Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El Coordinador Médico de Help, Dr. Fernando Martínez, entrega recomendaciones para evitar accidentes durante estos actos masivos y explica cuáles son las precauciones que deben tomar aquellos que sufren de enfermedades crónicas.
La visita del Papa Francisco representa un encuentro histórico del cual muchos chilenos quieren participar. No obstante, entre la emoción y la expectativa, a veces nos olvidamos de algunos detalles esenciales para disfrutar de estos eventos masivos sin contratiempos. “La deshidratación y la insolación son problemas que se pueden evitar con acciones simples pero que muchos pasan por alto: ingerir agua constantemente, no sólo en las primeras horas de la mañana, y reaplicar el bloqueador cada dos horas”, explica el Coordinador Médico de Help, Dr. Fernando Martínez.

Además, es importante utilizar ropa y calzado ligero, que no se adhiera a la piel fácilmente y de colores claros o neutros. Considerando que los participantes tendrán que esperar varias horas en el exterior, el especialista agrega que “se debe contar con prendas adecuadas tanto para la noche como para el día, incluyendo anteojos de sol o sombreros para proteger los ojos de los rayos UV”.

El día antes de asistir a la misa y durante la celebración, se deben tomar en consideración las siguientes recomendaciones para evitar enfermedades estomacales e intoxicaciones que pueden arruinar la jornada:

No consumir alimentos comprados en negocios no establecidos.
Utilizar los puntos de abastecimiento para rellenar las botellas con agua potable. Se recomienda consumir al menos un litro durante la espera previa a la misa.
Lavar constantemente las manos con jabón. El gel antibacterial no actúa como reemplazante del jabón pero, si no existe otra opción, es una buena alternativa para mantener las manos limpias.
Buscar lugares para tomar asiento de vez en cuando, evitando estar de pie por tiempos prolongados.

Consulta con anticipación

Para los asistentes que sufran de patologías crónicas, como hipertensión arterial, diabetes mellitus, asma u otras, es fundamental que sólo se presenten al evento si “estas enfermedades están controladas por el especialista indicado y cuenten con todos los medicamentos que necesitarán durante la jornada”, afirma el doctor.

Al mismo tiempo, si el paciente llega a tener alguna crisis durante el evento, debe contar con el tratamiento adecuado para reaccionar y estar acompañado por alguien que lo pueda asistir correctamente. “En casos de enfermedades crónicas, la mejor forma de prevenir accidentes es visitar al médico antes de exponerse a condiciones como estas, donde el calor, la emoción y la multitud generan un agotamiento en el cuerpo que puede resultar peligroso para la persona”, advierte el especialista de Help.