Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

“Nuestra estrategia es mejorar la pesquisa precoz, para así salvar más vidas”

· Dra. Adriana Lobos, jefe de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Dr. Gustavo Fricke de Viña del Mar, explica que la sobrevida en casos tempranamente diagnosticados alcanza el 98%

El cáncer de mamas es la causa de muerte por cáncer más común entre mujeres en Chile. Por esta razón y en el marco del mes del cáncer de mamas, la Dra. Adriana Lobos, jefa de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Dr. Gustavo Fricke del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota, explica cuáles son las principales recomendaciones para una pesquisa precoz de esta enfermedad.

Diagnosticado en etapa precoz, este tipo de cáncer “es prácticamente curable con un 98% de sobrevida a 10 años, por lo tanto la mamografía es la clave. Lo ideal es pesquisar un cáncer de mama en una etapa inicial, porque esas mujeres van a tener una mejor sobrevida y esa es nuestra estrategia, tratar de mejorar la pesquisa precoz para así salvar más vidas”, indica la especialista.

Cuando no hay factores de riesgo hereditarios importante, “la recomendación es hacer la primera mamografía idealmente a los 40 años y luego entre los 40 y los 50 puede hacerse en forma bianual, pero a partir de los 50 años lo ideal es hacerla en forma anual”, explica la Dra. Lobos, quien además indica que “el autoexamen es muy importante, porque genera en primer lugar la actitud consiente de las mujeres a decir tengo algo raro, voy a consultar y eso es bueno. Segundo, quien practica el autoexamen de forma periódica, va a detectar el tumor mamario de forma más pequeña. Si yo me examino cada mes y no tengo nada, y al mes siguiente encuentro algo, voy a consultar, si yo no lo hago nunca y espero a que ese tumor sea visible, voy a llegar en una etapa tardía claramente”.

Atención y tratamiento

Las pacientes con sospecha de cáncer de mama, llegan derivadas desde la atención primaria de salud al hospital, donde no pueden tener una espera mayor a dos semanas para acceder a su primera atención.

Luego del examen de biopsia necesario para confirmar o descartar la patología, “la paciente es evaluada por un comité multidisciplinario y se planifica su tratamiento que la mayoría de las veces es de tipo quirúrgico. La paciente ingresa, se opera y se va de alta ese mismo día en la tarde, en general es una cirugía de muy corta estadía”, puntualiza.

En general el 80% de las pacientes conservan su mama después de la cirugía, “después vienen los otros tratamientos complementarios de un cáncer de mama, como radioterapia, quimioterapia y con hormonoterapia, esos tratamientos, tanto la radioterapia como la quimioterapia son efectuados por la Unidad de Oncología del Hospital Carlos Van Buren, con quienes tenemos buena coordinación y a través de videoconferencias analizamos los casos clínicos. Estas mujeres tienen seguimiento una vez al año, durante toda la vida, por lo tanto es una paciente que nosotros recibimos y acogemos y la cuidamos hasta el final”, agrega la especialista.

Así lo ratifica Grace Baster Ortíz, paciente de 79 años, quien vive en Viña del Mar y viene a controles periódicos al hospital Dr. Gustavo Fricke. “Hace más de tres años me detectaron cáncer a la mama, yo sentí algo raro, unas clavadas raras. Yo le recomiendo a las mujeres que vayan al médico, se autoexamine o ante un síntoma raro que sientan, que se hagan ver”.

Mes del Cáncer de Mama

El Hospital Dr. Gustavo Fricke, se sumó a las actividades de clausura del #MesDelCáncerDeMama a través de una actividad donde pacientes, usuarios, trabajadores y voluntarios del recinto participaron de la "zumbatón por la prevención", puesto que la actividad física es uno de los hábitos que reduce el riesgo de desarrollo de cáncer de mama y otras patologías.