Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Desde 1987 la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora cada 31 de mayo el
Día Mundial sin Tabaco, con el objetivo de informar a la población sobre los riesgos de
fumar, e incentivar la disminución de su consumo. Al respecto, la Dra. Mónica Gutiérrez,
neumóloga de Clínica Ciudad del Mar, informa sobre los riesgos de fumar y los beneficios
de dejar el tabaco.

Una persona muere cada seis segundos en el mundo, -según investigaciones de la Organización
Mundial de la Salud-, a causa del consumo prolongado de tabaco y los químicos relacionados,
como el alquitrán y la nicotina, los cuales pueden aumentar el riesgo de padecer una serie de
enfermedades. Si bien el aparato respiratorio es el que se ve más afectado, los efectos nocivos son
múltiples en todo nuestro organismo.

En el ámbito cardiovascular existe un mayor riesgo de presentar un infarto, accidentes vasculares
y obstrucción de arterias. “En comparación con una persona normal, un fumador tiene 30 veces
más riesgo de padecer cáncer pulmonar y cuatro veces más riesgo de presentar un cáncer
laríngeo. También son más propensos a desarrollar cáncer en las cuerdas vocales, boca, estómago,
páncreas, riñón, vejiga, mama, útero y varios órganos más”, informa la neumóloga de Clínica
Ciudad del Mar, doctora Mónica Gutiérrez.

Además, el tabaco es uno de los principales causantes de infertilidad, tanto en hombres como en
mujeres, “está comprobado que provoca una disminución en la producción de espermios en los
hombres, mientras que en las mujeres produce una mayor predisposición al cáncer uterino y
mamario, y además, puede provocar un adelanto de la menopausia en unos tres o cuatro años.
Cuando una mujer fumadora además toma pastillas anticonceptivas, el riesgo de sufrir un
infarto aumenta 20 veces”, afirma la especialista.

Beneficios de No Fumar
Con el objetivo de conocer los múltiples beneficios que aporta a nuestra salud el no consumir
tabaco, la Dra. Gutiérrez entrega cinco motivos para dejar de fumar:

 Antes de los 50 años, disminuye a la mitad el riesgo de muerte en los próximos 15 años.
 Al año de dejar el cigarro, el riesgo de morir por enfermedad coronaria baja a la mitad.
 A los 10 años de cesación, el riesgo de cáncer pulmonar baja en un 30% a 50%.
 Reduce el riesgo de cáncer de laringe, esófago, páncreas y vejiga.
 Disminuye la posibilidad de presentar enfermedad pulmonar obstructiva crónica,
neumonía, úlcera gástrica y duodenal.
Cada año el tabaco mata a seis millones de personas, -según la OMS-, de las cuales alrededor de
cinco millones son consumidores y más de 600.000 son no fumadores que se han visto expuestos
al humo del cigarro. Es importante señalar que este humo contiene cerca de cuatro mil productos
químicos, donde al menos 250 son nocivos, y más de 50 causan cáncer.