Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

El verano es tiempo de un merecido descanso, entretención, crecimiento y desarrollo para niños y jóvenes. Sin embargo, es también un tiempo de alto riesgo de accidentes, que son la primera causa de enfermedad y muerte en niños chilenos de uno a 21 años. El Dr. Humberto Soriano, presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría, sostiene que tomando algunas medidas, las personas pueden ayudar a salvar vidas.

Caídas, quemaduras, atoramientos por sustancias sólidas, intoxicaciones y asfixia por inmersión, son algunos de los accidentes más frecuentes en los niños, sobre todo en la época estival, donde las personas tienden a relajarse en cuanto a las diferentes ocupaciones. Y es que cada año cerca de 100 pequeños pierden la vida jugando en el agua y muchos otros quedan con severos daños neurológicos irreparables.

Por lo mismo es que el Dr. Humberto Soriano, presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe), explica cómo enfrentarse a las diferentes lesiones que pueden afectar a los niños durante las vacaciones.

Accidentes de tránsito

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, este tipo de eventos representan la primera causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años. En el caso de Chile, el país tiene la menor tasa anual de accidentes de tránsito en Sudamérica, 12 por 100 mil habitantes, o bien, 6 personas diarias, lo que es casi la mitad que la de Brasil o Bolivia.

Sin embargo, el doctor Humberto Soriano afirma que todavía queda mucho por avanzar para llegar a cifras de países desarrollados, como Suecia o Inglaterra, donde hay cuatro veces menos muertes que en Chile. Así, las principales recomendaciones son:

· Cinturón y sillas apropiadas para todos, aunque viajen en el asiento de atrás.
· No manejar jamás si se ha bebido o ingerido sustancias
· Recordar a los jóvenes: siempre caminar alerta. ¡Peatones sin celular ni sustancias!

Cuidado con las piscinas

Menos conocido y más peligroso es la asfixia por inmersión, ya sea en piscinas o en cualquier recipiente que contenga agua, donde bastan sólo unos minutos sin poder respirar para provocar graves secuelas neurológicas e incluso la muerte.

“En caso que se haya producido el accidente y el menor está inconsciente sin respiración, es vital iniciar a la brevedad maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas mientras se solicita ayuda a un servicio de emergencia, para que el pronóstico sea mejor”, afirma el presidente de la Sochipe, quien agrega que la principal medida de seguridad es la supervisión constante, “donde mis manos te toquen y mis ojos te vean”, enfatiza Soriano.

Las sugerencias para evitar este tipo de accidentes son las siguientes:

· Las piscinas deben tener cerco de 1,2 metros en sus cuatro costados y, lo más importante, una puerta que cierre con pestillo sola.
· Evitar que los niños corran alrededor de piscinas y los clavados, sobre todo en un lugar que no conocen.
· Las chaquetas salvavidas en botes son tan importantes y obligatorias como el uso de cinturón de seguridad en los autos.
· Cuando un niño se encuentra inconsciente en el agua, aunque haya pasado un tiempo prolongado, realizar resucitación cardiopulmonar en la que todo padre debiese estar entrenado. Esto es particularmente cierto en aguas frías, en las que el reflejo de inmersión da un grado de protección.
· Un adulto siempre debe supervisar a los niños cuando están en el agua.

Accidentes traumáticos

Las caídas y contusiones constituyen más del 80% de los accidentes de consulta ambulatoria. Hay que recordar a los padres que revisen que sus hogares sean “a prueba de niños”. Esto incluye cubrir enchufes, seguros para puertas, productos de limpieza y remedios fuera del alcance de los más pequeños, cubrir bordes de veladores y muebles con cojinetes, tener las estanterías fijas a la pared, usar barreras en escaleras y ventanas, y una actitud de vigilancia constante.

Cuidado de la piel

El sol es uno de los compañeros del verano, por lo que es esencial que las personas, y particularmente los niños, se cuiden de sus rayos por los efectos que pueden provocar.

El Dr. Soriano, recuerda las indicaciones de protección solar: No es recomendable exponer al sol a niños menores de 6 meses, ya que su piel está recién formándose y la radiación pasa casi directamente. Además, hay que evitar el sol entre las 10:00 y 16:00 horas, usar sombreros de ala ancha, ropa de agua anti luz UV, y el uso de bloqueador solar.

“Las medidas de fotoprotección se deben utilizar durante todo el año. Uno de los primeros pasos es utilizar filtro solar, lo que permite protegernos de una gran cantidad de radiación UV”, manifiesta el pediatra.

Deportes al aire libre

En Chile el trekking es siempre una actividad cercana, fácil de realizar en familia y que tiene muchos beneficios. Sin embargo, también requiere de cuidados como prevenir la deshidratación y los golpes de calor. Los accidentes serios o fatales a menudo ocurren en senderos desconocidos en los que se ingresa sin guía. También, se debe calcular muy bien el tiempo de caminata para no desplazarse sin luz por senderos en cerros y montañas.

El ciclismo, skateboard, patinaje, cabalgatas y el motociclismo tienen un requisito en común, además de ser buenos ejercicios al aire libre: el uso de casco. “Este elemento de seguridad es imprescindible, ya que puede ayudar a evitar muchos accidentes fatales”, enfatiza.

Frente a cualquier emergencia los padres deben estar preparados y acudir rápidamente a un centro de emergencia. El Dr. Humberto Soriano, presidente de la Sochipe, sostiene que es de vital importancia contar con ciertos conocimientos en técnicas de reanimación básica, tener a mano los números de servicios de rescate y un botiquín de primeros auxilios.