Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El recinto implementó diferentes estrategias para cumplir con el compromiso presidencial y
apoyar a la red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota.
A través de una serie de estrategias como la optimización de los pabellones quirúrgicos a
través de horarios extendidos, la utilización de programas como Hospitalización Domiciliaria, el
esfuerzo coordinado de los equipos clínicos y el accionar de diferentes unidades de apoyo, el
Hospital de Quilpué avanza en el cumplimiento de la segunda etapa del compromiso
presidencial de reducción de lista de espera quirúrgica no GES, que tiene como meta resolver
las cirugías pendientes al 31 de diciembre del 2016.
Las estrategias del Hospital de Quilpué, de la red del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota,
han apuntado a mejorar la productividad de pabellones y en definitiva, al aumento de cirugías
comprometidas en este compromiso presidencial, así como apoyar a la red del Servicio de
Salud Viña del Mar Quillota para resolver la lista de espera de intervenciones quirúrgicas.
El Director del Hospital de Quilpué, Alejandro Alarcón, explicó que las estrategias
implementadas han permitido al establecimiento de salud resolver cerca del 90 por ciento de
las cirugías comprometidas, que van en directo beneficio de pacientes que se encontraban a la
espera de la resolución de sus patologías.
“Para nosotros como Hospital es muy importante poder dar cumplimiento a este Plan
Presidencial, porque significa que estamos resolviendo los problemas de salud de nuestros
pacientes, en este caso de aquellos que aguardan un tiempo prolongado por una cirugía,
impactando así positivamente en su calidad de vida. Todo este esfuerzo desplegado por los
distintos equipos clínicos va dirigido a resolver los problemas de salud de nuestros pacientes
con sentido de urgencia y de satisfacción usuaria”, comentó el Director del Hospital.
EXTENSIÓN HORARIA Y CUPOS DE HOSPITALIZACIÓN
Según explicó el Subdirector Médico (s) del Hospital de Quilpué, Dr. Carlos Pizarro, el
establecimiento inició esta segunda etapa del Plan Presidencial de resolución de lista de espera
quirúrgica no GES con 823 pacientes que esperaban una cirugía hasta diciembre del 2016,
muchos de ellos pacientes con requerimientos de cirugías complejas, con patologías
agregadas, o que requerían exámenes complementarios, lo que dificultaba que se resolvieran
rápidamente. Al presente 8 de marzo, los pacientes que esperaban cirugía en este período se
redujeron a 89, con los que se sigue avanzando.
“Este plan se basa en la posibilidad que tienen los equipos clínicos de poder resolver a través
del funcionamiento de los pabellones en horarios extendidos. Tuvimos que empezar a
optimizar al máximo nuestros quirófanos con la participación de todo el equipo de salud, no
sólo de pabellones, sino de las unidades de apoyo, servicios clínicos y que ha permitido bajar
ostensiblemente la lista de espera”, explicó el subdirector médico.
Al mismo tiempo agregó que junto con resolver la lista de espera quirúrgica no GES de los
pacientes del Hospital de Quilpué, se trabaja como red al interior del Servicio de Salud Viña del
Mar Quillota.
Una de las principales estrategias ha sido la utilización de pabellones en horario extendido. “La
oferta de la Unidad de Pabellón se cumple con horarios institucionales normales. Es decir,

resolver esta lista de espera quirúrgica no ha significado dejar de lado nuestra actividad
habitual. Lo que hemos hecho es utilizar los pabellones en horarios extendidos precisamente
para poder cumplir ambas cosas. Están todos trabajando más, estamos operando todos los
días en extensión horaria, de lunes a lunes.” expresó el Dr. Carlos Pizarro.
Otras de las medidas adoptadas han sido implementar cupos para el período postoperatorio
de pacientes menos complejos en la Unidad de Hospitalización Domiciliaria, así como utilizar
camas de hospitales de la red como el Hospital de Peñablanca.