Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Las enfermedades respiratorias son el principal problema de salud durante la temporada de otoño e invierno. Y es precisamente esa la realidad que vemos hoy: el Ministerio de Salud indicó que los contagios por virus ya superaron el peak del año pasado en un 5%. En este sentido, el Dr. Fernando Martínez, broncopulmonar y Coordinador Médico de Help, entrega una serie de recomendaciones para hacer frente a esta temporada.

El panorama actual de las enfermedades respiratorias preocupa a las autoridades y expertos, quienes llaman a tomar resguardos por la circulación simultánea de patologías como el resfrío común, virus respiratorio sincicial, influenza y adenovirus a nivel nacional.

Los cambios de temperatura y los mayores niveles de contaminación desarrollan un escenario ideal para el desarrollo de resfríos y gripe, que a simple vista puede parecer que no sea grave, pero que si no se toman las medidas correspondientes, pueden convertirse en infecciones de origen bacteriano.

“Todos estamos propensos a enfermarnos, pero quienes son pertenecen al grupo de mayor riesgo y de padecer peores episodios, son los adultos mayores y los niños asmáticos, alérgicos y los que tienen antecedentes directos de rinitis o asma en la familia”, sostiene el Dr. Fernando Martínez, broncopulmonar y Coordinador Médico de Help.

Medidas preventivas
Para evitar este tipo de cuadros, el especialista de Help enfatiza en la importancia de tomar los cuidados oportunos, entregando las siguientes recomendaciones:

· Abrigarse bien al momento de exponerse a bajas temperaturas, sobre todo en las mañanas.

· Evitar cambios de temperaturas bruscos, como entrar y salir de lugares con aire acondicionado o calefacción.

· Al toser, cubrirse con las mangas o antebrazos y nunca con las manos.

· Si se está con alguien con un cuadro viral, lavarse las manos. Además, no compartir toallas, pañuelos u otros objetos que puedan facilitar un eventual contagio.

· Ingerir abundante líquido, además de llevar una alimentación balanceada y normal.

· No automedicarse, ya que puede ser riesgoso para la salud y poco efectivo si no se ingieren los remedios correctos.

· Mantener el hogar libre de humedad y de otros factores que puedan alterar el aire.

· Consultar a un médico en casos que los síntomas sean persistentes, se registre fiebre alta constante y también si es que hay malestar general y/o dificultad para respirar.

“Desde el punto de vista médico, una de las principales formas de prevenir estas situaciones son las vacunas, ya sea obligatorias según la edad, impulsadas por campañas o recomendadas por doctores”, asegura el broncopulmonar.

Señales de alerta

El Coordinador Médico de Help, doctor Fernando Martínez, detalla algunos signos que indican cuándo se debe visitar a un médico, de modo que se eviten diferentes complicaciones de un resfrío mal cuidado:

· Si se tiene fiebre y ésta dura más de tres días.
· Cuando hay molestias de oídos o secreción purulenta por ellos.
· Tos con expectoración.
· Dificultad para respirar.
· Malestar y dolor muscular.
· Alteración del estado de conciencia.

Frente a cualquiera de estos síntomas, recuerda el doctor Martínez, se debe acudir a un centro de salud y por ningún motivo recetarse medicamentos por cuenta propia.
Cuidado con la automedicación

Uno de los errores más frecuentes en este tipo de situaciones es la automedicación, que además de representar un riesgo para la salud, puede resultar poco efectivo si no se tiene claro el diagnóstico de la enfermedad. “Sin la revisión de un médico, difícilmente habrá claridad sobre el cuadro padecido, y por tanto es posible que los remedios consumidos no sean los indicados, o la dosis sean incorrectas”, señala el Coordinador Médico de Help, quien además agrega que los medicamentos pueden tener efectos secundarios que son desconocidos por el paciente.

El doctor Fernando Martínez también hace hincapié en los riegos que puede producir la automedicación en caso de resfriados. “Al automedicarse, no hay certeza que se suministren las dosis correctas ni que los remedios sean los indicados, pues muchas veces enfermedades distintas tienen síntomas similares. Además, algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios que son desconocidos por las personas”, afirma el médico broncopulmonar de Help.

Por esa razón, y para evitar las complicaciones y lamentables consecuencias que puede acarrear un resfrío mal cuidado, la principal recomendación sigue siendo tomar todas las precauciones necesarias, de modo que se pueda terminar el invierno sin mayores contratiempos.