Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Equipo tuvo una inversión de 182 millones de pesos y permitirá reducir lista de espera
de procedimientos y mejorar la capacidad diagnóstica y terapéutica de los pacientes.
El ecocardiograma es un examen que emplea ultrasonido para crear una imagen en
movimiento del corazón. Durante este examen el ultrasonido permite observar los
detalles anatómicos del corazón, sus movimientos, los tamaños de las cavidades y las
válvulas.
Para mejorar los procedimientos diagnósticos en el área de la cardiología el Hospital de
Quilpué adquirió y puso en marcha un nuevo ecocardiógrafo con tecnología de última
generación, equipo que beneficiará a pacientes adultos con patologías
cardiovasculares, lo que permitirá reducir la lista de espera de los procedimientos
ambulatorios y un considerable avance en la realización de exámenes a pacientes
hospitalizados que requieren de esta técnica.
Así lo detalló la cardióloga del Hospital de Quilpué, Dra. Paulina Berthlelon, quien
especificó que se trata “de un equipo con tecnología de punta, que permite obtener
imágenes de tres y cuatro dimensiones. Esto es muy importante porque en cardiología
nos permite obtener mediciones más fidedignas, que con otros equipos no se pueden
lograr, por ejemplo volúmenes del ventrículo izquierdo, volúmenes del ventrículo
derecho, de cámaras auriculares, permite definir mejor la función cardiaca, permite
obtener una serie de indicadores que van aportar mucho en el diagnóstico de
enfermedades cardio vasculares en el Hospital de Quilpué”.
El funcionamiento del nuevo equipamiento, que tuvo una inversión de 182 millones de
pesos, se inició a través de una etapa de marcha blanca, permitiendo realizar
exámenes en dos y tres dimensiones a pacientes cardiológicos.
“En esta puesta en marcha, por ahora sólo el equipo de cardiología del Hospital de
Quilpué podrá solicitar el ecocardiograma en tres dimensiones, porque es un examen
mucho más específico, con la idea de que después los médicos internistas vayan
conociendo el examen y también puedan solicitarlo. En una segunda etapa, cuando las
condiciones de apoyo lo permitan, el equipo podrá realizar ecocardiogramas
transesofágicos, así como también ecocardiograma estrés dobutamina que es una
técnica para evaluar isquemia y viabilidad de ventrículo izquierdo en pacientes que
tienen cardiopatía coronaria” finalizó la especialista.