Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Lograr una recuperación rápida y efectiva, por medio de técnicas mínimamente agresivas, es el fin de este tipo de intervención, pues permite tratar a los pacientes de forma segura y efectiva, sin la necesidad de hospitalización. El Dr. Andrés Bottinelli, cirujano digestivo de Clínica Ciudad del Mar, da respuesta a las interrogantes sobre esta innovadora ―pero cada vez más usada― técnica y cuáles son las más frecuentes.

Cuando se piensa en una cirugía, muchas veces se asocia a una hospitalización; sin embargo, los avances en materia de salud, tecnología y nuevas técnicas, permiten que cada día más pacientes puedan acceder a la realización de procedimientos quirúrgicos en la modalidad de Cirugía Mayor Ambulatoria.

Traumatología, dermatología, cirugía plástica, oftalmología, cirugía general, proctología, urología y ginecología, son sólo algunas de las especialidades cuyos procedimientos quirúrgicos se pueden realizar con la modalidad mencionada.

“Entre las ventajas de este tipo de intervención destacan la disminución del riesgo de contraer infecciones intrahospitalarias, la comodidad del paciente al permitir la recuperación en su hogar y eventualmente la reducción del costo económico al no existir hospitalización prolongada”, sostiene el cirujano digestivo de Clínica Ciudad del Mar, Dr. Andrés Bottinelli.

Por eso, para que se pueda dar curso a esta intervención, el paciente debe ser evaluado previamente y cumplir con ciertas condiciones que le permitan acceder a una recuperación en su domicilio, sin la necesidad de hospitalización, dando cumplimiento estricto a las indicaciones médicas pre y post operatorias.
De acuerdo al doctor Andrés Bottinelli, de Clínica Ciudad del Mar, la colecistectomía laparoscópica es sin duda uno de los procedimientos que mayor demanda presenta en la actualidad en materia de cirugía general electiva. Probablemente, no se conoce este tipo de operación por su nombre médico, pero es más común de lo que se piensa.

La colecistectomía laparoscópica consiste en la extirpación de la vesícula biliar, a partir de una técnica mínimamente invasiva y con múltiples beneficios médicos y estéticos. Esta operación sólo requiere de cuatro pequeñas incisiones en la pared abdominal para entrar al abdomen, evitando la generación de grandes cicatrices y/o hernias.

“El tiempo de recuperación es mucho más rápido en comparación a una cirugía convencional, con la técnica laparoscópica, el paciente podrá volver a su hogar al día siguiente de la intervención quirúrgica o el mismo día si ésta se realiza de forma ambulatoria, a primera hora de mañana”, destaca el especialista.

Otra de las cirugías altamente demandada es la de hernia, especialmente aquella del tipo inguinal, la cual se presenta como un crecimiento progresivo en la región de la ingle, formado a partir de un orificio que permite a algunos órganos o tejidos atravesar la pared del abdomen hacia la superficie.
El tratamiento de una hernia consiste habitualmente en cirugía, al igual que el procedimiento anterior, que puede realizarse de forma ambulatoria si el paciente cumple con las características necesarias. Dicha intervención puede realizarse a partir de la técnica abierta (convencional) o laparoscópica, donde los riesgos de una operación programada serán bajos y los beneficios altamente significativos.
“En una operación laparoscópica se utilizará anestesia general. Si bien la mayoría de los pacientes puede optar a esta técnica y es recomendable por sus múltiples beneficios, aquellas personas que por prescripción médica no puedan someterse a este tipo de anestesia, podrán operarse de manera convencional, con una incisión inguinal y mediante anestesia raquídea”, puntualiza el cirujano digestivo de Clínica Ciudad del Mar.

El nuevo Centro Médico Bosques de Clínica Ciudad del Mar cuenta con una completa infraestructura, un moderno equipamiento y personal de excelencia para realizar este tipo de procedimientos, entregando confianza y seguridad a los pacientes en cada intervención.