Menu

 

 

 

 

A+ A A-

Las principales recomendaciones para evitar el contagio de la influenza.

 

Junio y Julio se caracterizan por ser meses bastante fríos, y este año no ha sido la
excepción. Las bajas temperaturas hacen propicio el aumento de virus, siendo la
influenza una de las principales enfermedades en esta helada época.
Para poder conocer bien de qué se trata esta patología y cómo la podemos
afrontar de mejor forma, la Dra. Karina Michea, Médico Coordinadora de la Unidad
de Pediatría y UCI Pediátrica de Clínica Ciudad del Mar, ahonda en esta
enfermedad y entrega recomendaciones.
A diario, las personas se encuentran expuestas a virus y bacterias, pero durante el
periodo otoño-invierno, estos agentes se multiplican, aumentando su circulación,
por lo que se está más propenso a contraer alguno de ellos. Así es como surgen
las diferentes enfermedades respiratorias, la influenza entre ellas.
Hay cuatro tipos de virus de la influenza: A, B, C y D. Los virus A y B son los que
causan en humanos, epidemias estacionales de la enfermedad casi todos los
inviernos. La influenza tipo C, causa generalmente una enfermedad respiratoria
leve y no se cree que puedan desencadenar epidemias. Los virus de influenza D
afectan principalmente al ganado y no se cree que puedan causar infecciones o
enfermedades en los seres humanos.
Este virus se transmite desde una persona enferma mediante gotitas, al toser o
estornudar. Además, puede adquirirse luego de tocar objetos que hayan sido
manipulados por personas infectadas.
Esta infección viral tiene síntomas invalidantes, como fiebre mayor a 38,5 °C, tos,
dolores musculares, de garganta y de cabeza, y que pueden variar de intensidad,
llevando a padecer un cuadro más o menos grave.
“La influenza puede causar formas leves que requerirán manejo general de los
síntomas; o un cuadro grave que en ocasiones puede incluso llevar a la muerte.
Algunas personas, ya sea en edades extremas de la vida o quienes padezcan
ciertas afecciones crónicas, tienen mayor riesgo de sufrir complicaciones graves”,
señala la pediatra de Clínica Ciudad del Mar, Dra. Karina Michea.

Manifestación y tratamiento
El periodo de incubación de esta patología puede variar entre uno a cuatro días
desde el contagio y puede extenderse hasta por 14 días con fuertes síntomas. Si

bien éstos son inespecíficos y comunes a otras enfermedades respiratorias, los
que más destacan son la fiebre ―con un peack a las 24 horas y que puede durar
entre uno a cinco días en la mayoría de los casos―, cefaleas y dolores
musculares (mialgias).
En cuanto al manejo de la influenza, el tratamiento se basa en el control de los
síntomas con una buena hidratación, uso de antipiréticos y analgésicos, y una
alimentación adecuada. Asimismo, en algunos casos, están indicados los
antivirales.
Si bien no es parte del tratamiento, es sustancial señalar la importancia de la
vacunación, sobre todo en los grupos de mayor riesgo, como los son las
embarazadas (sobre la décimo tercera semana de gestación), niños entre los seis
meses y los cinco años, adultos mayores de 65 años, trabajadores de avícolas y
criaderos de cerdos, personal de salud y personas con enfermedades crónicas,
como diabetes, cardiopatías, enfermedades pulmonares, autoinmunes e
inmunodeficiencias, entre otras. Esto con el fin de prevenir la morbilidad y
mortalidad producto de esta infección.
Según datos del Ministerio de Salud, la influenza es una de las enfermedades
respiratorias más frecuentes en nuestro país, por lo que se le pone especial
énfasis en su prevención. Esta patología afecta desde la nariz hasta los pulmones,
de manera corta pero intensa o prolongada con una evolución errática. Para
controlarla, es esencial la vacunación.
Recomendaciones
La doctora Karina Michea, entrega una serie de útiles consejos para evitar el
contagio de la influenza. Entre ellos destacan:
 Proteger las vías respiratorias, además de los oídos y garganta.
 Dentro de lo posible, evitar el contacto con personas que tengan el virus. Si
se las visita, usar mascarillas.
 Mantener constante higiene de manos. La recomendación es lavarlas con
agua y jabón, y en caso de no tener acceso directo a ellos, usar soluciones
antisépticas con alcohol.
 Evitar contaminantes ambientales, como el humo del cigarro y calefacción
con carbón, leña o parafina.
 Cubrir con pañuelos desechables boca y nariz al toser o estornudar, o como
alternativa cubrir boca y nariz con antebrazo.
 Evitar, mientras se pueda, las aglomeraciones de gente, sobre todo en
espacios cerrados.

La mayoría de las personas que contraen la influenza se recuperan en un periodo
de tiempo que va desde un par de días, hasta menos de dos semanas. Sin
embargo, hay quienes pueden presentar mayores complicaciones. En tales casos,
señala la pediatra de Clínica Ciudad del Mar, es importante volver a acudir a un
especialista para tratar la enfermedad.

Hospitalización Domiciliaria de Quilpué inició atención de pacientes de Hospital de Peñablanca.

 

Estrategia permitirá abarcar a más pacientes de la Red Asistencial y generar
mayor disponibilidad de camas hospitalarias
Una importante estrategia que tiene como base el trabajo en Red al interior
de la Provincia de Marga Marga y que busca generar mayor disponibilidad
de camas hospitalarias, están generando los hospitales de Quilpué y
Peñablanca, al abrir la Unidad de Hospitalización Domiciliaria (UHD) del
hospital quilpueíno a pacientes del recinto hospitalario de Villa Alemana.
Uno de los dispositivos más exitosos del Hospital de Quilpué, desde su
creación en diciembre del 2013, ha sido la Unidad de Hospitalización
Domiciliaria. A través de un modelo de atención que permite el tratamiento
y recuperación de enfermedades agudas en el propio domicilio, la Unidad
favorece la recuperación más rápida del paciente, la disminución de la
estadía hospitalaria innecesaria -evitando complicaciones inherentes a
hospitalizaciones prolongadas- y una mayor disponibilidad de camas al
interior del recinto de salud.
Según explicó la Supervisora de la Unidad de Gestión y Movilización del
paciente del Hospital de Quilpué, enfermera María Angélica Gutiérrez, la
finalidad de esta propuesta “radica principalmente en la escasez del recurso
cama que nosotros, sobre todo en el período de invierno, tenemos. Y dado a
que el Hospital de Peñablanca es un hospital de baja complejidad, tiene
muchos pacientes que podrían cumplir las condiciones para seguir el
tratamiento en domicilio y brindar de esta manera la continuidad de
atención. Eso nos repercutiría a nosotros porque tendríamos más
posibilidades de poder derivar a nuestros pacientes hacia ese
establecimiento”, explicó.
Atención integral del paciente
La Jefa de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria, Dra. Pamela Mardones
comentó que “con la finalidad de otorgar una atención segura y de calidad
del paciente hospitalizado en sus domicilios, dando continuidad al
tratamiento y/o requerimientos de salud indicados durante su
hospitalización, es que se está estableciendo una alianza con el Hospital de
Peñablanca, con el fin de recibir pacientes hospitalizados en ese recinto que
cumplan con los criterios de ingreso a nuestra unidad; cabe destacar que ya
se está otorgando este beneficio a pacientes de Villa Alemana que son
dados de alta en el hospital de Quilpué” explicó.
Con esto “se da cumplimiento al trabajo en red, porque se otorga al
paciente las atenciones de salud, de acuerdo al nivel de complejidad de los
cuidados que requiere y no al hospital de procedencia. El objetivo es brindar
las mismas oportunidades de atención a todo paciente de la provincia de
Marga Marga que cumpla con los requisitos de ingreso, beneficiándose por
un lado de la atención en domicilio y por otro lado, de la liberación de
camas para quienes las requieran”, complementó.

Hospital de Peñablanca
Por su parte, la Dra. Danae Quiñones, Subdirectora Médica del Hospital de
Peñablanca, destacó la coordinación entre ambos establecimientos con la
idea de mejorar la gestión de camas desde el Hospital de Quilpué hacia
Peñablanca.
Sobre el modelo de Hospitalización Domiciliaria la subdirectora médica dijo
que “en la medida que los cuidados sean óptimos y que la calidad de la
atención sea tan buena como es dentro de un servicio de hospitalizados,
hay mucha gente que lo preferiría. Porque el traslado muchas veces de las
familias hacia los hospitales de forma diaria, o la permanencia por largas
horas de los familiares de repente se hace dificultosa y el estrés en general
del mismo paciente disminuye al estar en su casa, sobre todo cuando son
patologías que no requieren tanto manejo hospitalario”, finalizó.
“Ha sido excelente la atención”
Elena Romero Ulloa, una de las primeras pacientes del Hospital de
Peñablanca atendida bajo esta modalidad destacó la posibilidad de
concretar su proceso hospitalario en su hogar, luego de sufrir una fractura
de fémur. “Para mí ha sido maravilloso, porque me tocó esto en un
momento en que todo se me ponía negro. Estaba mi esposo por operarse,
tengo una hija con problemas y yo en el hospital, qué hacía. Entonces
cuando me dieron esta oportunidad, yo estaba feliz. Esto ha sido
maravilloso, tanto la atención domiciliaria, como la atención en el hospital
de todo el equipo de salud. Estoy muy contenta” comentó.

Pacientes de Provincia de Petorca pueden realizarse endoscopías y colonoscopías en Hospital San Agustín de La Ligua de la red SSVQ.

 

Nueva Unidad permitirá dar acceso y mayor resolutividad a los pacientes
con indicación de endoscopía o colonoscopía de la provincia de Petorca.

Un gran paso para avanzar en el diagnóstico y pesquisa del cáncer
colorrectal, un problema de salud en aumento en la población, se cumplió en el
Hospital San Agustín de la Ligua, al comenzar a funcionar la nueva Unidad de
Endoscopía, orientada a atender a todos los pacientes de la Provincia de
Petorca. Esta nueva unidad ha permitido realizar a la fecha, desde mayo recién
pasado, cerca de 50 procedimientos de endoscopía y colonoscopías, con una
inversión que alcanza los 100 millones de pesos entre infraestructura y
equipamiento.
Así lo destaca el Director (S) del Servicio de salud Viña del Mar Quillota, Dr.
Leonardo Reyes, “Lo que queremos es acercar las prestaciones de salud a las
personas, y también la complejidad. Para estos procedimientos, hasta ahora,
había que ir a Quillota, desde Petorca, Cabildo. Son varias horas de viaje y
además se requiere acompañante para este tipo de exámenes, por lo tanto, el
acercarnos a la comunidad para disminuir sus tiempos de viaje, sus costos, nos
genera mucha satisfacción en el sentido que estamos generando equidad en
cómo entregamos salud en la región y en nuestro Servicio de Salud.”
Mayor equidad en salud.
Los esfuerzos por resolver los problemas de salud en el territorio también son
destacados por el Dr. Leonardo Reyes: “Vamos a seguir haciendo esfuerzos
para acercar las prestaciones a las personas y que no sean ellas las que tengan
que desplazarse a los centros de mayor complejidad de la red. También
estamos trabajando en Telemedicina, es decir un especialista que puede estar
en el Hospital Gustavo Fricke, se puede acercar al paciente a través de medios
electrónicos en que tenemos imágenes, para poder conversar con nuestros
médicos EDF ( En Destinación y Formación) que están en nuestros Hospitales
de menor complejidad, para poder resolver los temas de salud de la población,

sin que la persona tenga que desplazarse a estos grandes centros
hospitalarios”.

Resolutividad local.
El Director del Hospital San Agustín de La Ligua, Dr. José Luis Parraguez,
destaca: “la comodidad que va a tener la gente de la Provincia, porque se va a
poder atender acá, no va a tener que viajar, va a tener resolutividad local, en
las cinco comunas que conforman la provincia. También vamos a poder ayudar
a la red para solucionar las garantías GES. Con este proyecto queremos partir,
que ésta sea la piedra angular para mostrar la visión del Hospital de aquí en
adelante, e ir proyectando cada cambio para ser Hospital base de mediana
complejidad, que los cambios sean resolutivos para toda la Provincia, en este
caso dar solución a la lista de espera de endoscopía y colonoscopía de la
Provincia de Petorca. “
Así también Haydée Bustamante, Presidenta del Consejo Consultivo del
Hospital San Agustín manifiesta: “es un logro muy importante para toda la
comunidad, porque teníamos varios problemas, por la misma conectividad para
llegar, era casi imposible hacerse el examen, es un examen difícil de realizar y
tiene que llegar con compañía. Si la persona no tenía para pagarle al
acompañante, simplemente, perdía la hora”.
Inauguran nueva sala DAN y Central de Alimentación.
Así también en esta oportunidad, el Hospital inauguró dos dependencias de
gran importancia para el funcionamiento del recinto: la sala DAN o de
Desinfección de Alto Nivel y la Central de Alimentación.
El principal objetivo de la Sala de Desinfección de Alto Nivel es asegurar que el
procedimiento de desinfección cumpla con todos los requerimientos necesarios
para prevenir infecciones asociadas a la atención en salud (IAAS) relacionadas
al uso de equipos endoscópicos.

En tanto, la nueva Central de Producción de Alimentación del Hospital San
Agustín de la Ligua, elabora y distribuye la alimentación planificada de acuerdo
a las normas técnicas, criterios y estándares internacionales, con el propósito
de cubrir los requerimientos nutricionales individuales y colectivos de los
pacientes hospitalizados, Jardín Infantil y personal.

Fimosis en niños: ¿cuándo es necesario operar?.

 

La estrechez prepucial o también conocida como fimosis, es un fenómeno fisiológico que
se da durante la etapa de incontinencia fecal y urinaria hasta alrededor de los 18 meses de
vida. El Dr. Sergio Acevedo, cirujano infantil de Clínica Ciudad del Mar, nos explica cuándo
se debe aplicar tratamiento y cómo prevenirla, entre otras cosas.
En este fenómeno, el prepucio actúa como protector para evitar la progresión de lesiones
en el glande, derivadas de inflamaciones locales de la zona perineo-genital. Es por esto
que es normal encontrar a niños en sus primeros años de vida con esta característica.
Datos advierten que generalmente está presente en el 90% de los recién nacidos en la
población, disminuyendo al 50% en el primer año de vida y baja al 5% a los 3 años. El Dr.
Acevedo afirma que “esto es algo normal o fisiológico en lactantes, pero si continúa
después de los 4 años se considera patológico”. Por lo mismo, se recomienda tratamiento
después de esa edad.
El estrechamiento persistente de la piel prepucial impide la salida del glande por la
abertura del prepucio. Esto, explica el especialista, dificulta el aseo y aumenta el riesgo de
infección, imposibilitando la actividad sexual en el futuro. Generalmente no da síntomas,
pero puede producir balonamiento o ardor al orinar y humedad o infección en la zona.
Tratamiento
La fimosis debe ser tratada si persiste en niños de 4 años o más. Dentro de las soluciones
que la medicina otorga podemos encontrar las cremas de corticoides. Estas tienen la
capacidad de acelerar la maduración del prepucio, “son efectivas en aproximadamente el
50% de los casos”, indica el cirujano infantil de Clínica Ciudad del Mar.
La circuncisión es el tratamiento definitivo y está indicada si persiste la estrechez prepucial
después de los 4 años, si hay infección de la zona (balanitis) o parafimosis. Es un
procedimiento relativamente simple que debe hacerse bajo anestesia general y que toma
entre 20 y 30 minutos.
Como forma de prevención, el Dr. Acevedo explica que la mejor forma de permitir la
normal maduración del prepucio y evitar la cirugía es “mantener un buen aseo de la zona
evitando los masajes o dilataciones, que son la principal causa de fimosis secundaria”.

¿Qué hacer si a mi hijo le cuesta respirar?.

 

¿Sabes qué debes hacer si a tu hijo le cuesta respirar? La congestión nasal, resfríos, alergias o inflamación, sumado a la mala calidad del aire, producto de la contaminación ambiental y las bajas temperaturas, generan dificultades para respirar. En algunos casos, este síntoma puede ser el resultado de una nariz obstruida que simplemente necesita aseo nasal. No obstante, cuando se trata de enfermedades como bronquitis, laringitis o neumonitis, los pulmones reciben menos aire y por consecuente, existe una falta de oxígeno que puede poner en riesgo la vida del menor. La Dra. Ana María Bravo, médico jefe de la Central de Operaciones de Help, explica cómo reaccionar ante estas situaciones y revela cuáles son los errores que no debemos cometer.

Cuando observamos que a un niño le cuesta respirar, existen diferentes grados de riesgo que debemos considerar. En primeras instancias, ante un resfrío por ejemplo, el menor puede tener la nariz congestionada, lo cual produce irritabilidad y molestias pero al abrir la boca, el aire sigue ingresando a los pulmones. “Esto se pasa con el aseo nasal frecuente y también con cambios de posiciones para evitar que la mucosidad se acumule en la parte de atrás de la nariz”, explica la pediatra y médico jefe de la Central de Operaciones de Help, Dra. Ana María Bravo.

La situación es distinta si la dificultad para respirar evita que los pulmones reciban una cantidad adecuada de oxígeno. Como explica la especialista, cuando se inflaman las cuerdas vocales o existe una bronquitis, bronquiolitis, bronconeumonía o neumonitis, en que se la mucosa respiratoria está inflamada y el árbol respiratorio está lleno de flemas, cuesta que el aire se movilice hacia y desde los pulmones.

En casos donde el principal síntoma es un ruido ronco al respirar, característico de la presencia de inflamación de la laringe, “se recomienda ponerlo en frente del freezer, o en invierno basta con abrir la ventana de la habitación y apagar calefacción, para que inhale aire frío”, aclara la doctora.

No obstante, también hay señales que alertan circunstancias más graves. “Si notas que al niño se le hunden las costillas, se le mueve la nariz al respirar o se queja para respirar, son indicios de una insuficiencia respiratoria, es decir, no está entrando oxígeno a su cuerpo y debe ser atendido de urgencia”, advierte. Esto generalmente va asociado a un paciente que no se mueve, no llora y está realmente aletargado.

Lo que no debemos hacer

Sin duda ver que a un hijo le cuesta respirar es alarmante y tiende a generar pánico entre los padres. Por ello, existen algunos errores que muchos suelen cometer tratando de aliviar los síntomas o erradicar la enfermedad:

1. Quitar la tos: A pesar de que es molesta y no deja dormir, tanto en los niños como en los adultos la tos es un mecanismo de defensa que sirve para limpiar. Además, no tratar este síntoma con jarabes para las flemas, en cambio concentrarse en la hidratación que es el mejor remedio.

2. Contaminantes intra-domiciliarios: el uso de estufas a parafina, fumar dentro de la casa o salir a fumar y luego entrar con el olor impregnado. El niño inhala estos contaminantes y aumentan los riesgos de desarrollar estas patologías.

3. Salir en horarios con temperaturas extremas: Cuando el niño tiene dificultad para respirar, no debe salir. Tanto el frío como los cambios de temperatura son dañinos para el paciente, que debe permanecer en reposo y aislamiento.

4. Agentes de contagio: Para ayudar a que el paciente se mejore, debemos evitar acciones como besar a los niños en la boca o permitir que mucha gente lo tome en brazos, ya que se transforman en ocasiones de contagio.