Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Fabricados con tecnologías de última generación abren una esperanza para aquellos que
no cuentan con los medios para tratar su enfermedad.
Con la entrada en vigencia de la ley de fármacos II se espera que este actual escenario
cambie en beneficio de todos los pacientes.
La salud ha avanzado en los últimos años en Chile de manera positiva, otorgando mayores
y mejores tratamientos para enfermedades catastróficas como es el cáncer, sin embargo,
aún está al debe en ofrecer a los pacientes otras alternativas de calidad que sean
adecuadas para cada uno de ellos. Afortunadamente, la solución podría estar en los
bioequivalentes. En la actualidad el ISP ha certificado la efectividad de más de 58 fármacos
de este tipo para tratar patologías oncológicas.
Según las cifras que maneja el Ministerio de Salud, entre 2013 y 2015, aumentó la tasa de
muerte por cáncer en Chile, de 139 casos por 100 mil habitantes llegó a 143. Se trata de
las cifras más altas registradas desde el año 2000 lo que se explica, entre otras cosas, por
un aumento del 20% de esta enfermedad entre los años 1990 y 2015.
“El cáncer es una de nuestras mayores preocupaciones por lo masiva y letal que es la
enfermedad, por eso en Synthon, Laboratorio holandés de presencia global, estamos
constantemente realizando estudios, investigaciones y pruebas científicas que nos lleven a
producir fármacos bioequivalentes de alto estándar, que permitan sobrellevar la
enfermedad con una mejor calidad de vida”, indica José Miguel Gómez, gerente de
Accesos de Laboratorio Synthon Chile.
De acuerdo con lo anterior, este año Laboratorio Synthon incorporó a su portafolio para la
línea de hematología dos nuevas moléculas, Everolimus que trata tumores
neuroendocrinos avanzados de origen gastrointestinal o pancreático y cáncer de mama
avanzado en mujeres postmenopáusicas. La segunda molécula es Lenalidomida que trata
el mieloma Múltiple, síndromes mielodisplásicos y el linfoma de células de manto.
El área de hematología de laboratorio Synthon, es una línea joven que se va a ir
renovando y creciendo con nuevas opciones terapéuticas para el mercado con el mismo
punto de equilibrio entre precio, calidad y accesibilidad.
“Cabe destacar que los medicamentos Synthon, cuentan con certificación EMA, European
Medicines Agency’s, lo que permite que los fármacos que se producen en su fábrica sean
exportados a Europa”, explica Gómez.