Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

La higiene postural y la ergonomía son dos condiciones necesarias para prevenir lesiones en la
espalda al realizar actividad física; sin embargo, hoy en día muchos de los hábitos que mantienen
los niños en sus ratos de ocio son los que más perjudican su columna.
Largos periodos frente al televisor, mirar el celular, jugar video juegos y sentarse de manera
inadecuada pueden ser algunos de los causantes de alteraciones en su columna vertebral, cuya
función principal es ser el eje del cuerpo y proteger la médula espinal, por lo tanto, cualquier
alteración puede mermar la capacidad de practicar algún deporte.
Si bien es cierto las patologías asociadas a las alteraciones posturales también se relacionan al
sedentarismo y a la obesidad, quienes hacen actividad deportiva pueden sufrir la alteración del
funcionamiento normal de sus extremidades y, asimismo, generar enfermedades como la
Hipercifosis y Escoliosis.
Otro padecimiento común en los menores es la Cifosis. En estos casos la musculatura de los
pectorales se acorta, por lo que se recomienda mejorar la flexibilidad y el control motor a través
del fortalecimiento de la musculatura posterior y la elongación de la musculatura anterior de la tal
forma que se produzca un balance de éstos dos grupos musculares.
No obstante, en todos los casos lo ideal es la prevención, para lo cual es necesario ajustar la silla
frente al computador de manera adecuada, utilizar el celular a la altura de la cabeza y sentarse de
manera correcta. Pero ya si existe malestar, lo recomendable es consultar a un traumatólogo
especialista en columna que derive a un tratamiento de kinesiología tradicional o también se
puede recurrir a la Quiropraxia, a través de la cual se pueden hacer ajustes vertebrales, y corregir y
darle impulso a la columna para que el sistema nervioso central funcione de manera óptima.

 

Gustavo Belmar
Docente Escuela de Kinesiología UDLA