Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

A diferencia de lo que muchas personas piensan, respecto a que el sol sería recomendable para
mejorar el acné, el dermatólogo de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Salvador Villablanca, explica que
una exposición solar excesiva produce daño cutáneo al irritar y deshidratar la piel, estimulando la
producción de sebo, lo que acrecienta el cuadro de acné.

Hasta hace un tiempo, se creía que la exposición al sol podría corregir el acné, debido a que los
granos y espinillas presentaban una leve mejoría en sus lesiones durante el verano, ya que el sol
descompone y evapora la grasa, aumenta la descamación local y tiene un efecto anti inflamatorio
y anti bacteriano, además de camuflar temporalmente las marcas. Por lo anterior es que muchos
pacientes presentan una leve sensación de mejoría de sus lesiones durante el verano, pero lo
cierto es que una exposición solar excesiva estimula la producción de sebo y esto conlleva a un
empeoramiento del acné en las semanas posteriores, generando un efecto rebote que suele
manifestarse al término del verano, asegura el especialista.

A raíz del debilitamiento de la capa de ozono, se puede evidenciar que los rayos UV producen cada
vez más daño, como cáncer cutáneo, envejecimiento prematuro de la piel y manchas solares,
riesgos a los que está expuesta toda la población, sin embargo, existen distintos tipos de piel, por
lo que algunas personas sufren consecuencias más severas que otras, por ello los expertos
recomiendan cuidar y proteger la piel a la hora de broncearse, pero las personas con piel sensible,
pieles claras y personas con acné, deben poner énfasis en un cuidado especial.

Asimismo, el Dr. Salvador Villablanca, dermatólogo de Clínica Ciudad del Mar, asegura que
“muchos de los tratamientos para el acné, ya sea en medicamentos o tópicos como cremas, gel y
jabones, adelgazan la piel, por lo que ésta queda aún más sensible al sol. Es por esto que las pieles
que antes se bronceaban fácilmente, ahora se pueden quemar con mayor rapidez”. Además,
muchas personas al ver mejoría en sus lesiones, comienzan a descuidar su tratamiento, y al
término del verano aparece el problema de nuevo, e incluso puede incrementarse, tanto por
haber interrumpido el tratamiento, como por el efecto del sol.

Recomendaciones
El especialista de Clínica Ciudad del Mar, dermatólogo Salvador Villablanca, entrega algunos
consejos y recomendaciones para que las espinillas, granos y puntos negros provocados por acné,
no aumenten tras la exposición al sol durante el verano:
 La exposición al sol debe ser moderada, para evitar quemaduras.
 Usar bloqueador solar oil-free (sin aceite).
 Aplicar filtro solar factor 30 o superior.
 Utilizar protectores en gel-crema o sólo gel (las cremas aumentan la oleosidad de la piel,
tapan los poros y pueden irritar la dermis, empeorando el acné).
 Continuar con los cuidados habituales: gel limpiador, cremas hidratantes sebo-
reguladoras, mascarillas o exfoliares.
El dermatólogo de Clínica Ciudad del Mar enfatiza que los cuidados a la piel no deben realizarse
sólo en verano, cuando las personas se exponen de manera directa a los rayos del sol, sino que “el
cuidado de la piel debe hacerse durante todo el año, especialmente cuando los pacientes están
con un tratamiento para el acné, ya que incluso el sol de otoño e invierno puede provocar
complicaciones”.