Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Los niños pasan en promedio al menos seis horas en el colegio, por lo que

la importancia de enviarles una colación saludable y nutritiva cobra mucha

importancia.

En época de regreso a clases, entre todas las preocupaciones que involucra, es

importante no descuidar la alimentación de los niños, es por ello que la colación

es un buen momento para que ingieran alimentos saludables que los ayuden en

su desarrollo y crecimiento.

El mercado ofrece muchas opciones, pero el Dr. Francisco Moraga, pediatra y

nutriólogo de la Sociedad Chilena de Pediatría aconseja elegir lo más simple y

saludable “Leche, fruta, yogurt, frutos secos son alimentos que nuestros niños

siempre necesitan y que le otorgan la energía que necesitan para obtener el

mejor rendimiento durante el día”.

Además, no hay que olvidar que el consumo de leche en las primeras etapas de

la vida es fundamental para lograr un adecuado crecimiento y desarrollo de la

masa ósea del niño y prevenir así patologías que se presentan en la vida adulta

como la osteoporosis y algunas enfermedades crónicas no transmisibles, por lo

que agregar una porción en la colación es ideal para aumentar su consumo.

La leche es un alimento fundamental en la dieta de los escolares. “En los niños,

un período caracterizado por crecimiento y desarrollo acelerados, las

necesidades de proteínas aumentan, por lo que se necesita una fuente de

proteína de alta calidad, esenciales para la formación de músculos, huesos y

tejidos, síntesis de hormonas y enzimas, entre otras importantes funciones. De

ahí que los lácteos fomentan un crecimiento y desarrollo adecuado de los niños y

adolescentes”, explica Moraga.

Asimismo agrega que “la leche es la fuente más importante de calcio en la dieta,

y el consumo de calcio en las cantidades recomendadas, se relaciona finalmente

con la formación de músculos y huesos sanos y fuertes”.

CONSEJOS UTILES

Para que los niños adquieran el hábito de comer de forma saludable, lo mejor es

que los padres se preocupen de supervisar el tipo de colación que consumen a

diario y para eso, lo mejor es que las preparen en conjunto, para que el niño

entienda los nutrientes y vitaminas que recibirá con sus alimentos.

Junto a esto, comer con ellos cuando están en la casa también es una buena

táctica para guiarlos en esta tarea.