Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Actualmente, es posible aprovechar la caída de estas piezas dentales de los
niños para extraer células madre mesenquimales, material biológico que, a
futuro, puede servir para tratar enfermedades relacionadas a afecciones
cardiacas, artritis, y regeneración de médula espinal, entre otras. Asimismo,
las muelas del juicio de personas adultas pueden usarse con el mismo
objetivo.
La extracción y criopreservación de células
madre, y su potencial uso para el tratamiento de enfermedades a futuro, es una
alternativa real hoy. Hasta hace poco, la única posibilidad de obtenerlas era del cordón
umbilical al momento del parto. Sin embargo, con los avances de la ciencia y la medicina
regenerativa, actualmente se pueden conseguir a través de otras fuentes, como la pulpa
dental de niños de entre 6 y 12 años. Si bien esta fuente de células madre contiene sólo
un tipo células, las llamadas mesenquimales, a diferencia del cordón umbilical que
contiene los dos tipos de células madre, es una gran oportunidad para todos aquellos que
no pudieron obtenerlo al momento del nacimiento.
“El procedimiento de obtención de las células madre parte con la indicación de
extracción dental por parte de un odontólogo. Al interior de cada pieza dental existe un
tejido mesenquimático, llamado pulpa dental, que contiene células madre. Esta pieza es
cuidadosamente extraída y se coloca de inmediato al interior de un medio especial, que
preserva el diente hasta llegar al laboratorio de criopreservación. Este será el encargado
de hacer el proceso de extracción de células madre”, explica la Dra. Constanza Uribe,
Centro Odontológico Kinder Sonrisa.
Agrega que “uno de los mayores temores de los padres es que el niño sienta
dolor durante el procedimiento. Pero gracias al sistema STA (Single Tooth Anesthesia), la
extracción es indolora, pues se realiza bajo anestesia local administrada al diente por
goteo, sin inyecciones ni agujas”.
Diversos estudios han demostrado que las células mesenquimales obtenidas
desde el diente son de utilidad sobre todo para terapias en el área de la ortodoncia, ya
que son capaces de aumentar o regenerar rápida y eficazmente de tejido óseo y la
formación de dentina (parte interna del diente). Por ello, su uso es recomendado incluso
para casos complejos donde la ausencia de hueso dificulta la colocación de implantes, en
pacientes que sufren de periimplantitis (enfermedad que provoca la pérdida del hueso)
cuando es necesario regenerar el hueso alveolar o elevar el seno maxilar.
El director médico de VidaCel -banco que almacena células madre-, Alejandro

Guiloff, indica que “hoy, las aplicaciones con células madre mesenquimales pueden curar
enfermedades que hasta hace poco no tenían tratamiento. Estas células han tenido
buenos resultados en terapias de ortopedia y traumatología, principalmente en el
tratamiento de lesiones condrales, lesiones óseas, trauma raquimedular en etapa crónica
y patologías tendíneas. Además, está en investigación clínica su uso en diversos
tratamientos en medicina regenerativa La conservación de estas puede ser en cualquier
etapa de la vida, pero mientras más joven, mejor. Por lo mismo, extraer estas células
desde la pulpa dental entre los 6 y 12 años es una excelente opción si no se pudo realizar
en el nacimiento”.

Acerca de VidaCel
VidaCel es el primer y más experto banco de células madre en Chile, con más de una década de
experiencia y más de 30.000 muestras procesadas. Es el único banco que cuenta con casos de
trasplantes exitosos, donde el tratamiento con células madre ha salvado la vida de personas con
enfermedades sin cura. Cuenta con una red de atención presente en todo Chile, con acceso a
todas las clínicas y hospitales del país.
Los procesos son los más eficaces y eficientes, siendo los mismos que se utilizan en el 99% de los
bancos de células madre del mundo, lo que permite obtener viabilidades superiores al 90%,
asegurando la calidad de las muestras. Todo esto, se ha visto respaldado en los ocho exitosos
trasplantes realizados en Chile con muestras almacenadas en VidaCel.
Además, VidaCel cuenta con un Banco Público, el que registra 1.700 muestras disponibles y
funciona gracias al financiamiento entregado por el banco familiar VidaCel, el más grande y el
primero de su tipo en el país. Es público porque entrega la posibilidad que cualquier persona tenga
acceso a conseguir una muestra compatible. Este banco realiza una verdadera acción contra
enfermedades a la sangre que no tienen cura al fomentar la opción de donar la sangre del cordón
umbilical al momento del parto.