por el hecho de serlo y envejecer, son candidatos a
desarrollar cáncer de próstata. Si bien se desconocen las causas que lo gatillan,
los especialistas advierten que factores genéticos, hormonales, medioambientales
y malos hábitos alimenticios, entre otros, inciden en esta enfermedad.
A la multiplicidad de factores, también hay que sumar la asintomatología. De hecho, los
síntomas pueden tardar incluso años en manifestarse, lo que hace más difícil el
diagnóstico oportuno si el paciente no se realiza controles regulares.

Es importante tener en cuenta que el riesgo va aumentando año a año, por lo que se
recomienda una visita anual al urólogo a partir de los 50 años en personas
saludables y de los 45 en caso de tener antecedentes familiares de la enfermedad.
Para Camilo Sandoval, tratar de encontrar un cáncer oportunamente, sabiendo que
es una enfermedad lenta que se inicia a determinadas edades, resulta muy
eficiente. “Es el modelo ideal para la detección precoz, porque tenemos mucho
que ofrecerle a un paciente si llegamos a tiempo: un tratamiento efectivo, curación
con menos secuelas y una evolución mucho más favorable. Cuando llegamos
tarde, la posibilidad de tratamiento existe, pero los resultados no son tan buenos y
la alteración en la calidad de vida es mucho mayor”, dice.
Diversidad de tratamientos
Hoy existen múltiples opciones para el tratamiento efectivo del cáncer de próstata,
dentro de las que se incluye la vigilancia activa, alternativas quirúrgicas y
radioterapia avanzada.
La decisión sobre cómo abordar la enfermedad y qué tratamiento utilizar, requiere
de entrenamiento y experiencia para asegurar la calidad de vida del paciente, y de
una visión integral y multidisciplinaria en la que participan urólogos y
radioterapeutas, quienes toman en cuenta no sólo el estado de avance y
compromiso de la enfermedad, sino también las necesidades, inquietudes y
prioridades del propio paciente, de acuerdo a su estilo de vida.

Hospital de Quilpué avanza en plan que disminuye tiempos de espera por atención de especialistas e intervenciones quirúrgicas.

 

Una reorganización del recurso humano, redistribución de horas con la
llegada de médicos en Período Asistencial Obligatorio (PAO), la
implementación de extensión horaria en pabellones quirúrgicos y un arduo
trabajo de contacto con los pacientes, ha permitido al Hospital de Quilpué,
avanzar positivamente en los Compromisos de Gestión Ministerial y del
Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, que significa reducir las listas de
espera de primera consulta e intervenciones quirúrgicas.
Al respecto, el Subdirector Médico del Hospital de Quilpué, Dr. Diego Tobar,
expresó que existe “una gran cantidad de usuarios que se encuentran en
esta situación de espera para resolver sus problemas de salud, tanto de
consulta nueva de especialidad, como lista de espera quirúrgica. El Hospital
como institución tiene compromisos de gestión que tenemos que lograr, son
metas sanitarias nuestras y hay una serie de estrategias que hemos
implementado y abordado”, explicó.
En lo administrativo, se dispuso un cambio de la organización del recurso
humano, que ha permitido contactar a usuarios de una manera más
eficiente, establecer el número de pacientes que ya han resuelto sus
requerimientos de atención, y ha permitido citar con la mayor premura
posible para resolver los problemas de salud de la población que aguarda
atención.
Atención de Especialidades.
Según explicó la Jefa del Consultorio de Especialidades, la enfermera
Ximena Piñones, hay un avance de un 56% del Compromiso de Gestión de
primera Consulta de Especialidad, logrando egresar hasta el 6 de junio, a un
total de 3696 pacientes. A su vez, más de un 85% del resto de los
pacientes del compromiso de gestión ya fue contactado para su atención.
El Subdirector Médico destacó también la importancia de la llegada de
médicos especialistas del Programa Asistencial Obligatorio (PAO) para la
concreción de estas estrategias. “Estamos trabajando en un programa, un
plan que consiste básicamente en reasignar nuestras horas de consultas
médicas a este compromiso de gestión, con el fin de poder hacer más
eficiente la labor del policlínico del Consultorio de Especialidades. De esta
manera tenemos un gran porcentaje de horas de los médicos que se están
incorporando, los médicos del período Asistencial Obligatorio (PAO)
destinados a esta labor” explicó el Subdirector Médico, Dr. Diego Tobar.
Así mismo se está trabajando de manera coordinada para asegurar la
segunda consulta que podrían tener los pacientes y poder dar una
continuidad de la atención que estos necesitan.

Intervenciones Quirúrgicas.
Para mejorar la producción de los pabellones quirúrgicos, el Hospital de
Quilpué, implementó la modalidad de extensión horaria los días lunes y
martes, el primer día para el cumplimiento de prestaciones GES y los
martes para dar cumplimiento al Compromiso de Gestión de intervenciones
quirúrgicas a los pacientes.
A su vez, esta estrategia se complementa con el trabajo de la Unidad Pre
quirúrgica, que permite preparar al paciente y la logística que se requiere
para dicha intervención con antelación, de tal manera de reforzar el flujo de
las tablas quirúrgicas.
Se suma a ello la estrategia implementada en el marco de la Comisión
Técnica Territorial (COTTESA) de la Provincia de Marga Marga -la cual une a
hospitales y APS de la Provincia- para utilizar el pabellón quirúrgico del
Hospital Santo Tomás de Limache con cirujanos de Quilpué.
“El Hospital de Quilpué está muy comprometido con sacar adelante la
resolución de listas de espera, las estrategias son múltiples y lo principal
pasa por tener a los pacientes identificados y en eso es donde hemos
puesto el mayor énfasis. En relación a la atención propiamente tal de los
pacientes, están los horarios designados de los médicos del policlínico y se
están reasignando los pabellones para poder dar cumplimiento a esta
gestión”, finalizó el subdirector médico.

La salud chilena: una política en deuda.

 

Señor Director,

En Chile son cada vez más las personas que se someten a cirugías plásticas, reconstructivas o estéticas. Actualmente, en el Congreso se discuten leyes respecto a tratamientos para los pacientes que sufren de abdomen de delantal y para quienes buscan el cambio de identidad de género. Sin embargo, no se puede obviar la realidad del sistema público chileno en el que los hospitales de mayor relevancia -tipo A- no cuentan con servicios de cirugía plástica para suplir las necesidades de nuestra población. Sólo los hospitales clínicos universitarios, las mutuales de accidentes de trabajo y clínicas privadas cuentan con servicios de cirugía plástica. Si bien hay cirujanos plásticos contratados en el servicio público casi todos están incorporados en servicios de cirugía general y no siempre desarrollan actividades propias a la especialidad.

En este sentido, los países OCDE cuentan con este tipo de equipos médicos e infraestructura en cirugía plástica en sus centros de salud más importantes. Esto ha sido una gran ventaja para su población, ya que no tienen que esperar meses o incluso años para recibir atención médica de esta especialidad quirúrgica.

Nuestra realidad es totalmente distinta, ya que las listas de espera cada día aumentan. Nuestro país debería promover programas que incluyan la cirugía plástica en hospitales públicos, que aporten a mejorar la calidad de vida de todas las personas. De esta forma, estaremos en línea con las discusiones de políticas públicas de salud que hoy se encuentran en nuestro congreso.

Dr. Claudio Thomas

Presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica

El cáncer de próstata es el segundo causante de muerte en hombres del país.

 

La enfermedad se ha convertido en el enemigo predilecto de los hombres, un mal silencioso, con
síntomas que suelen aparecer de manera tardía, cuando la enfermedad se encuentra en una fase
ya avanzada. De acuerdo al Dr. Felipe Beasain, Urólogo de Clínica Ciudad del Mar, mueren
anualmente más personas por esta enfermedad que por accidentes automovilísticos o por
homicidios.
Las cifras son sorprendentes: Según un informe del Minsal, alrededor de dos mil personas mueren
anualmente debido a este cáncer, posicionándolo así como la segunda causa de muerte en
hombres en Chile, siendo la primera causa el cáncer de estómago. Es además, la tercera causa de
muerte general tanto en Chile como en el mundo.
Según el Dr. Felipe Beasain, actualmente el cáncer es un problema de preocupación nacional. Ésta
enfermedad ha adquirido gran relevancia debido al aumento de incidencia, por lo que es
sumamente necesario estar atentos a los factores de riesgos que la padecen para poder realizar un
tratamiento oportuno. Especial cuidado deben tener hombres de 40 años en adelante, edad en la
que ya debiesen estar próximos a realizar su primer control preventivo, teniendo en cuenta que
este mal se diagnostica principalmente en individuos de 50 años de edad.
Problemas relacionados con dolores en la parte baja, dificultad para orinar, goteo al final de la
micción u orina con sangre, son síntomas que deben alertar a la persona ya que evidencian que el
organismo no está funcionando correctamente y que, por lo tanto, es necesario solicitar la opinión
de un urólogo para descartar la posibilidad de un cáncer de próstata.
En la misma línea, la hiperplasia prostática benigna es una de las afecciones más comunes que
afectan a los hombres al envejecer y sus síntomas suelen confundirse con los del cáncer de
próstata. Al respecto, el Dr. Beasain explica que “afortunadamente no es oncológica. Es más
propensa a afectar a hombres sobre los 40 años. Es progresiva y su principal factor de riesgo es el
envejecimiento y la historia genética familiar. Muchas veces se confunden sus síntomas con los del
cáncer por lo que es importante su correcto manejo, con un diagnóstico y tratamiento oportuno
tiene buen pronóstico”.
Factores de riesgo a considerar
Esta enfermedad puede desarrollarse en un hombre debido a diferentes variables. La edad es el
factor de riesgo más importante ―especialmente después de los 50 años― ya que
estadísticamente se informa que la mayor parte de los casos se diagnostica después de esta edad.
De igual forma hay que poner hincapié en los antecedentes familiares, la probabilidad de padecer
esta enfermedad es hasta tres veces mayor si existe algún familiar con registros de este mal.
Otros aspectos a considerar son la incontinencia urinaria, dificultades para orinar, interrupción del
chorro de la orina, dolor en la región lumbar y dificultades en las relaciones sexuales. También
puede haber pérdida de apetito y de peso e insuficiencia renal.

Prevención
Uno de los exámenes que se realizan para evaluar los niveles de proteína que produce la próstata
es el Antígeno Prostático Específico. Si esta evaluación arroja datos sospechosos es fundamental
realizar exámenes físicos (tacto renal), de imagenología y otros estudios como una biopsia
prostática.
Para el Dr. Felipe Beasain, urólogo de Clínica Ciudad del Mar, no es tarea fácil detectar y predecir
las anomalías que llevan al paciente padecer de cáncer de próstata. De modo que son importantes
las evaluaciones preventivas regulares. “Es crucial su detección precoz, antes que comiencen los
síntomas. “Este cáncer, detectado en fases tempranas, tiene un mejor pronóstico y esperanza de
vida”, señala el especialista. Además, explica que la ciencia no conoce del todo su origen, si
sabemos que aumenta su probabilidad con el envejecimiento, si hay historia familiar (hermanos o
padre) con cáncer a la próstata y también es más probable en hombres que siguen dietas con
grandes cantidades de grasa animal (carne roja).
Así, el llamado es a tomar conciencia de esta enfermedad y a no ser pesimistas. Un análisis y
posterior tratamiento harán que cada persona, acompañada de su familia, pueda dejar atrás esta
enfermedad.

Los riesgos de hacer deporte con altos índices de contaminación.

 

Alerta ambiental.

Sólo en marzo, con la llegada de los autos de vacaciones, los niveles de smog en la Región Metropolitana aumentaron un 30%. Hoy, mientras nos acercamos al invierno, ya vivimos las primeras alertas ambientales. Así, como todos los años, la contaminación atmosférica se transforma en la principal enemiga del deporte. Por ello, el broncopulmonar y coordinador médico de Help, Dr. Fernando Martínez, explica cuáles son las consecuencias para nuestro organismo de realizar actividad física con malas condiciones de ventilación.

Al correr o practicar otros deportes, ya sea al aire libre o en gimnasios, se respira entre treinta y cuarenta veces por minuto, cuadruplicando el aire que ingresa al organismo. Es por esto que, al realizar actividad física con altos índices de contaminación, aumenta la entrada de elementos nocivos al cuerpo. “Son partículas de polvo con derivados tóxicos del nitrógeno, azufre y carbono, las cuales dañan la faringe, laringe, bronquios, nariz y conjuntivas, además de disminuir las defensas pulmonares” precisa el Dr. Fernando Martínez, broncopulmonar y coordinador médico de Help.

El especialista indica que nadie debería realizar actividad física con niveles de emergencia, mientras que en preemergencias, los menores de 12 años deben abstenerse de hacer deporte. De ignorar estas indicaciones, los síntomas más comunes que generan los altos índices se smog son:

• Tos

• Sensación de ahogo

• Náuseas

• Dolores de cabeza intensos

• Irritación de los ojos, garganta y bronquios

Consecuencias mayores

La contaminación atmosférica es perjudicial para la salud porque inflama e irrita toda la vía aérea, lo que puede provocar tos, flemas y ahogo”, precisa el broncopulmonar.

Las consecuencias mayores en algunos deportistas dependerán de la condición de salud de cada persona. Un individuo con enfermedades preexistentes como asma, bronquitis crónica y cardiopatías, puede tener complicaciones graves. Además se ha encontrado en el smog sustancias capaces de alterar el material genético y otras partículas cancerígenas, por lo tanto el riesgo tiene distintos niveles.

Actividades como trotar, correr o andar en bicicleta producen una alta demanda de oxígeno para el organismo. “Durante estas actividades, se respira un mayor número de veces, el corazón trabaja más rápido y el organismo consume más oxígeno, por lo que está más expuesto a la contaminación”, asegura el Dr. Martínez.

Recomendaciones

Lugares cerrados: En caso de tener que realizar actividad física con altos niveles de contaminación, prefiera lugares cerrados como gimnasios idealmente climatizados
Horario: Escoja un horario temprano, durante la mañana en el sector oriente de Santiago y vea los reportes de contaminación para elegir la mejor hora.
Vestimenta: Utilice ropa adecuada para evitar el enfriamiento del cuerpo, como prendas de secado rápido.
Hidratación: Consumir bastante agua, la hidratación es muy importante para recuperar el agua perdida con la sudoración.