Menu

 

 

 

 

A+ A A-

El impacto de los medicamentos en la economía familiar.

 

Para poder conocer algunos de los alcances de la nueva Ley de Fármacos que actualmente se
discute en el Congreso y los beneficios que traerá a la comunidad, debemos primero estar al
tanto de ciertos conceptos generales, de cara a una de sus líneas de ejecución que es la venta
de medicamentos OTC (aquellos que no requieren receta médica para su dispensación), en
canales alternativos a las farmacias (por ejemplo, supermercados):
Medicamento innovador o de patente es aquel que resulta de un proceso de investigación,
que está protegido por una patente y es fabricado de manera exclusiva por el laboratorio
farmacéutico que lo desarrolló.
Un medicamento genérico es aquel que no se distribuye con un nombre comercial y posee la
misma concentración y dosificación que su equivalente de marca.
Los medicamentos genéricos debieran producir los mismos efectos que su contraparte
comercial, ya que poseen el mismo principio activo, sin embargo, no siempre se conseguía
igual efecto terapéutico, y esto es debido a que por la calidad y tipo de excipientes (sustancias
que ayudan a dar forma, estabilidad, sabor, etc., a los medicamentos) y otros factores
farmacológicos, pueden no alcanzar la misma biodisponibilidad que el medicamento de marca.
Por esta razón se crea el concepto de bioequivalencia, que significa que para que un
medicamento genérico asegure hará el mismo efecto que el de marca innovador, deben tener
la misma biodisponibilidad. Los estudios de bioequivalencia hacen esta comparación entre el
medicamento innovador y el “copia”, y si poseen igual biodisponibilidad serán bioequivalentes
y, por tanto, intercambiables. Esto afecta directamente el bolsillo de la población, puesto que
un medicamento bioequivalente es de menor costo que uno de marca o innovador, pero no
necesariamente de menor costo que un genérico.
En las últimas semanas se puso en la discusión país los ejes sobre los cuales el gobierno desea
enfrentar las políticas públicas en temas de medicamentos, específicamente la Ley de
Fármacos II, y dentro de este tema se encuentra la liberalización para la venta de
medicamentos de venta directa u OTC, en canales de comercialización distintos a las
farmacias.
En este punto, el gobierno manifiesta que este tipo de medidas conduciría, producto de la libre
competencia, a una disminución del precio de los medicamentos, lo que no es correcto.
Podemos preguntarnos: ¿El medicamento es un producto comercializable bajo los términos de
la libre competencia? La respuesta no demora y es tajantemente NO, puesto que por muy bajo
costo que se venda un producto para enfermedades cardiacas, no puedo ni debo comprarlo si
no padezco esa enfermedad, por tanto la promoción del consumo de medicamentos ya está
penada por ley en Chile.
Ahora bien, si es un medicamento OTC ¿Lo puedo tratar bajo este mismo concepto,
considerando que son de venta libre, como el paracetamol? La respuesta nuevamente es NO,
dado que lo que diferencia a un veneno de un medicamento es la dosis, y lo que diferencia a
una farmacia de un supermercado, es la atención personalizada de un profesional Químico
Farmacéutico y el apoyo de los Técnicos en Farmacia. Liberar de este “control” en la venta de
este tipo de medicamentos, en un país donde la automedicación supera el 20%, es sin duda
alguna, elevar la aparición de problemas relacionados con medicamentos, que es también un
tema de salud publica.

Por otro lado, los medicamentos OTC no superar el 20% de los productos que se venden en las
farmacias, y la gran mayoría son de bajo costo, por lo que si la medida busca “aliviar” el
impacto económico sobre la población, este objetivo tampoco se cumple.
La evidencia nos indica que los medicamentos que más afectan la economía familiar son los
que requieren control médico, y por tanto prescripción médica, los indicados para
enfermedades crónicas no cubiertos por AUGE-GES, y los que están asociados a enfermedades
autoinmunes, metabólicas y catastróficas en general. Ninguna de estas enfermedades se trata
con medicamentos OTC, por lo que sacarlos de las farmacias no disminuirá costos en salud,
como el Gobierno plantea.
La educación de la población en temas de automedicación, uso de antibióticos, AINEs,
antidepresivos entre otros muchos casos, es la senda por la que debiéramos caminar, para
disminuir costos innecesarios en atención de salud por interacciones medicamentosas, y en
fortalecer la prevención de enfermedades, lo que sin duda aliviará de mejor manera la
economía familiar.
Medidas como la planteada por el gobierno de forma aislada, sin abordar los temas de fondo,
como lo es el acceso oportuno en salud para toda la población, otorgar medicamentos de
calidad, seguridad y eficacia para todos, entre otros, están destinadas al fracaso y a retroceder
en programas orientados a la salud pública, como lo hemos visto ya en países vecinos como
Argentina. Una medida de este tipo más bien parece simplista y contribuye a ampliar el radio
de acción de los empresarios del rubro, más que preocuparse de los riesgos asociados al uso
indiscriminado de medicamentos.
Finalmente, la discusión en torno a políticas públicas, debe girar en torno a los pacientes,
como lo dice la ley 20.584, deberes y derechos de los pacientes, y dejar de considerar
perspectivas puramente económicas sino que tratar al medicamento como un bien social y no
un producto de mercado.

M. Gabriela Sarrás S. Ignacio Pérez Aravena
Químico Farmacéutico Subdirector de Área de
Coordinadora Académica Escuela de Salud DUOC UC
Técnico en Química y Farmacia
Escuela de Salud Duoc UC

4 recomendaciones para evitar accidentes en el trabajo.

 

El desorden es una de las principales causas.

Ya sea por descuido, desconocimiento o falta de protocolos, los accidentes en el trabajo son muy comunes. Cuando los equipos y herramientas de una empresa están en mal estado, pueden causar lamentables eventos que terminan con serias consecuencias para la salud de sus empleados. De ahí la importancia de tomar medidas preventivas que fortalezcan la seguridad laboral. El coordinador médico de Help, Dr. Fernando Martínez, entrega una serie de recomendaciones para cuidar el bienestar de las personas durante la jornada.

Si bien existen protocolos laborales que promueven una buena convivencia y seguridad en los espacios de trabajo, los accidentes pueden pasar en cualquier momento lugar y desencadenar una serie de lesiones en el lugar de trabajo.

Son varios los elementos que influyen directa o indirectamente en estos accidentes, sin embargo, el desorden o el descuido son las principales causas, por ello es de suma importancia ser responsable con los materiales o utensilios que hay en el lugar de trabajo.

En este Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, el coordinador médico de Help, Dr. Fernando Martínez, explica que “también es fundamental mantener la calma y seguir las instrucciones de los encargados de seguridad de la empresa, de modo que la ayuda a los afectados sea de la mejor manera posible”.

En este sentido, el especialista entrega diversas recomendaciones para cuidar la salud laboral y tomar las precauciones necesarias.

Conocer el lugar de trabajo. Lo primero es conocer los lugares donde están los extintores, el botiquín, las rutas de salida de emergencia.

Mantener ordenado y limpio. Las salidas y lugares de tránsito no deben estar colapsadas o con utensilios innecesarios, ya que pueden llevar a caídas o golpes que pueden ocasionar fracturas, luxaciones o hematomas. Por ello, es clave dejar cada cosa en su lugar y a eliminar lo que no sirve con inmediatez.

Descansar adecuadamente. Cerca del 50% de los accidentes más frecuentes se generan por los trastornos del sueño como insomnio, apnea, ronquidos y somnolencia diurna, de ahí la importancia de descansar y dormir las horas necesarias.

Participar en los simulacros. Es clave conocer los pasos a seguir en casos de emergencia, poner atención a las instrucciones y saber toda la información posible durante los simulacros.

Come jurel, chorito y jibia… ¿para mejorar tu pelo y tu piel?.

 

Consumir, al menos dos veces a la semana entre 80 y 150 gramos de estos alimentos,
dependiendo del producto que se elija, es lo que recomienda la nutricionista Rocío
Muñoz.
No es muy habitual ver en los menús de las casas productos como el jurel, los
choritos o la jibia. Pero, para aquellas personas que les interesa tener una piel y pelo sano
y fuerte, deberían reconsiderar su menú y comenzar a integrarlos. De acuerdo con lo que
comenta Rocío Muñoz, del Colegio de Nutricionistas, el consumo de estos tres productos
permite mejorar la salud capilar y cutánea, además de retrasar el envejecimiento físico y
celular.
Estos beneficios estéticos se suman a que estos productos del mar ayudan,
además, a nuestra salud cardiovascular (dado que sus nutrientes tienen la capacidad de
colaborar con la reducción de colesterol y triglicéridos) y a prevenir enfermedades
degenerativas como Alzheimer y Parkinson.
De acuerdo con lo que comenta la nutricionista, “para lograr que exista un efecto
en este sentido se debe consumir dos veces a la semana 80 gramos de jurel, o 150 gramos
de jibia o choritos”.
Actualmente, Chile es uno de los países que registra las tasas más bajas de
consumo de productos del mar. Esta realidad ha sido advertida por el Colegio de
Nutricionistas y su presidente, Paolo Castro quien asegura que “es necesario potenciar el
consumo de pescados. Chile tiene un consumo per cápita cercano a los 13 kilos y en Japón
el consumo per cápita es de 50 kilos. Por lo tanto, teniendo casi 5 mil kilómetros de costa,
es importante no solamente ser de los diez países exportadores de pescados, sino de los
10 países consumidores de pescado”.
Entendiendo la importancia de consumir estos productos, es que la Sociedad
Nacional de Pesca (Sonapesca F.G.) junto a la Corporación para la Promoción del Consumo
de Productos del Mar (Propescado) han impulsado la campaña “Come pescado y súmate
al kilo de salud por año”, con la que busca promover productos de alto aporte nutritivo y
bajo precio, como lo es el caso del jurel, la jibia y los choritos, a través de la demostración
de recetas novedosas que incorporan estos productos.
La campaña vivirá su evento más importante del año este sábado 21 de abril, en la
Segunda Versión de la Feria del Pescado “Yo como Pesca’o”, que se realizará en el Parque
Araucano, a partir de las 11:00 horas. La entrada es liberada.
Otros aportes de estos productos del mar

La nutricionista entregó más detalles sobre estos productos, para que las personas se
familiaricen un poco más con ellos:
- El jurel tiene un alto aporte nutritivo alto en grasas insaturadas. En 100 gramos, el
producto aporta unas 125 kilocalorías y 7 gramos de lípidos, que en su mayoría son
Omega 3. Y tiene un elevado aporte de proteínas de alto valor biológico, además de
vitaminas y minerales, tales como Vitamina A, D, complejos B, hierro, magnesio y
yodo.
- El chorito, o “mejillón chileno”, es un producto marino de bajo aporte energético pero
muy nutritivo. En 100 gramos aporta 95 calorías. Tiene un alto aporte de grasas
insaturadas, al contener más de 300 miligramos de Omega 3 (EPA+DHA), contrastando
con su aporte de grasas saturadas. También es una buena fuente de vitamina B12,
fósforo, yodo, potasio y zinc.
- La jibia, en tanto, contiene casi 18 gramos de proteínas por 100 gramos de producto,
un aporte incluso mayor que el del huevo y de la carne. Este alimento, además, tiene
un elevado aporte de grasas insaturadas, tipo omega 3, por eso es tan recomendado
para su consumo en todo el ciclo vital. Es un producto rico en Vitamina A, E, y
complejo B, también en hierro, potasio, sodio, magnesio y zinc.

Hospital Fricke refuerza trabajo en pabellones para incrementar número de operaciones.

 

Durante el primer trimestre, se realizaron sobre 3 mil 500 intervenciones quirúrgicas en el establecimiento más complejo del SSVQ

Con 70 intervenciones quirúrgicas más que el año 2017, el hospital Dr. Gustavo Fricke cerró el primer trimestre del año, producto del reforzamiento del trabajo en diversas especialidades y la intensificación de la gestión de pabellón.

Así lo explicó el Subdirector Médico del establecimiento, Dr. Osvaldo Becerra, quien indicó que el establecimiento, el cual es el de mayor complejidad de la Red del SSVQ y posee 11 pabellones, ha tenido una importante actividad quirúrgica entre enero y marzo: “La actividad quirúrgica durante este primer trimestre ha sido bastante intensa, hemos aumentado la actividad quirúrgica en forma considerable, alrededor de 68 pacientes más fueron operados en el mismo período en comparación al año 2017. Esto gracias a algunas especialidades que han estado muy activas, como traumatología, urología, cirugía cardiaca y gastroenterología”.

El Director (S), del establecimiento, Juan Carlos Gac evaluó positivamente este resultado al indicar que “el primer trimestre del año en curso, comparado con el mismo trimestre del año anterior hemos realizado 3.544 intervenciones quirúrgicas, respecto de 3.467 efectuadas el año 2017. Esto va en la línea de los esfuerzos nacionales por reducir las listas de espera del Ministerio de Salud, y estamos trabajando fuertemente con la Subdirección Médica, Subdirección de Gestión del Cuidado y con todos los referentes técnicos para incrementar nuestra producción de pabellones, disminuir la lista espera quirúrgica y lograr los compromisos que está pidiendo la ciudadanía al Gobierno y a la salud”.

El Dr. Osvaldo Becerra subrayó el alto nivel de compromiso de los equipos clínicos para seguir avanzando en la realización de intervenciones quirúrgicas. “Nuestro gran desafío es disminuir en el corto plazo nuestra lista de espera, reforzando las operaciones los sábados y domingos, trabajando con centros en convenio, con la Red del SSVQ y con otros servicios. Estamos en estos momento trabajando en conjunto con el Servicio de Salud para elaborar las estrategias que permitan avanzar en este sentido.”

El médico también explicó que se está trabajando en extensión horaria hasta las 20 horas, con rotación de personal para el funcionamiento continuo de los pabellones y con el Hospital de Limache, para la realización de cirugías de baja complejidad, como cirugía infantil, de otorrino entre otras.

¿Qué es la hemofilia? Las claves para conocer esta enfermedad que afecta a pacientes desde muy temprana edad.

 

17 de abril, Día Mundial de la enfermedad.

Este trastorno hematológico provoca hemorragias severas y complica la calidad de vida de quienes la padecen. Sin embargo, los avances en su tratamiento han ayudado a prevenir complicaciones mayores.

En Chile, cerca de 1.500 personas sufren de hemofilia, una enfermedad genética que afecta a algunas de las proteínas de la sangre que controlan la coagulación. Este trastorno hematológico no tiene cura y, frecuentemente, se detecta en los primeros meses de vida.

Pese a que es una enfermedad compleja de llevar y a que tiene un alto impacto en la calidad de vida de los pacientes, la investigación y los avances científicos han permitido desarrollar nuevas soluciones para su tratamiento.

En el marco del Día Mundial de la Hemofilia, que se conmemora el 17 de abril, explicamos de qué se trata esta enfermedad, sus alcances, síntomas y opciones terapéuticas para enfrentarla.

1. ¿Qué es la hemofilia?

La hemofilia es una enfermedad, que altera la coagulación de la sangre y que provoca que quienes la padecen tengan hemorragias por un período más prolongado y a la vez hemorragias espontáneas. Esta patología es provocada por la falta o deficiencia de factores o proteínas de coagulación, los cuales participan en el proceso normal de coagulación.

Existen 13 factores de coagulación que actúan con las plaquetas a la hora de curar las lesiones de los vasos sanguíneos. Los factores ayudan a las plaquetas a adherirse unas con otras para sellar las heridas y detener el sangrado.

2. ¿Cuáles son sus síntomas y cómo se diagnostica?

Este trastorno generalmente se diagnostica en los primeros meses de vida y sus síntomas son hematomas extensos, sangrado dentro de los músculos y/o articulaciones, además de hemorragias espontáneas y prolongadas. Los sangrados pueden ser externos o internos, particularmente en rodillas, codos, tobillos y músculos del brazo, del muslo y de la pantorrilla.

La hemofilia se diagnostica a través de una muestra de sangre, la cual mide el grado de actividad del factor de coagulación. Al ser una enfermedad hereditaria, la madre que es portadora puede realizarse un diagnóstico prenatal.

3. ¿Quiénes padecen la enfermedad?

La hemofilia se hereda en el 60% de los casos y no es contagioso. Sin embargo, debido a mutaciones genéticas de la madre o del niño, puede manifestarse en personas en que no había antecedentes familiares.

Se dice que una mujer es portadora y el hombre es quien manifiesta la enfermedad. Esto se debe a que el gen que codifica los factores VIII y IX se encuentran en el cromosoma X. La mujer, al presentar dos cromosomas X, puede complementar la deficiencia del gen en uno de ellos. Por otro lado, si el hombre hereda el gen, el cromosoma Y no es capaz de complementar esta deficiencia.

4. Tipos de hemofilia

Existen tres tipos de hemofilia: la A, la B y la C. Estas se diferencian en el factor de coagulación deficiente, lo que finalmente va a direccionar el tratamiento a seguir.

La hemofilia A es la más común. Según las estadísticas, afecta a uno de cada 5.000-10.000 varones y representa el 85% de los casos. Este tipo de hemofilia es provocada por una deficiencia o ausencia del factor VIII de coagulación.

Por su parte, la hemofilia B implica la deficiencia o falta del factor IX de coagulación. Este tipo es menos común y representa el 15% de los casos. Por último, la hemofilia C se presenta por deficiencia o ausencia del factor XI y representa el 1% de los casos.

5. ¿Cómo se trata la hemofilia?

Este trastorno hematológico no tiene cura, pero existen tratamientos que mejoran la calidad de vida de los pacientes. El tratamiento se basa en el reemplazo del factor deficiente, y tradicionalmente se han utilizado terapias que consisten en administrar productos concentrados del factor de coagulación requerido, ya sea de origen plasmático o recombinante.

Sin embargo, en algunos casos se generan complicaciones debido a que los pacientes crean anticuerpos (inhibidores) que impiden la acción del tratamiento administrado, produciendo resistencia a estas terapias, lo cual las complica y encarece, con alto impacto en la calidad de vida.

Por eso, la investigación y los avances científicos han permitido desarrollar nuevas soluciones para su tratamiento. Este es el caso de Emicizumab, un anticuerpo monoclonal biespecífico indicado para el tratamiento de pacientes con hemofilia tipo A.

Según los últimos estudios, este medicamento demostró reducir los episodios de sangrado en el 87% de los casos, en relación con quienes no lo recibieron, mientras que el 63% de los pacientes tratados no presentó eventos hemorrágicos en un año, algo inédito en el tratamiento de esta enfermedad. Además, se observó un impacto significativo en indicadores de calidad de vida.