Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

A más de un año de trabajo, sacrificios, frustraciones y alegrías, podemos decir con

propiedad que nuestra organización nacional UNTTHE (Unión Nacional de Trabajadoras y

Trabajadores a Honorarios del Estado) obtuvo su primer triunfo, hoy, 26 de enero 2016,

se promulgó la ley 20.894, que prorroga la obligatoriedad de cotizar de los

trabajadores “independientes” y adecúa la normativa previsional señalando lo siguiente:

 Prorroga la opción de los trabajadores independientes de no cotizar para el

sistema de pensiones por el 100% de su renta imponible hasta el año 2017,

inclusive, de modo que sólo a partir del 2018 comenzaría la obligatoriedad,

materializándose en la Operación Renta 2019".

 Posterga la obligatoriedad de cotizar para el Seguro Social contra Riesgo de

Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales.

 Desvincula el pago de las cotizaciones para el Sistema de Pensiones del pago de

las cotizaciones para el Sistema de Salud, tanto común como laboral.

Queremos dejar en claro que la promulgación de esta ley obedece al trabajo

mancomunado realizado por miles de trabajadoras y trabajadores A HONORARIOS DEL

ESTADO organizados y movilizados a lo largo del país, quienes cansados de ser

discriminados y vulnerados en sus derechos laborales más básicos, decidieron decir

BASTA DE ABUSOS AL ESTADO y romper con años de maltrato silencioso propiciado

por un Estado cooptado por el empresariado, fomentando la flexibilidad laboral como

forma de contratación principal al interior del servicio público.

A pesar de ser alrededor del 60% de la dotación total del personal estatal, no contamos

con derechos básicos como licencias médicas, vacaciones y seguridad social (salvo

excepciones en que sí ha sido posible contar con este beneificio producto de la propia

organización de los trabajadores), situación impresentable si hablamos de un Estado de

derecho moderno, pues contraviene las normas básicas de justicia laboral contenidas en

nuestra legislación y ratificada por Chile en diversos tratados internacionales y

organismos como la OIT.

Es así como a través de nuestros sindicatos, federaciones y coordinadoras regionales se

inició con mucha fuerza, el año 2014, un arduo camino que no estuvo exento de

sinsabores. Muchos de nuestros dirigentes y honorarios sindicalizados fueron

despedidos sin justificación de sus puestos de trabajo como medidas antisindicales

“ejemplarizadoras”, sólo por el hecho de organizarse para exigir derechos propios de

cualquier trabajador y trabajadora. Nuestra fragilidad laboral se transformó entonces, en

caldo de cultivo para este tipo de abusos durante más de 25 años, sin embargo, nos

dimos cuenta de que unidos, asumiendo los costos de lo que esto implicaba, debíamos

iniciar la senda del quehacer sindical con un principio básico como bandera de lucha “la

reivindicación de nuestros derechos laborales por sobre cualquier otro interés y

cueste lo que cueste”.

La batalla ganada por la UNTTHE al actual y nefasto sistema de pensiones (AFP) no es

menor, pues contra los intereses de los grandes empresarios del país, que a diario

perjudica a los trabajadores de Chile, nos libera de la complicidad pasiva que implica

entregar nuestro esfuerzo de años a las AFP para que éstas nos devuelvan pensiones

miserables de vejez mientras ellos se enriquecen a nuestra costa. Nunca estaremos de

acuerdo con ello, no permitiremos que esto siga ocurriendo y seguiremos luchando por un

sistema previsional justo y digno.

Nuestro triunfo es además solidario, puesto que todas y todos quienes boletan se verán

beneficiados, sabemos que en el sector privado existen miles de trabajadores en las

mismas condiciones de precariedad laboral y que el gasto infame que implica las AFP no

les permite optar a FONASA, hoy la ley 20.894 se hace cargo de ello por tres años y

desvincula el pago de las AFP de las cotizaciones de salud y seguro laboral, abriendo

las puertas de la salud pública (derecho básico por lo demás) a los y las trabajadoras

precarizadas debiendo sólo cancelar el 7% correspondiente a este ítem.

Compañeras y compañeros, luego de este gran logro sabemos que tenemos un largo

camino por recorrer, que esta es una de muchas batallas por ganar, y que debemos

estar dispuestos a continuar trabajando organizadamente para cambiar el actual sistema

público y previsional exigiendo lo justo hasta que la dignidad se haga costumbre. No

podemos darnos por satisfechos aún, pues es sólo un pequeño triunfo, en la lucha por ser

reconocidos como trabajadores.

Hacemos un llamado a todos quienes aún no se han organizado a hacerlo, UNIDOS

SOMOS MAS!

Por trabajo digno, A LUCHAR!

Hasta la contratación única en el sector público!

NO MAS AFP!!

¡Porque nunca nos han regalado nada, nuestras demandas sólo las

conquistaremos luchando y construyendo desde las bases!

UNIÓN NACIONAL DE TRABAJADORAS Y TRABAJADORES A

HONORARIOS DEL ESTADO