Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Paciente fue trasladado hasta su domicilio en la comuna de Quilpué, desde donde iniciará rehabilitación en el mismo recinto asistencial viñamarino para recuperar la movilidad de sus piernas.

Tras 16 semanas de hospitalización, el joven César Barriga, quien es el primer sobreviviente al virus de la rabia en el país, fue dado de alta desde el Hospital Dr. Gustavo Fricke de Viña del Mar.

“Yo tenía dos opciones, sobrevivir o morir y en esos momentos difíciles me aferraba a mi familia, porque para mí ellos son muy importantes, de hecho tenga la palabra familia tatuada. Estoy muy contento de volver a mi casa”, explicó el joven de 25 años, quien ingresó al establecimiento con un diagnóstico de rabia humana producto de la mordida de un perro.

Para el joven paciente fue una experiencia muy dura, “porque de un momento a otro de estar en la casa y despertar sin poder mover en el cuerpo y en un hospital sin saber lo que había pasado fue igual un poco perturbante, pero después con lo que me explicaron fue poniendo las cosas en orden y poniendo de mi parte para salir adelante”, señaló.

El diagnóstico de rabia le daba muy pocas posibilidades de sobrevida, por ello, el Subsecretario de Redes Asistenciales, Dr. Luis Castillo enfatizó el hecho de que con la recuperación de este paciente “Chile se incorpora a las ligas mayores en el tratamiento de estos casos. Este es el séptimo caso que ha sobrevivido, el primero en nuestro país, Chile sigue estando libre de rabia humana de origen canino y hemos puesto al día todos los protocolos, protocolos que han tenido una mejoría y una actualización”, explicó.

De acuerdo con la Directora del Servicio de salud Viña del Mar Quillota, Dra. Margarita Estefan la recuperación del joven demuestra la capacidad del sistema público chileno. “El paciente estuvo gravísimo desde que llegó al hospital Dr. Gustavo Fricke, y logró salir adelante gracias a todo el apoyo que tuvo de su familia, a todo el trabajo realizado por el equipo clínico del Hospital Dr. Gustavo Fricke y a toda la tremenda energía que tiene César como ser humano. Es un logro tremendamente importante para nuestro país porque es el primer paciente que se salva de una mordedura de perro que transmite el virus de la rabia”, enfatizó.

Rehabilitación

César Barriga se encuentra en buenas condiciones generales y fue trasladado hasta su domicilio en Quilpué, desde donde concurrirá a rehabilitación diaria en el mismo hospital Dr. Gustavo Fricke.

“Físicamente ya recuperé la movilidad de mis brazos, el tronco, las piernas, pero me falta recuperar la movilidad de los pies, que voy a realizar en la rehabilitación, aun no puedo caminar”, expresó.

Según el Jefe de la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital Fricke, Dr. Sergio Gálvez, las secuelas que presenta César Barriga “son básicamente motoras, como que no puede pararse, debe mejorar la sensibilidad de sus pies, todas son cosas que se van a ir rehabilitando en el camino”, informó.

“Va a poder tener una actividad física normal, será un proceso largo, entre 1 y 6 meses, en que recupere completamente sus funciones motoras. En la experiencia mundial hay pacientes que han quedado prácticamente sin secuelas, y otros han quedado con problemas de movilidad permanentemente, es decir, hasta donde va a llegar en recuperación es algo que no se puede predecir hoy día. Sin embargo, la evolución que ha tenido ha sido muy satisfactoria y la velocidad con que se ha producido se puede interpretar como que él va a volver a caminar en un plazo no muy largo”, agregó Gálvez.

Casos complejos

El Subsecretario de Redes Asistenciales, Dr. Luis Castillo manifestó que la recuperación de César demuestra “el gran equipo clínico que existe en el Gustavo Fricke, que está sacando cada vez más a pacientes más complejos adelante, como trasplantes al corazón, enfermos cardiacos muy complejos, pacientes que tienen patologías muy complejas desde el punto de vista sistémico en general, soportes de corazones artificiales. Nos tiene muy contentos la complejidad que ha adquirido el hospital y porque está contribuyendo a la resolución de casos cada vez más complejos a nivel nacional”, informó.

Y además habría jugado un rol muy importante el hecho que “además de tener un tratamiento tan intensivo de varias semanas confirma que él y su familia son una familia muy unida, que mantenían muy en alto los elementos de optimismo y fe, que le permitían llevar la gravedad de esta situación y también un muy buen hospital, un muy buen equipo médico y no médico que sin ellos no hubiese sido posible conducirlos hasta este momento que ustedes ven hoy día”, señaló.

Además, el Subsecretario se mostró “muy contento además por la familia, hemos visto su alegría al volver al domicilio, y va a continuar su rehabilitación en forma ambulatoria, hasta que se recupere bien”.