Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de un millón de chilenos sufre
ansiedad y 850 mil tienen depresión.
Ante todo, lo primero será comprender qué es la ansiedad, por qué se produce y a quiénes
afecta fundamentalmente. Según los expertos, se trata de una emoción normal que se
experimenta frente a la percepción de una amenaza y puede afectar a cualquier ser humano. Su
presencia tiene una connotación positiva puesto que nos obliga a reaccionar y tener una
conducta adaptativa rápida.
Normalmente la ansiedad desaparece tan pronto se resuelve la situación que la gatilla. Sin
embargo, hay veces en los que la ansiedad permanece y es lo que en Psiquiatría llaman
“ansiedad anormal o patológica”. En este caso se experimenta como un síntoma psíquico
perturbador y carente de toda legitimidad.
Según explica el Médico Psiquiatra, Dr. Roberto Amon, en el encuentro de Expertos de Ansiedad
Organizado por Synthon y Psiquiatria.cl, “los cuadros de ansiedad que permanecen en el tiempo
son los que afectan el diario vivir de las personas y son los que debemos tratar con el fin de
devolver el equilibro a la vida de los pacientes. En nuestro país más de un millón de chilenos
sufren este tipo de patología. Afortunadamente, hay tratamientos eficaces con antidepresivos
con propiedades antiansiosas y ansiolíticas”.
Hay distintos trastornos de ansiedad: de pánico, de ansiedad generalizada, de ansiedad social y
fobia específica. En el caso de las crisis de pánico, estas se producen en forma espontánea y no
por una razón específica, alcanzan su máxima expresión en pocos minutos. En estos pacientes
siempre estará el temor de sufrir nuevas crisis. En el trastorno de ansiedad generalizada la
persona experimenta preocupaciones difíciles de controlar. Siempre se relacionan con temas
personales.
El trastorno de la ansiedad social, el más frecuente entre los chilenos, se produce, ante
situaciones sociales, en especial, cuando se está frente a personas desconocidas o de autoridad.
En el caso de la fobia específica, las personas experimentan un miedo extremo e irracional en
respuesta a algo puntual como volar, las alturas, las arañas, etc. Se le considera un problema
cuando impide una vida normal.
A continuación el doctor Amon nos entrega siete consejos para enfrentar la ansiedad y el estrés.
1.- Tómese entre 15 a 20 minutos para estar tranquilo, respirar profundo y pensar en una
situación placentera.
2.- Aprender a aceptar las cosas que no pueden cambiar. Focalizar la atención en los positivo.
3.- Es muy importante realizar actividad física, por lo menos, tres veces por semana.
4.- Llevar una dieta balanceada. Es vital limitar el consumo de cafeína, alcohol y tabaco porque
favorece la ansiedad y afecta la calidad del sueño.
5.- Organice adecuadamente su tiempo y horarios. Aprenda a decir que NO.
6.- Sea tolerante y flexible
7.- Sonría, una dosis regular de entusiasmo y humor es un poderoso antídoto contra el estrés.